Oriente y Occidente Frente a Frente en un comparativo de: Samurai Sentai Shinkenger vs. Power Rangers Samurai (final).

Artículo # 112 del año 2 del blog (Y sería el artículo # 478, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. ¿Cuándo comprenderá la gente que a Andres Navy no se le va a acabar el reinado si lo siguen atacando por redes? Eso, irónicamente, le conviene, que toda publicidad es buena, y lo que realmente le importa es que hablen de él, sean cosas malas o buenas. Cuando no sea ni un leve pensamiento en el cerebro de un hámster, ahí su carrera como Youtuber habrá acabado. Y cito que ése s el caso de Fred. ¿Alguien lo recuerda acaso?).

ssrw23
Dos grupos de valientes guerreros se enfrentan por su valor como serie original vs adaptación, y parece que mientras más ahondamos en el tema hay más tela que cortar.

Si la parafernalia y tecnología en Samura Sentai Shinkenger era pasmante, con Power Rangers Samurai, está en aumento, pero ya vamos allá, que hay que concluir en donde nos quedamos, los Origamis/zords.

El Ushi Origami/Zord Toro, vendría a ser el último mecha revelado en ambas versiones. Una bestia indomable que con ayuda del hijo de los guardianes anteriores lograron domar con su increíble poder, lo que volteó las cosas a favor de nuestros héroes en más de una ocasión. Como un buey que arrastra una carroza, Ushi es un arsenal pesado ambulante, capaz de disparar desde cañones desplegados en su cuerpo, y que como Ebi Origami/Zord Garra, puede transformarse en un robot humanoide, MouGyuuDaiOh/Toro Megazord, adaptando un arma que provee todavía más artillería pesada al equipo.

Como bonus, un arma con el poder del Ushi se da a los shinkenger para que puedan derrotar enemigos a distancia.

ssrw24
Éste dejaba obsoleta la katana del Samurai Gattai Shinken Oh.

Pero volviendo al esplendor de las espadas, está este mecha tan curioso, Kyoryu Origami, tiene su origen en una antigua espada que surge de un disco escondido por el primer miembro del clan Shiba, y que convierte la espada de su portador, la Shinkenmaru/Espada Giratoria, en una poderosa y flexible arma basada en un dinosaurio, la Kyoryumaru. Al ser invocada la espada dentro del Samurai Gattai Shinken Oh, aparece como un dinosaurio – supuestamente un T-Rex-, que luego se combina al mecha para darle un casco y servir de poderosa espada. Para la versión americana, se renombró a espada Tiburón, y su modo mecha a Zord Tiburón, que a Saban y Amigos debió parecerles más eso que un reptil extinto.

ssrw25
Y todo está en la aleta, que bien pueden ser formaciones espinosas en su espalda. Pero el buen observador notará que también tiene patas.

Y ya para concluir el increíble apartado de robots, la fusión máxima de todas, y la principal razón por la que cada Origami/Zord existe, conformarlo. El  Zen Samurai Gattai Samurai Ha Oh/Samurai Gigazord, un mecha tan increíble, tan masivo, tan colosal, que no necesita moverse para resolver la situación de un solo tajo, y que con el Kyoryu Origami/Zord Tiburón como espada, incrementa de manera increíble su poder. La verdad, poco puede moverse debido a que tanto mecha se ha combinado para formarlo, y parece más una figura de un adicto al coleccionismo que la tiene en un altar para rezarle, pero cuando aparece en escena, es porque la desesperación se puede sentir en el aire.

samuraihaoh
Santa madre de todos mechas del Super Sentai. Lástima sólo les faltó Daigoyou.

Ahora vamos con los modos. Resulta que como parte de sus mejoras durante la serie, los héroes tienen disposición de varios modos que van adquiriendo con el tiempo. El primero de ellos es conocido de todos al principio, el modo Shinkenger, pero a éste le siguió el Super Shinken, proporcionado por la caja Inroumaru, que combina en el usuario los poderes de los primeros siete origamis y le da un bonito chaleco largo. Esta apariencia les proporciona un poder que termina de manera fulminante al ayakashi de turno, y no sólo eso, pueden invocar y controlar al Samurai Gattai Shinken Oh/Samurai Megazord gracias a este logro tecnológico. Todos salvo Shinken Gold llegaron a este modo. La cosa cambia en PRS, que en principio cuentan con un modo para tripular y manejar el zord, el Modo Mega Power, que les da trajes más rígidos, hombreras y modifica los cascos, dándoles bocas plateadas, y les da una espada propia que uno de ellos puede replegar para convertirla en una nueva espada y acabar con el monstruo. Pero la cosa no acaba ahí para los americanos, que cuando incluyen el modo Super, éste también se traslada al modo megapower, añadiendo unos adornos blancos al modo megapower, sucediendo lo mismo cuando se hacen del modo Ataque Tiburón. Por si no fuera poco, en Estados Unidos vieron que el modo megapower les daría un montón de dinero por lo que esto significaba para la colección de figuras – más variaciones es más plata para los bolsillos de Bandai y Saban-  y añadieron uno más, el Modo Shogun, un modo robusto que también se usa dentro del Megazord en turno para hacer un ataque fulminante.

ssrw26
No creo que Toei les envidie la idea a los americanos, que los Modos Megapower a la final no sirven para nada, excepto para que los niños pidieran a sus papás variaciones del mismo personaje.

Lo que sorprende de la versión original show es que no necesita incorporar un personaje como alivio cómico, que la comedia va de parte de los protagonistas, que así se hacen más agradables con la audiencia, quien los acoge mejor al ver que son más que atletas y modelos con poderes increíbles y la envidia de todo aquel que los ve y nota, que la imperfección, como di a notar en la descripción de los personajes, es latente en cada uno. Que si Ryonuske/Shinken Blue es correcto y organizado, como característica contraria posee una obsesión por ayudar a la gente cuando se siente deprimido. Chiaki, pese a ser rebelde, esconde el hecho de que su entrenamiento para ser samurái fue más regulado por él que por su padre, su antecesor como Shinken Green, y esconde esa faceta suya con una que otra broma y riña con los personajes más serios. Incluso Takeru, quien todo el tiempo es serio y concentrado en la batalla, cuando gana confianza con sus compañeros, deja ver que en el fondo sigue siendo un joven que no deja de lado la frivolidad, tiene un miedo ridículo por las casas encantadas y se divierte con sus amigos, aceptándolos así como ellos lo aceptan a él. Con Mako queda claro que su principal motivo para reírnos con ella y no de ella es su debilidad hacia la gente con problemas, a quienes gusta ayudar, especialmente a los niños, y Kotoha, pese a ser adorable e inocente, suele decir cosas fuera de lugar y hacer planes sin sentido, razón por las que se lleva bien con Shiaki. Genta sin duda es un maestro en esto del alivio cómico, tanto por sus riñas con Daigoyou como por sus caras cuando algo le asombra, y su poca habilidad para verse adecuadamente vestido cuando la situación lo requiere.

ssrw27
Cada episodio es para morirse de la risa gracias a las aptitudes cómicas de sus protagonistas.

En el caso de Power Rangers Samurai pareciera a ratos que el humor se lo han recargado a Spike y Bulk, que la mayoría del tiempo parece un show serio, con Jayden haciendo su cara de “me quejo y mucho” y Kevin siendo insoportable como el más recto de todos. Mia puede que salve algo el ánimo del programa con su comida horrible y con el hecho de que no se dé cuenta que nadie podría comerse lo que cocina, pero parece que recae más que todo en Mike  los ratos divertidos, cuando intenta zafarse de las responsabilidades y entrenamiento en la casa Shiba. Emily incluso aporta con su lucha para que la consideren ruda y su inocencia por provenir de una zona rural, pero eso cambia hasta la aparición de Antonio, que desde su debut en la serie, ésta se salva de ser una fábrica de bostezos, convirtiendo a la adaptación americana en algo más digerible, y no precisamente porque dice “Dorado” a cada rato, sino por su actitud despreocupada y situaciones divertidas. Lástima el Zord Luz acá no dijera ni papa.

Antonio, el alma del show.

Y así como Shinkenger genera personajes que nos hacen reir con sus ocurrencias, también nos ponen de su parte con sus historias personales, que como parte de la generación 18 de samuráis, la mayoría ha tenido que dejar atrás sus sueños y vidas anteriores al ponerse al servicio del Tono de la Casa Shiba como sus vasallos, y este trasfondo es explorado en episodios individuales para cada personaje, en el que se explora su drama personal, mostrándonos que aparte de hacernos reír y luchar contra el Gedoshu son personajes complejos con una esfera personal que, aunque a simple vista no es evidente, hace parte de ellos y nos permite que nos identifiquemos todavía más con ellos, que alguna vez las circunstancias de la vida nos han impedido seguir un sueño y un proyecto, que esto es una realidad que pasa constantemente, y que realmente no deseo que le ocurra realmente a nadie porque perder un sueño es un paso más para convertirse en un cascarón vacío sin propósito En el caso de Ryunosuke y Mako es bastante latente, que para ellos dejar el kabuki y la enseñanza de los más pequeños no fue fácil, pero sabían que su responsabilidad como samuráis rebasaba sus intereses personales. Podemos saber también como Chiaki tiene en su conciencia el haber dejado que sus amigos salieran lastimados durante un ataque Gedoshu, lo que le hizo ponerse más serio con su responsabilidad, y que su rebeldía e ingenio, producto de una crianza descuidada lo hacen un samurái diferente a sus compañeros de lucha, que Kotoha sigue sintiéndose insegura al ocupar el lugar de su hermana, sintiendo que la responsabilidad le sobrepasa en ocasiones, y que para Takeru el peso de mantener el secreto de su título ilegítimo como señor de su clan lo mantiene hermético y alejado de sus amigos, que no imaginan qué les esconde. Incluso en alguien que es todo risas como Genta lo hemos podido ver decepcionarse a causa de que sus compañeros no lo aceptan a la primera por no haber tomado entrenamiento samurái al igual que ellos. Para la versión americana, el que hubiera en medio una labor de adaptación de tramas trajo una “mutilación” de estos conceptos, restándole profundidad a las tramas, lo que restó una oportunidad de identificarnos con estos samuráis “gaijin” y de verlos más allá de sus trajes y espadas.

ssrw28
Para que haya felicidad debe haber antes tristeza, que uno  y otro son yin y yang.

Sí, PRS parece una versión “Light”, que aligera el drama y la violencia en cada episodio, pero esto es porque la audiencia infantil en Estados Unidos y Occidente no está acostumbrada a la violencia que estos programas incluyen, o eso quieren pensar los censores, que Dragon Ball Z y Caballeros del Zodiaco en un principio se nos mostraba sin un solo filtro o censura – por lo menos en Latinoamérica no era así. A eso hay que sumar que hubo tramas inéditas de Shinkenger que la versión de Saban no adaptó, y muchos episodios de dos partes los comprimió en uno solo, perdiéndose buena parte de la exposición de la situación, sólo por responder al hecho de hacer un episodio formulaíco del monstruo de la semana.  Ya en situación de especiales, hay muchos que siguen inéditos de la versión Super Sentai, que Saban sólo adaptó el crossover de Shinkenger con su serie previa,  Go-Onger (RPM en Occidente) a medias, y con metraje del especial para cines,  The Fateful War, además de dejar fuera el crossover con Kamen Rider Decade y las presentaciones especiales en video. Aunque eso sí, como adaptación aportó especiales de temporada para Halloween y Navidad que eran el típico episodio de recopilación de momentos de la serie, con metraje de episodios anteriores.

sentai872
Esta reunión merecía verse en la versión americana, pero sólo hubo un Líder de RPM que no se quitó el casco, y nada de mechas.

Con todo lo anteriormente mencionado, Power Rangers Samurai da su aporte como serie y no se queda sólo en la adaptación casi al pie de la letra de Samurai Sentai Shinkenger, otra buena temporada de Super Sentai Series que consiguió que tanto en Oriente como en Occidente la acogiéramos, aún si la cultura y conceptos del país del que procede nos sean ajenos, que como suele hacer Marvel/Disney con sus producciones fílmicas, adaptaron al humor como estandarte para conquistar a la audiencia. Y con mi hermana debemos dar gracias a Saban por darnos a conocer  Shinkenger a través de Power Rangers Samurai, que tuvimos más de la serie una vez que concluimos el visionado de esta.

ssrw29
Al final cada serie es buena según su nación de origen, aunque el intentar meter lo de Samurai a occidente con calzador no sea del gusto de todos.

 

Anuncios

2 comentarios en “Oriente y Occidente Frente a Frente en un comparativo de: Samurai Sentai Shinkenger vs. Power Rangers Samurai (final).

  1. Muy bueno tu post, bien argumentado ,sin mucho en la subjetividad y sin tratar de hacer a una serie mejor que otra. Pero la verdad y desde mi punto de vista PR: Samurai y Super Samurai no es una serie, es una mutilasión, una muestra de que a saban no le importa dar una trama bien estructurada sinó vender sus muñequitos y excusandose con “es para niños”. Por mi parte yo conocí shinkenger mucho antes que samurai (fue el primer sentai que vi) así que no le debo nada a saban o a esta serie.

    Me gusta

    1. Buenas, Adolfo. Muchas gracias por pasarse y leer es “cátedra” de post que salió de analizar ambas series. Ambas tienen sus cosas buenas, y van según el contexto del país donde se realizaron. Curiosamente ambas son lo mejor que han sacado tanto Toei como Saban, o por lo menos así lo indican los indices de rating, en los últimos años. Gracias por pasarse, y en Octubre volvemos con más Tokusatsu.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s