Invasión de los Bizarros Bultos Blancos: Cencorroll

Artículo # 109 del año 2 del blog (Y sería el artículo # 475, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. Habría hecho un artículo en homenaje a John Hurt, quien acaba de fallecer, pero todo lo que puedo hacer ahora es compartir el enlace de esa vez que reseñé la etapa de Hurt en El Narrador de Cuentos.la etapa de Hurt en El Narrador de Cuentos. Duele cómo de a pocos se te muere la infancia).

44444444444444444444441
Aunque la premisa dé para que sea inspiración para “el film familiar de la temporada”, la amistad entre un niño y su alien masa blanca no va de un tono tan alegre.

 

La historia del niño que se hace amigo de un extraño ser es bastante usada ya. De hecho E.T. Flight of the Navigator y hasta Transformers (La de Michael Bay, mmm…) ya han pasado por esos lares, por mencionar algunos. Pero por más manejado que sea un concepto para una historia, todo está en la manera de desarrollarla, y eso bien lo sabía el mangaka Atsuya Uki cuando decidió elaborar un one-shot con ésa temática. La historia fue premiada, y posteriormente tomada en cuenta por la productora Aniplex para ser desarrollado un corto inspirado en el material original, el cual rotó por festivales y convenciones del mundo en 2009. Ocho años después, vengo a descubrir esta interesante historia y a recomendárselas a través del blog.

70854956
Amon Game, el One-shot que lo inició todo.

Cencoroll nos sitúa en la isla de Hokkaido, Japón, más específicamente en la ciudad de Sapporo, donde hay una inminente invasión por parte de unas criaturas blancas como bultos y de vaga forma. La presencia de estas criaturas no genera mayor alarma por parte de los habitantes de Sapporo, que dejan en manos de las autoridades el contener la amenaza, que el tener la presencia de criaturas salidas de quien sabe donde no les quita el sueño. Tetsu, un estudiante, comparte el mismo sentimiento hacia las criaturas, y no se alarma siquiera porque comparte un lazo con una de ellas, a la que llama Cenco, y la cual es capaz de tomar la forma de cualquier cosa que se haya comido con anterioridad. Y no, no hay aventuras ni nada así que sea emocionante, que Tetsu se toma esto con total normalidad, y hasta luce aburrido por tener que cargar con la responsabilidad que implica Cenco, al que intenta mantener a su amigo a escondidas, pero no hay nada oculto entre cielo y tierra.

cencoroll2
En Digimon o cualquier serie para chicos estos dos habrían ido por ahí metiéndose en problemas.

Para la mala suerte de Tetsu, una compañera de su escuela llamada Yuki descubre a la criatura, y no puede evitar congeniar con ella, aunque al principio Cenco no demuestre más que desgana, incluso a su amigo, con quien comparte un lazo psíquico enlazado por una antena de cabellos que surge cuando uno y otro se quieren comunicar entre sí. Aún a riesgo de salir lastimada, Yuki decidirá seguir a Tetsu y Cenco en una cacería, ya que la criatura se come a otras como ella para sobrevivir, y le ha echado el ojo a un congénere enorme que podría saciar su apetito, pero que en realidad hace parte de un desafío.

cencoroll
Conmovedor el afecto que se tienen estos dos.

Cencoroll  fue la prueba manifiesta de que Atsuya Uki no sólo se defiende en el manga, ya que la escritura del guión, la animación, diseño de personajes y dirección corrieron casi a cuenta suya, solo faltándole el poner sus voces a los personajes y componer la banda sonora. De esta forma, Uki pone su sello personal a la producción, alejándose de los estereotipos del género como el cabello de colores o los tropos más recurrentes del shonen para entregarnos una historia de maneras pausadas en la que un chico se hace amigo de un monstruo, que de muy poca gana acepta su compañía porque le da de comer, y que seguro dejará contento con sus 26 minutos de duración a cualquiera que se siente a verla. A ocho años de haber sido lanzado, cuenta con un DVD cargado de extras y una segunda parte que ha sido anunciada desde 2014, y que seguramente veremos pronto, ya que Aniplex ha promovido su producción el año pasado.

Lo que vendrá, y ojalá sea antes que termine el año.

Conmovedora y brillante, Cencorroll pide a gritos volverse un largometraje que profundice los interrogantes que plantea sobre los orígenes de los monstruos que invaden Sapporo y cómo surgió el lazo entre Tetsu y Cenco, que seguro harán parte de un trasfondo más amplio. Recomendado su visionado, y si pueden dar con el manga, igual se sugiere darle un vistazo, para ver qué tantas similitudes hay entre material original y adaptación sobre la Invasión de los Bizarros Bultos Blancos.

6195e926e0800dcb1b63f7417318129e1395515577_full
Japón y Monstruos, dos palabras que quiéranlo o no deben ir irremediablemente juntas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s