VROOP-VROOP, FELIZ NAVIDAD: FESTEJOS DECEMBRINOS Y DOCTOR WHO (III).

Artículo # 84 del año 2 del blog (Y sería el artículo # 450, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. El coscorrón de Vargas Lleras no hizo esperar los memes que surgieron alrededor del caso en el que el vicepresidente colombiano pela el cobre al demostrar su trato con sus escoltas. Y necesitó mucho menos que Andrés Felipe Arias para quedar fuera de las preferencias de los colombianos que pensaban elegirlo como presidente en 2018. Y vamos, que quiero ver más memes).

La TARDIS resiste altas cargas de radiación, el vacío del espacio, lava, pero se queda varada si cae sobre nieve. Vale, que no es infalible tampoco, que por eso usa el H.AD.S. para desmaterializarse cuando hay peligro.

La Era Tennant, responsable de traer al show la tradición de los especiales navideños, llegaba a su final, que tras cuatro años de temporadas – cada uno con su historia navideña- remataban con un último año de especiales, que incluía dos historias nuevas con el Doctor en solitario, Planet of the Dead y The Waters of Mars, y otros complementos como el minisodio Music of the Spheres para el Doctor Who Prom de 2008 – una serie de conciertos temáticos en el teatro Albert Hall presentados por el elenco de la serie- y la película animada Dreamland. Luego de estos episodios y presentaciones especiales, lo más parecido que se tuvo en 2009 a un especial de Navidad fue la primera de dos partes de The End of Time, una historia emitida el 25 de Diciembre de ese año que comenzaba a cerrar la etapa de David Tennant como el Doctor y que presentaba el enfrentamiento definitivo entre el Doctor y The Master, la encarnación representada por John Simm, y que claramente era la encarnación más capaz hasta el momento del villano, que pudo conquistar el mundo y mantener un control temporal de él, al menos durante la serie 3, en una estratagema que incluía escalar al poder por medios políticos. Pues ahora la cosa iría más en serio, que luego de “morir” en la última afrenta contra el Doctor, reviviría de mala manera gracias a que su ex – esposa le saboteaba la ceremonia de resurrección, convirtiéndolo en un ser incompleto y que recordaba mucho a aquella encarnación de The Deadly Assassin que parecía un cadáver masticado.

master-skeletor
A alguien en ese momento debía gustarle mucho ver a The Master con cara de calavera. Y aparte con poderes.

Si por el lado de The Master la cosa no estaba sencilla, por el del Doctor mucho menos, que luego de un año casi sin actividad, volvía para afrontar una profecía que anunciaba el regreso de su “mejor enemigo”. Para eso contaría con la compañía de Wilfred Mott, el abuelo de Donna Noble, y la cual, luego de estar a punto de morir tras originar al Doctor Metacrisis en los eventos de Journey´s End, sufre de un borrado de memoria que impide que recuerde cualquier cosa sobre sus viajes con el Doctor, ya que esto podría costarle la vida. Con Wilfred enterado de la agenda del Doctor, éste le acompañará en la aventura contra un Master caníbal y con poderes energéticos que terminará siendo capturado por un millonario que quiere reactivar un aparato médico extraterrestre, y al cual obligará a repararla, siendo ése un craso error – y sí, de todo eso va- , ya que la locura del villano, precedida por el sonido de cuatro golpes que no deja de escuchar, lo harán desarrollar un perverso plan que afectará al mundo.

p020f56x
Porque sin duda un buen compañero es quien ha estado contigo antes en tu peor momento – aunque fuera con el Doctor de Cushing en la invasión Dalek en el siglo XXII-.

Si la cosa va muy de prisa, prepárense, que a continuación, gracias a The Master, para la navidad de 2009 todo el mundo fue alterado genéticamente por el aparato modificado para ser clones del enemigo del Doctor. Y no me imagino cómo habría sido eso, con gente a la que le hacían una cirugía cambiando a la cara de John Simm para luego despertar y quejarse de dolor, o a los bebés con la cara del tipo, pero bueno, la cosa iba que ahora The Master tenía un mundo a su disposición, y únicamente el Doctor, Donna – con algo de ADN de señor del tiempo – Wilfred, y los alienígenas cara de cactus Vinvocci fueron los únicos que no se vieron afectados.

tumblr_mheiijch4p1qfkn47o1_1280
Bienvenido a ver la escena que se convertirá en tu pesadilla más recurrente.

Detrás de esto se escondían los Señores del Tiempo, encabezados por un Rassilon que se ha regenerado a Timothy Dalton,  quienes revelan que nunca murieron en la Guerra del Tiempo, pero que están atrapados en un bucle temporal en un universo de bolsillo del que querían escapar, y que The Master era la clave para ello, y eso se revelaría en la segunda parte de The End of Time, para la que los espectadores en aquel entonces debían esperar hasta el 1ro de Enero de 2010, algo sin precedentes en la serie moderna, ya que el especial navideño se extendía para Navidad y Año Nuevo.

timelords
Tras casi 5 años de quejas del Doctor porque era el último de su especie, vienen los suyos, pero cambiados.

Pues para Año Nuevo hay sorpresas, y nos muestran que no sólo los Señores del Tiempo sobrevivieron en un incidente sin precedentes pero que se explicaría hasta el especial de los 50 años, sino que también su planeta, Gallifrey, retornaba del bucle temporal gracias a las maquinaciones de los Señores del Tiempo. Aquí queda claro que The Master fue manipulado por los suyos y que el hecho de que los Señores del Tiempo vuelvan no era tan buena idea, ya que la Guerra del Tiempo los había cambiado un montón y ya no eran los eminentes diplomáticos que creían firmemente en su ley de no interferencia con otros mundos,  con lo que era necesario detenerlos a ellos, no sin antes permitir que deshicieran lo que The Master hizo a la humanidad. Aquí era el momento decisivo, que  o se detenía el ingreso de los Señores del Tiempo a nuestra dimensión, o La Tierra sufriría las consecuencias a nivel gravitacional que traería el tener cerca un planeta de masa similar como lo era Gallifrey, además de liberar a unos señores del Tiempo nada benévolos. Pues nada, un disparo a un artefacto que servía de enlace para traer al mundo del Doctor , y los Señores del Tiempo se iban por donde vinieron, junto a The Master, que se iba a desquitar de la manipulación y de los puñeteros sonidos de tambor que le introdujeron a nivel subconsciente los suyos. Y si pensaron que aquí podían respirar tranquilos tras una historia así de frenética, pues no.

ten_stricken_by_radiation
Ahí es cuando el Doctor consideró  muy tarde para seguir el dicho de: “Mejor solo…”.

Si el Doctor creía que se salvó de todo aquello de milagro – hasta realizó un salto suicida desde una nave espacial para llegar desde el techo y en medio de los villanos- vendría lo peor, el final de la profecía que dejaran los Oods para él desde el principio de la primera parte, y que venía precedido por cuatro golpes, los cuales serían responsabilidad de Wilfred, que en su afán por salvar a un científico atrapado en una cabina de aislamiento del ingenio extraterrestre del millonario, queda él atrapado y a riesgo de morir. A partir de aquí la cosa pinta como al final de The Caves of Androzani, último serial del Quinto Doctor en el que le surge el dilema de salvar a su compañera Peri con un antídoto que la salvará de morir envenenada por el Spectrox en estado puro, y el cual ha afectado al Doctor también. En ese entonces, en un acto de pleno estoicismo, prefiere dar a su compañera el antídoto y morir él, que igual a continuación se regeneraría. En The End of Time la cosa pinta de manera similar, que es Wilfred quien está en peligro, y el Doctor es quien debe decidir, pero esto le toma primero un momento de repetidas quejas, ya que al estar cerca de agotar sus regeneraciones restantes no puede decidir morirse a la ligera como antaño. Aquí pareció mezquino, y muchos de nosotros nos preguntamos si le costaba mucho dar una de sus dos regeneraciones restantes, pero las razones de esto no se revelarían, una vez más, hasta el especial de los 50 años, ya que algo que pasó en The Stolen Earth le había costado una regeneración. Pero como fuera, el Doctor se acordó que era el bueno del show que protagonizaba, así que cruzó la puerta, se “chupó” toda la radiación de la cabina, y liberó a Wilfred.

dwendoftime2-03
Y naturalmente hubo despedidas.

Con el Doctor muriéndose a pasos agigantados, decide visitar a sus compañeros de su etapa para hacerles favores  entretanto. Les salva la vida a Martha Jones y Mickey Smith, le consigue novio a Jack Harkness, se despide de Sarah Jane y salva la vida de su hijo adoptivo y se despide de Rose Tyler en una época anterior a conocerla como el Noveno Doctor. Luego de tan conmovedores momentos y de hasta de un canto gregoriano, el Doctor, como pudo, se arrastró hasta su TARDIS y se regeneró de manera explosiva, no sin antes decir que no quería irse – y cómo iba a irse, que sólo iba a cambiar de cara- , a lo que siguió una cara poco conocida en ese momento, la del joven actor Matt Smith, que vendría a llenar los zapatos de Tennant, pero que con él Doctor Who regresaba con su acostumbrada tanda de trece episodios por temporada más el especial navideño, aunque Russell T. Davies ya no acompañaría más al show y cedía la batuta a Steven Moffat, su polémico sucesor, y quien tendría la tarea primero de vender a la gente la idea de que Doctor Who existía independientemente de David Tennant, que la principal constante era el cambio, y que aunque Smith fuera el Doctor pero con otra personalidad y aspecto, seguía siendo el mismo personaje que se viera por primera vez en 1963 debutar en pantalla como un venerable señor que ocupaba un cobertizo en el que vivía con su nieta en el interior de una cabina de policía que era más grande por dentro que por fuera.

Pelirrojo no, pero nerd de hueso colorado sí.

Y naturalmente seguiría en una futura entrega con la era de especiales de Matt Smith, pero eso va para el año que viene, que las navidades del Undécimo Doctor merecen ser descritas en artículos previos a la noche de Navidad. Por ahora lo especiales de David Tennant como el Décimo Doctor concluyen, y a continuación esperen un artículo dedicado al especial de este año que se estrena este fin de semana, The Return of Doctor Mysterio, al que volveré a tocar cuando sea el turno de hablar de los especiales de Navidad del Duodécimo Doctor, interpretado por Peter Capaldi, que lo que hay es tela qué cortar con los especiales de fin de año  de Doctor Who.

doctor_who_christmas_carol
Y a Christmas Carol, uno de los especiales más navideños de las primeras cinco temporadas de la serie moderna tendrá que esperar.

 

Anuncios

2 comentarios en “VROOP-VROOP, FELIZ NAVIDAD: FESTEJOS DECEMBRINOS Y DOCTOR WHO (III).

  1. Éste especial de Navidad, fue para mi emotivo porque el Doctor se pudo despedir de Donna (aunque ella No lo supiera) De sus compañeros en general y eso me pareció interesante. Lo de la pesadilla recurrente, si quiero molestar pienso en el Gif de los n-mil másters y perturba demasiado.
    Gracias por escribir sobre estos especiales del Doctor. Esperaré los de 11 y 12.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s