Santa Flash, Para Navidad, queremos un Fantasma Gris: Justice League Unlimited # 28: Season´s Beatings Justice League!, por McAvennie, Greene y Massengill.

Artículo # 80 del año 2 del blog (Y sería el artículo # 446, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. ¿Alguien sabía que hubo un corto “Live Action” del Fantasma Gris hecho por fans y que se realizó por motivo de los 75 años de Batman hace ya un par de años? Aquí pueden verlo).

DIG014165._SX360_QL80_TTD_.jpg
Sabemos de una que la cosa ira a lo Canción de Navidad porque Phantom Stranger figura en portada. ¿Porqué más si no?

No creerán mi felicidad al dar con un segundo especial navideño de la Liga de la Justicia, que pensé que sólo se habían limitado a desarrollarlos para la serie animada, pero afortunadamente en el cómic de su secuela, Liga de la Justicia Ilimitada, hubo una historia para la temporada – aunque publicado en Febrero de 2007- donde el centro de la historia es saber porqué a cierto miembro fundador de la Liga no parece impresionarle la Navidad. Y para saber quién es – como si no supieran a quien me refiero- vamos a meternos de lleno a la historia, que aunque está dibujada y entintada en un estilo de líneas sencillas, no emula el estilo de la serie animada como sí solían hacerlo Mike Parobeck y Rick Burchet en los cómics de Las Aventuras de Batman, pero la historia es bastante entretenida por un par de detalles que revisitan los primeros años del Universo Animado de DC.

jlu-28-03
Anda Clay Face, que tus golpes son cada vez más predecibles. ¿Qué pasa con esa imaginación para nuevos golpes, por Dios?

Un 24 de Diciembre, en una misión de rutina en un centro comercial, Batman, el Hombre Elongado y Flash intentan detener a una banda de asaltantes encabezada por Papá Noel y sus duendes. Pero que no los engañen las apariencias, que quien simula ser San Nicolás no es otro que Clay Face, el clásico villano de Batman, que repite golpe al intentar robar un centro comercial de nuevo en Navidad, sólo que esta vez sus cómplices no son extensiones de sí mismo, sino matones vestidos de duendes, a los que Ralph Dibny da cuenta cuando los golpea con unos cuantos ganchos elásticos. Desesperado porque su golpe ya va muy mal, Clay Face deja atrás su disfraz decembrino y se revela como realmente es para acabar con Elongado, más Batman le hace frente y espera a que su plan de colocarle dentro a Atom cuando le lanzó un Batarang en plena pelea resulte, lo que ocasiona que Clay se congele hasta quedar como una escultura de hielo, cortesía de Ray Palmer.

jlu-28-04
Y dicen que los que se reducen de tamaño son unos debiluchos.

Y todo parecía ir bien para el equipo de casa, hasta que las viñetas enfocan a Flash, quien desde el comienzo del combate fue sacado del juego. Esto lo hace blanco de los regaños de Batman, que le cuestiona el que no se tome tan en serio su labor en el equipo ni siga órdenes. ¿Pero porqué se da esto? Pues porque Flash quería terminar temprano su turno para ir a comprar una consola  de videojuegos, que luego seguía su turno en el monitor para detectar emergencias a nivel mundial. Pero esto poco le vale a Batman, que debido a que Flash no ha cumplido con su parte del trabajo en equipo ha hecho que uno de los duendes se escape, con lo que le toca a él ir tras el criminal mientras Batman lo releva en los monitores, sin darle oportunidad de ir por su consola, lo que hace que Wally se cuestione sobre el porqué Batman parece amargado cada víspera de Navidad.

jlu-28-05
Hasta Dibny lo “bulleó”.

Lamentando más el no poder conseguir su consola que tener un duende fugado y suelto en la ciudad, Flash recibe la visita de Phantom Stranger, ése personaje místico que suele aparecer cuando surge una amenaza al mundo o a la realidad tan urgente que necesita avisarles a todos. Pero hoy no habrá nada de eso, que Stranger viene por alguien, que seguro ha oído las quejas de Flash sobre Batman, y necesita enseñarle razones para que se retracte. Así que en las siguientes páginas todo irá de un viaje al pasado, y no, no habrá modificación de la línea temporal  a lo Flashpoint esta vez.

jlu-28-07
Pues a mí se me hace que el Stranger es fan a muerte de Batman, que eso explica su repentina aparición acá.

Y así empieza el rol temporal de Phantom Stranger a lo “Fantasma de las Navidades Pasadas” cuando éste muestra a Flash una visión de cómo fue aquella vez que Batman pasó navidad con Superman y los Kent en su granja en Smallville debido a que el Caballero Oscuro perdió una apuesta con el Hombre de Acero. Todo va normal, con Clark Kent intentando ver en el interior de los paquetes con su visión de rayos X, hasta que se percata que los han envuelto con plomo para que no se pesque nada, y claro, con Batman bastante desubicado en medio de tan cálido cuadro familiar.

jlu-28-09
Como será que Flash hasta se divierte como enano en medio de todo esto.

Pero todo cambia cuando Clark le pide a Batman que le ayude a adornar el árbol. Ahí es cuando Batman se lleva la sorpresa de la noche cuando ve los adornos que su amigo pone en el árbol, que son los oficiales del Universo Animado, y entre ellos se encuentra el que sin duda es su favorito, un adorno con forma del avión del Fantasma Gris, ése héroe a lo The Shadow con seriales televisivos que tanto le gustaba de niño, y que apareciera por primera vez en Batman TAS en la historia Beware The Gray Ghost, donde Batman y el actor que interpretaba al héroe unían fuerzas para detener a alguien que aparentaba ser un villano del show.

jlu-28-10
Casi que uno lo puede ver lagrimear debajo de la máscara.

Batman sin duda está conmovido, que sólo Dios y quienes vimos el show sabemos cuánto le gusta El Fantasma Gris, la figura heroica que lo inspiró para forjar su carrera de vigilante nocturno y a quien casi de seguro que le reveló su identidad secreta al final de su aventura. Pero el regocijo de Batman termina cuando recibe una llamada donde se le avisa que hay un crimen en progreso en Ciudad Gótica, y que es de suma urgencia. Pero nada más lejos de la verdad, que como le cuenta más adelante Stranger a Flash, la llamada fue la excusa de Batman para irse de la fiesta, ya que se sentía demasiado incómodo. Y seguro Superman estaba lo bastante absorto en la cena que se servía que con su super-oído no detectó nada falso en esa llamada.

jlu-28-11
Entonces uno no es el único en inventar excusas como la de la llamada para dejar un lugar así no más.

Con esto ya aclarado, Phantom Stranger y Flash van todavía más atrás, a la infancia de Bruce Wayne, quien luego de la muerte de sus padres no volvió a sentirse contento nunca más por la Navidad. Tanto que Alfred casi tiene que rogarle que baje a abrir los regalos que le han dejado en el árbol para que él pueda abrir los suyos. Siendo así la cosa, Bruce, sin mucho entusiasmo destapa cada presente para él, para sorpresa de Wally, que queda con la boca abierta por los presentes que le han correspondido al pequeño. Pero una vez más es el Fantasma Gris quien salva la Navidad para el futuro vigilante, cuando él descubre que Alfred le ha regalado el avión con su figura del superhéroe, lo que lo pone más feliz que un asalariado colombiano con pago justo de horas extra. Wally no parece comprender cómo el juguete menos caro de todos los que le han tocado al niño es el que más le entusiasma, pero seguro es porque tampoco se ha visto el episodio de Batman TAS, que en ese caso Stranger lo pone al tanto, que la felicidad no tiene precio.

jlu-28-14
Y todo iba bien para el pequeñín deforme, hasta que volvió a la realidad.

Más el recuerdo de sus padres fallecidos  del pequeño una vez ha revelado a Flash que para Bruce Wayne no habrá jamás Feliz Navidad, sea que reciba de regalo al mismísimo Fantasma Gris en persona, con lo que comprende mejor la situación de Batman en la víspera poco antes que Phantom Stranger desaparezca una vez que ha visto cumplida su misión de hacer entrar a Wally en razón, que lo que quiso enseñarle todo este tiempo es que Batman no quiere que nadie sufra por lo mismo que él tuvo que pasar.  Al final nuestro héroe ha quedado más confundido, que Stranger se ha ido aún cuando le ha pedido que le ayude a dar con el miembro de la banda de Clay Face, pero todo se revelará a su tiempo cuando Wally dé con la única juguetería abierta en toda la ciudad, y en la cual se lleva a cabo un robo en progreso.

jlu-28-18
No en mi guardia.

Pues el cuadro es más que paradójico al interior de la juguetería, que un hombre con su mujer y su hijo son amenazados por el duende ladrón casi que en las mismas circunstancias de la noche fatal que le costó la vida a los Wayne, salvo porque los tiros que iban dirigidos al padre son desviados a tiempo por Flash, que usa un robot de juguete para que las balas no toquen al hombre, quien termina recibiendo la paliza más rápida del mundo. Con todo resuelto, Flash recibe los agradecimientos de la familia, que le hacen brotar una que otra lágrima por lo ocurrido, que ha comprendido el motivo por el  que Phantom Stranger intentó enseñarle en su viaje a los recuerdos de Batman.

jlu-28-19
¿Acaso les pedirá a cambio de su ayuda ese videojuego que tanto quiso desde el inicio de la historia?

De vuelta a la Atalaya y más consciente de sus labores y de las razones por las que Batman se mantiene tan serio en Navidad, Flash le dedica unas cuantas disculpas a su compañero de equipo poco después de ponerlo al tanto sobre la situación del delincuente fugado, además de darle un presente, que sabe que le gustará. ¿Y a que no adivinan qué es?

jlu-28-20
Parece que la popularidad del Fantasma Gris trascendió décadas desde Batman TAS, que todavía se conseguía su juguete.

Sí, un modelo del avión del Fantasma Gris con figura incluida, que toma por sorpresa al Caballero Gótico, quien se pregunta cómo es que Flash pudo saber que le gustaba el héroe de su infancia. Obviamente Wally evade su pregunta, y antes de irse le desea feliz navidad. Pero para Wally también hay recompensa por sus buenas acciones, que Batman no es de esos que se deja coger por sorpresa así no más, pues le gusta devolver el golpe. Y qué mejor forma de hacerlo que con la consola que Flash tanto quería – y con un control extra pero sin juegos-, con lo que cierra un especial de Navidad que le apostó a la nostalgia al aprovechar uno de los momentos más memorables de la serie animada de Batman.

jlu-28-21
Posiblemente Batman ya lo tenga, que en Beware with the Gray Ghost quedó claro que le tiene un altar dedicado al personaje en su Bati-Cueva.

Una historia que deja pensando cómo es que se requirió de una formación la Liga para combatir a Clay Face cuando hasta Batichica en Solitario ha sabido arreglárselas con él – porque su sustancia es vulnerable , ¿O no, Tim Drake?- aunque seguramente querían acabar rápido con el villano porque era Navidad. Pero pasando de esto hasta vemos guiños al episodio navideño de la Liga en el que Superman se queda con la intriga de qué le han envuelto este año, y el uso del Fantasma Gris como clave para la conciliación de Flash con Batman es algo que los seguidores del Universo Animado de DC agradecemos, que ya no se hacen series así en pro de hacerlas más “Dark and Gritty” o con el pretexto de vender juguetes. Como sea, espero hayan disfrutado de este artículo como yo disfruté redactándolo, que por mi pasión por Batman TAS este episodio literalmente se escribió solo.

11270941015_676deb16f2
Ya ven que la afición por el Fantasma Gris perduró en Bruce hasta que estuvo bien mayor.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s