VROOP-VROOP, FELIZ NAVIDAD: FESTEJOS DECEMBRINOS Y DOCTOR WHO (II).

Artículo # 79 del año 2 del blog (Y sería el artículo # 445, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. ¿Porqué en Amazon el diario 3 de Gravity Falls cuesta $ 11.99 mientras en Mercado Libre Colombia vale entre $ 140.000 a $ 160.000. Por si desean responderme esta cuestión, dejo el enlace de Amazon y el de Mercado Libre, que se me hace bien raro esto. Y por si acaso, el de Ebay, que tiene otro precio que se hace más razonable).

Para que vean que hasta el Doctor sacaba tiempo para beberse una botellita y coquetear con sus compañeras en Navidad, mucho antes de la Era Moderna. 

Como quedamos la semana pasada, quedaba claro que la Navidad en Doctor Who se comenzó a tomar bastante en serio desde David Tennant, que aunque en la serie clásica se le refirió un par de veces, y Christopher Eccleston como el Noveno Doctor estuvo en un episodio ambientado en Navidad  y con la participación de Charles Dickens (The Unquiet Dead de 2005, y que olvidé mencionar), la primera historia creada con la intención de ser navideña fue The Christmas Invasion, en la que Tennant debutaba definitivamente como el Décimo Doctor, en una historia con la regeneración problemática muy al estilo del serial Castrovalva de 1981, primera historia de Peter Davison. Como esto del especial navideño se convertía en una tradición, para el año siguiente The Runaway Bride pondría al Décimo Doctor en una loca aventura que comenzaba llevando a una novia a su boda, sólo para descubrir que hacía parte de un perverso plan de una raza antigua de aliens arañas para regresar del centro de la Tierra.  Muy poco navideños estos especiales, salvo porque ponían robots como Papá Noel y árboles asesinos, hasta que para 2007, Voyage of the Damned nos situaba  en medio de una fiesta navideña, en el espacio, y a bordo del Titanic.

doctor-who-titanic
Y repitiendo la tradición, para el último episodio de la temporada no dejaban de llegar cosas raras a bordo. Aunque ¿Cómo carajos el Titanic atravesó la TARDIS desde fuera sin partirla?

Voyage of the Damned sería el especial navideño cumbre de la era del Décimo Doctor, más por la presentación de Kylie Minogue, la cantante pop australiana, que aparecía como una sobrecargo de la nave espacial con apariencia de trasatlántico Titanic – que era eso y no un barco, porque a Russell T. Davies le gustaba crear expectativas altísimas-, la cual venía desde el planeta Sto para conocer la Tierra y adecuarse a su celebración de la temporada, pero muy a su manera, por culpa del guía supuestamente experto en la cultura de la Tierra, el Sr. Cooper, que proponía que en la Navidad todos nos matábamos y comíamos turcos. Como sea que fuere, una vez el Doctor logra reparar el daño que el Titanic le hiciera a la TARDIS, se materializa a bordo, conoce a Astrid y simpatiza con ella – ¿será porque el nombre Astrid es un anagrama de TARDIS?- porque lo que quería ella era ir de planeta en planeta en plan turista, aunque su empleo como mesera se lo impidiera. Obviamente alguien que gustaba de viajar le tenía que caer bien al Doctor, y éste hace lo posible para que su sueño de conocer otros mundos se le cumpla, primero llevándola a la Tierra en una visita guiada, que dura nada porque en la nave surge una emergencia.

voyage-of-the-damned-doctor-who-series-4-25987993-1600-900
Que no se note que Astrid es fácil de impresionar.

Y aquí todo va de mal en peor, que resulta que hay una conspiración para que el Titanic sea destruido, con sus ocupantes, con lo que hasta la deliberada maniobra para poner la nave contra una lluvia de meteoros es intencional, lo que sitúa esta historia en una versión espacial de La Aventura del Poseidón, donde el Doctor y Astrid deberán guiar a los sobrevivientes para escapar de las destrozadas instalaciones, de los mortales robots Anfitriones, programados para asesinar a quienes hayan quedado con vida a bordo de la nave, y para impedir que el Titanic caiga en Londres y provoque una catástrofe nuclear. Y para poner peor la cosa, la TARDIS volverá a la Tierra tras ser liberada al espacio, lo que deja al Doctor con pocas posibilidades, que o logra poner en funcionamiento la nave o él y todos harán que el malvado plan de quien está detrás de esto tenga éxito. A pesar de ser el más navideño de los tres especiales, Voyage of the Damned demuestra ser trágico, que uno a uno los sobrevivientes, con los que logra uno identificarse casi enseguida, van cayendo, Astrid incluida, lo que pone al Doctor en el dilema de regresarla de la muerte,  un dilema que le hace considerar que nada ni nadie puede determinar quien muere y quien no, que eso ya le corresponde a la vida y a la causalidad.

voyage-of-the-damned-17
Muy valientes todos ellos, pero lamentablemente eso no les garantiza que salgan bien parados de esta aventura.

Ya arreglado a nivel argumental el motivo por el que Astrid no podía quedarse con el Doctor- vamos, que es Kylie Minogue-  Doctor Who retornaría a las pantallas con la Serie 4, donde Catherine Tate como Donna Noble participaría en el show como acompañante del Doctor, no siendo la única que luego de participar en un especial navideño se incorporaba al elenco del programa, que el veterano actor Bernard Cribbins, que hiciera de vendedor de periódicos en Voyage of the Damned sería parte de la familia de Donna como su abuelo, Wilfred Mott, a quien volveremos más adelante. Con la serie 4 terminando de manera apoteósica, en un plan para salvar al Universo de la máquina definitiva de destrucción de la realidad ideada por Davros y los Daleks,  el show se tomaría un hiato de más de un año, con lo que, para ver una quinta temporada, habría que esperar hasta 2010. Pero entretanto, lo que se vendrían serían especiales, que darían algo de alivio a los fans ansiosos por más Doctor Who, y el primero de los cinco sería el episodio navideño titulad The Next Doctor, título que jugaba con la idea de presentar el reemplazo de David Tennant en el papel del Doctor, y que se manifestaba sin tapujos en la trama.

the-next-doctor
Que sí, que el de al lado es el mismo que hace del Gobernador de The Walking Dead.

The Next Doctor se situaría en el siglo XIX, donde el Décimo Doctor es tomado por sorpresa por una supuesta regeneración en su futuro, interpretado por David Morrisey, el cual cuenta hasta con una compañera  llamada Rosita, un destornillador sónico que es sólo un destornillador, y un globo TARDIS – en ese orden de ideas no sorprende que hubieran usado también un perro-, y el cual investiga una serie de desapariciones vinculadas a criaturas simiescas con caretas de los cybermen. Este Doctor no logra reconocer al Décimo, con lo que éste último asume que de lo que sufre es de una severa amnesia, pero más adelante descubrirá que todo gira en torno a los Cybermen, y que el supuesto siguiente Doctor no es más que un impostor.

snn20tv4b-682_687108a
¿Ve como una espada no les hace ni cosquillas, Doctor?

Y bueno, la cosa iba que el supuesto nuevo Doctor no es otro que Jackson Lake, un hombre de familia que recibió un ataque de los Cybermen apenas llegar a Londres en el que murió su esposa, su hijo fue secuestrado, y estuvo expuesto a un aparato informativo que contenía información sobre el Doctor, lo que provocó que él mismo se creyera Señor del Tiempo. Ante esto, al Doctor sólo le quedaba aclarar las intenciones de los Cybermen en el siglo XIX,  que llegaron a ésa época, se aliaron con una sirvienta rencorosa, y con ella fraguaron un plan para construir un mecha cyberpunk gigante conocido como Cyberking usando niños como mano de obra, y en el cual, una vez listo el robot,  la sirvienta sería el cerebro, y lo manejaría a favor del matriarc…. Digo, que lograría su ambición de no quedar relegada ni como mujer ni como sirvienta en la sociedad de la época al ser parte de un robot colosal. Un plan descabellado que le quita el encanto a lo “Dickens” con el que comenzaba esta historia, retornando a la trama sci-fi del show.

cyberking_dreadnought_class
No era la primera vez que un robot gigante asolaba Londres en Doctor Who, pero sí la mejor presentada.

Como el final de la etapa de David Tennant en Doctor Who era un secreto a voces, al siguiente año habría dos historias que ponían al Doctor en época de pascua contra una invasión de devoradores de mundos (Planet of the Dead) y en la primera misión de exploración en Marte  en el futuro cercano, donde el Décimo Doctor se cuestionaría su manejo y libertad de las leyes del Tiempo una vez que se da cuenta que es último miembro de su raza. Ya para el 25 de Diciembre se presentaría no una historia única con motivo de navidad, sino la primera de dos partes sobre la historia final de David Tennant como el Doctor, The End of Time, que en 2009 devolvía al programa a The Master, resucitado en una ceremonia fallida que lo convierte en un monstruo energético y hambriento – peores encarnaciones ha tenido-, y que hace parte del plan de los Señores del Tiempo para salir del universo de bolsillo en el que quedaron encerrados al final de la Guerra del Tiempo. No propiamente un especial, The End of Time irónicamente comenzaba el principio del fin para David Tennant, quien irónicamente comenzó sus andares en Doctor Who en las fiestas decembrinas.

doctor-who-the-end-of-time-promotional-wallpaper-doctor-who-the-end-of-time-9434278-800-600
¡Y las terminaría!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s