CRÓNICAS DESDE LA CUARTA DIMENSIÓN, DOCTOR WHO,  REGENERACIÓN/REVELACIÓN: LA SEMANA DE DOCTOR WHO (VIII)

Artículo # 67 del año 2 del blog (Y sería el artículo # 433, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. Generaciones por venir darán más importancia al estudio exhaustivo luego de ver Doctor Strange. Yo sé que es una reflexión algo atrasada luego de casi un mes del estreno de la película, pero mejor tarde que nunca).

Paul_McGann_021.jpg

¿A poco The Master parece  notado que lo que lleva encima Paul McGann es una peluca?

Y para cerrar este prolongado especial seguíamos con el último Doctor de la serie clásica ( o más bien un Doctor que estaba entre una era y otra), el representado por Paul McGann como un poeta byroniano – aplicando la fórmula de sus antecesores en el rol de hacer una versión del nuevo Doctor distinta a la anterior- en el último salvavidas que tenía Doctor Who para salir del hiato/cancelación que padecía desde que la producción de una hipotética temporada 27 se quedó estancada. Éste era el telefilm de 1996, ése tan controversial que aparte de resucitar la serie pero para el mercado americano proponía cambios, siendo el más sonado  de ellos el de los orígenes del Doctor, que el Señor del Tiempo hacía una de las confesiones más raras que se le hayan oído nunca, que como el Sr. Spock, él era humano por parte de madre.

tumblr_nxbkgdzqzx1si297wo1_400
Y los corazones de toda Inglaterra se pararon ahí.

Y esto ya olía a reboot desde el inicio, con los Daleks juzgando a una encarnación de The Master – que no era Eric Roberts sino otro actor que incluso tenía parlamento y vestuario pero que sus escenas fueron borradas luego- y el Séptimo Doctor comiendo jellybabies y siendo poseedor de un destornillador sónico igualito al del Cuarto Doctor, que lo que la BBC y Universal cocinaban, si el piloto tenía éxito, era rehacer Doctor Who para los americanos, pero todavía manteniéndose en el canon. Porque seguramente alguien en las altas esferas de uno u otro estudio pensaron que el público no conectaría con un alienígena, porque las actitudes y defectos, ni los acompañantes humanos bastaban para que uno como espectador sintiera empatía hacia los protagonistas. Y sí, este es un show que a lo largo de los años escribe su propia historia, y que cada nada se revelan pistas sobre el pasado del Doctor, pero esto ya era la tapa, que con eso de que el Doctor era semihumano buscaban transformar todo lo relacionado con sus orígenes, incluso con el legado de los Señores del Tiempo, ya que un elemento crucial de la trama de la película, el Ojo de la Armonía, un artefacto gallifreyano que contiene un agujero negro  comprimido para dar energía a la TARDIS, podía ser sólo abierto por los ojos de un humano, ¿Y porqué sería esto posible si fueron los gallifreyanos los artífices de esta tecnología? Pues eso se respondería a futuro si la serie regresaba, pero como no fue así la incógnita sigue.

doctor-who-the-movie-eric-roberts-the-master
Y de ahí que The Master necesitara a Chang Lee para abrir el Ojo de la Armonía que el pandillero cobraba más importancia en la trama.

Por supuesto, la película de Doctor Who, fuera de romper con una creencia de años de que el Doctor era 100% Gallifreyano, rompía con el tabú de las relaciones entre señor del tiempo y compañeras, que siempre se veía al protagonista como un padre adoptivo, tutor, amigo o incluso alguien con quien discutir, pero que por obra y gracia de los creativos, se rayaba en el romance cuando por primera vez en toda su historia, el Doctor besaba a su compañera de turno, osea Grace, en medio de la crisis de su posterior regeneración. Los espectadores de 1996 tenían todo el derecho de estar consternados, fuera porque estaban de acuerdo o no con lo que se planteaba, que hasta el momento quien era la pareja más compatible para el Doctor no era otra que la ausente Romana, y claro, esto hacía realidad el anhelo de Tom Baker de que el Doctor hubiera tenido algo más con Leela, como un beso en pantalla, idea que en su tiempo no se aprobó. Pero esto sería una semilla de lo que germinaría años después en la etapa moderna.

doctor-who-the-movie-doctor-and-grace-kiss
¿Y si hacer al Doctor semihumano servía para el propósito de buscarle novia terrícola?

Ya volviendo al ruedo de la película, la cosa era que la TARDIS necesitaba una pieza para funcionar, una perteneciente a un reloj atómico (esos que duran miles de años sin retrasarse un segundo ) y que permitiera cerrar el Ojo de la Armonía, que estaba provocando un efecto dominó de inestabilidad molecular en la materia – cosa que permitió que el Doctor atravesara el vidrio de una puerta en CGI de la época- y que posteriormente se tragaría al planeta entero, que era un agujero después de todo. Desafortunadamente, The Master, que regresaba con el cuerpo del hermano de Julia Roberts, con extraños ojos de serpiente y la habilidad de escupir veneno se iba a líar con el Doctor, en medio de un clímax que involucraba a la Dra. Holloway hiptnotizada por The Master y la lucha entre ambos adversarios, que generaba en medio la muerte de Grace y de Chan Lee, misma que sería revertida luego que The Master terminara dentro del Ojo de la Armonía, el cual devolvería el tiempo unos minutos, revirtiendo la pérdida de ambas vidas. Y esto sí que sería lo último que verían los fans de Doctor Who en televisión por casi una década, que luego que el Octavo Doctor partiera solo luego de que Grace y Chang Lee no lo acompañaran, se aventuraría al universo expandido para seguir con sus andanzas por el espacio-tiempo.

doctor-who-the-movie-7
El Doctor sabe cuando no lo quieren.

Sí, los cómics novelas y audiodramas sería lo único que durante años consolarían a los fans del Octavo Doctor, porque la emisión del telefilm el 14 de Mayo de 1996 en Estados Unidos fue de 5,6 millones de espectadores, casi la cifra de audiencia del programa en sus temporadas finales, mientras que,  irónicamente, la emisión en Reino Unido 13 días después mostraba una aprobación casi unánime de la cinta, con un total de 9 millones de televidentes que se sentaron a ver más de su serie de ciencia ficción favorita, pero el que en un país si arrancara la cosa mientras que en otro no servía a los de Universal, que desecharon el proyecto junto con varias ideas raras que tenían en mente para la producción de nuevas temporadas, como reducir el nombre de los Cybermen a Cybs – que la gente de los noventas era perezosa, sino, como explican el origen del nombre de los Borgs- y rehacer los Daleks para darles patas de araña mecánicas, que para eso había dinero para el CGI, y en ese entonces Amblin todavía seguía pendiente del proyecto, en una época cuando Steven Spielberg todavía le apostaba a la TV.

No en serio, esto habría sido posible si la serie hubiera seguido adelante en tierras gringas.

Los años harían justicia al telefilm, y en el Universo Expandido se nos darían respuestas a lo visto y vivido durante la película, como cuando el Doctor revela a un compañero de celda que lo de ser humano por parte de madre fue una treta que le hizo a The Master con un Arco Camaleón para ir contra él – del Arco Camaleón se supo en Human Nature/The Family of Blood- durante su reclusión en La Gran Guerra del Tiempo,  cayendo preso mientras intentaba robar la Gran Llave de Rassilon para recrear una arma desmaterilizadora capaz de borrar a su objetivo del tiempo y el espacio. Aquí se nos darían indicios de que el Octavo Doctor estuvo durante la Gran Guerra entre los Daleks y los Señores  del Tiempo, y durante años dejarían a imaginación de los fans lo que sucedió allí, que todos dimos por seguro que el Octavo Doctor murió, y se regeneró en el Noveno Doctor poco después de acabado el conflicto bélico. Pero nada de eso, que en 2013 la BBC revelaría un corto sobre los últimos momentos del Octavo Doctor y lo que con él ocurrió tras el final de su vida como encarnación luego de un intento fallido por salvar a una piloto a punto de morir, y la cual se negó a ser salvada porque sabía de sobra qué tan oscuros y malvados se habían tornado los Señores del Tiempo.

doctor
Al fin las plegarias de los fans habían dado frutos, y conservaban a McGann de una pieza pese a que desde la película habían pasado 17 años(y esta vez sin peluca)

The Night of the Doctor, episodio online,  había hecho lo mismo por Paul McGann que la película por Sylvester McCoy, permitirle pasar la antorcha a un sucesor en pantalla, aunque en este caso todo tenía un tinte más dramático, que un Octavo Doctor a punto de morir y sin esperanzas era rescatado por la Hermandad de Karn, Gallifreyanas místicas que habían dejado su mundo para perpetuar su vida y enseñanzas con una poción inmortal, que con su brebaje le ayudaban a que  su novena encarnación no fuera aleatoria y le permitiera tener la personalidad que él quisiera, siendo escogida por él la de un guerrero. Así nacía el Doctor de Guerra, una encarnación negada durante años por el Doctor mismo por los actos cometidos por su persona en La Guerra del Tiempo, y encarnada por John Hurt, que seguramente debía su existencia debido  a la negativa de Christopher Eccleston, quien encarnara al Noveno Doctor, de participar en el especial del 50 aniversario de Doctor Who The Day of the Doctor, que pese a merecer una historia estilo multidoctor, no incluyó a Paul McGann, siendo algo que los fans todavía, pese a que han sido 3 años desde el evento, que le reprochamos a la BBC y a Steven Moffat,  tanto por él, como por las demás encarnaciones, que sólo hacían cameo gracias al milagro del CGI.

Así que retroactivamente, el Octavo Doctor fue la primera encarnación en desatar brillitos durante su regeneración.

Y esto con respecto a la serie clásica, primeros años del show, y que en los últimos años, a partir de 2013 ha despertado cada vez más la atención de los fans, sea por curiosidad o por pasar el hiato entre temporadas en la serie moderna, que cada vez se hace más tortuosa la espera por episodios nuevos. El año que viene, en estas fechas seguiré este especial pero ya abarcando la serie moderna, que suma ya 11 años desde el regreso de Doctor Who a las pantallas y también es una historia que merece contarse.

Doctor-Who-Series-1.jpg
Aquí se verían las consecuencias de romper el tabú entre Doctor y acompañantes más atentamente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s