CRÓNICAS DESDE LA CUARTA DIMENSIÓN, DOCTOR WHO, EL DOCTOR QUE ERA TODOS LOS DOCTORES : LA SEMANA DE DOCTOR WHO (III)

Artículo # 62 del año 2 del blog  (Y sería el artículo # 428, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. El Buffet Crítico no es el Buffet Crítico sin __________).

jjl
Porque hasta Tom Baker ha llegado a pensar que a ratos es un cuerpo para su bufanda, a ojos de algunos  fans.

La era Pertwee fue un soplo de aire fresco para Doctor Who, que primero se centró en aventuras en la Tierra que implicaban a un Doctor exiliado, con la TARDIS averiada, y que enseñaba a UNIT que combatir aliens iba más allá de gastar la munición disparando al aire. The Master vendría como el primer villano fijo después de los Daleks, dando problemas al Doctor y a UNIT de manera regular y sin perder ese encanto que hacía que la audiencia lo admirara. Después vendría la redención para nuestro héroe, siendo perdonado  por los Señores del Tiempo tras salvarlos junto a sus otros yo de la maldad de una amenaza tan antigua como ellos con lo que los viajes a otros mundos y épocas ya volvían a ser parte del show. Pero tras 5 años de un Doctor Dandy que sabía artes marciales, Jon Pertwee se retiraba, y eso ponía a la BBC echando cabeza sobre quien podría reemplazarlo.

dw-regen-03-04
Y así era como venía quien desbancaría a Pertwee como el actor que encarnó más tiempo al Señor del Tiempo.

Entonces teníamos a los productores pensando en alguien más viejo para reemplazar a Jon Pertwee -que pese a sus 55 años todavía seguía estando en forma para el papel- porque en ese entonces les rondaba la idea de que sería bueno volver a los orígenes cuando el Doctor era alguien de apariencia venerable. Con este pensamiento se rechazó la postulación del actor Ian Marter, quien ya había pasado por el programa y audicionaba para hacer del Señor del Tiempo, y se le había pensado más para hacer de asistente, porque con el Doctor ya como anciano necesitaría de un joven fuerte que le aportara su fuerza cuando lo necesitara. Pero como uno un día piensa una cosa y luego otra, el nombre de Tom Baker, conocido actor teatral y de cine, fue nominado por el productor Barry Letts, quien lo sugirió tras quedar impresionado tras su papel de villano en El Viaje de Simbad. Y esto definitivamente le caería muy bien al actor.

gnjgt4r
Baker sería un Doctor para la clase obrera, y su ventaja es que ya había sido obrero (¿Badum–tss?).

Alternando su trabajo de actor con el de obrero de la construcción, Tom Baker sería presentado al público con un traje de utilería de la BBC para tapar sus humildes ropas de trabajador, y antes de que la gente empezara a quejarse por tener un nuevo Doctor al que acostumbrarse, la interpretación de Baker atrapó a más de uno en un serial más bien escrito para Jon Pertwee donde el Señor del Tiempo recién regenerado se mostraba indisciplinado y con muchas ganas de dejar la Tierra para irse donde le diera la gana, que finalmente aceptaba que ya no tenía caso permanecer con UNIT si ya la TARDIS estaba en plena forma – y esto le tomó mucho rato notarlo-. Que si Pertwee entregaba un Doctor refinado y con una verborrea científica que vestía de gala, el Doctor de Tom Baker era justo lo contrario. Y como no, si no le temblaba la mano a la hora de dar jellybabies hasta al más malo de los malos.

8c9388b688f42e921dcf28e2589a192b
Por momentos la Era Baker se parecía a la era Troughton. Que hasta tenían un Jamie.

En 1974 se estrenaría Robot, una historia en la que un androide fuera de control y con complejo de Frankenstein  daba dolores de cabeza a UNIT, quien tuvo que recurrir a un Doctor recién regenerado y con muchas ganas de irse, pero que se quedó para una última misión. Con Sarah Jane Smith como compañera heredada de la época anterior e Ian Marter como Harry Sullivan, Baker demostraría una dinámica en la que él era la voz cantante, Sarah Jane asentía a todo lo que el Doctor dijera y Sullivan era reprendido por su aparente torpeza, misma que al final del episodio los terminaba llevando a los tres en una serie de aventuras encadenadas unas con otras durante toda la temporada 12. Pero el trío funcionaba, y gustaba a la audiencia, que fue testigo de cómo viajaban al futuro lejano de la humanidad para encarar a la amenaza de unos insectos espaciales, atestiguaba el regreso de los Sontaran, Cybermen y Daleks, y con éstos últimos se veía una completa revisión a sus orígenes en el que sería el serial más visto de esa temporada.

genesis-of-the-daleks-2
Se puede ver aquí porqué Davros sale perdiendo si se va a las manos con alguien.

Genesis of the Daleks, escrito por el padre de la criatura, Terry Nation, ponía al Doctor en una misión impuesta por los Señores del Tiempo – una de tantas que le asignarían, aún en contra de la voluntad de un Doctor al que ya le habían levantado la pena del exilio- para evitar la creación de los Daleks, destruyéndolos antes de que se volvieran una amenaza universal. La historia iba más allá de unos científicos pacíficos que pasaron a mutar de manera incompleta por la radiación liberada en una guerra, que para la nueva versión de su historia, los Kaleds no tenían nada de pacíficos, y estaban liderados por un loco, un científico lisiado llamado Davros, que no tenía otra motivación para crear a los Daleks que para crear a un ser perfecto a sus ojos, con una mente racional y libre de emociones en un cuerpo virtualmente invencible, aunque a sus compatriotas les dijera que eran el arma definitiva para vencer a sus eternos enemigos, los Thals.

cablr
Sólo el Doctor sabe lo que le hubiera costado eliminar a los Daleks antes de nacer, que ellos le dieron popularidad a su programa.

Un serial que iba más allá de monstruos y salir victorioso ante el villano, planteaba un dilema moral, que el Doctor, pese a saber y padecer a los Daleks, no se veía con ningún derecho para impedirles existir, algo que iría contra sus principios – la forma de Terry Nation de justificar la permanencia de los Daleks, que le significaban regalías-. Con esta revisión, si Tom Baker no se había ganado a la audiencia, tendría tiempo para hacerlo, que contaría con seis temporadas más para poner a los fans de su lado. Harry Sullivan desaparecería de la serie, y con Sarah Jane el Doctor se las apañaría hasta principios de la temporada 14, donde dejaría a una de las más queridas acompañantes de la serie clásica hasta el presente – lo siento Jamie- para atender asuntos personales allá en su planeta, Gallifrey, o eso pensaba él.

deadly_assassin
Tras 14 años, la audiencia vería el hogar del Doctor. La gente en aquel entonces debía ser muy paciente.

The Deadly Assassin sería el primer serial en el que el Doctor no contaría con acompañantes, que  esto iba más allá de contar con alguien más para derrotar al villano de turno. Aquí Robert Holmes, responsable de haber sido responsable de gran parte de los personajes importantes de la era del Tercer Doctor y de poner nombre a Gallifrey nos hablaba del Rassilon, de la Academia Gallifrey en la que el Doctor se educara para ser Señor del Tiempo y de otros elementos fantásticos como la Matrix, la supercomputadora que condensaba los conocimientos y mentes de los Timelords y el agujero negro comprimido que estaba en el interior del planeta y que era dominado por el Presidente del Tiempo gracias a elementos que poseía y que le conferían un poder codiciado por un villano que regresaba de la Era Pertwee, The Master.  Este sería el serial que contestaría muchas dudas sobre el mundo del Doctor, que en su época la civilización de los Señores del Tiempo dejaba de ser una mención como en temporadas anteriores.

vlcsnap-2011-01-09-11h49m36s14
También conocido como el serial que dejaría claro que Rassilon tenía mucho merchandising a su nombre.

Pero el Doctor no estaría solo mucho tiempo, que poco después se haría acompañar de una chica salvaje descendiente de terrícolas atorados en un planeta distante llamada Leela, que era de clavar puñal primero y preguntar después, cosa que al Doctor no le parecía bueno, que eso de hacer valer la violencia sobre la razón no era cosa de gente sensata. Con la llegada de otro acompañante popular de esa época, el perro robot K9 El tono de la serie se aligeraría un poco, que para entonces ya estaba algo bastante turbio, y que había sido bastante popular ante la audiencia, hasta que los censores llamaron la atención a la BBC, que eso de poner al Doctor siendo víctima de ahogamiento no era cosa para toda la familia. Pero así y todo Doctor Who era el programa favorito de Inglaterra y Tom Baker era responsable, que un éxito  así de masivo no se vivía desde la “Dalek-Manía” del 63.

dr_who_tom_baker_louise_jameson_and_k91
Seguro que Leela tuvo también que ver con el nuevo despertar del programa, que no era fea.

Tan bien le había caído el éxito a Baker que incluso había dejado atrás una época de bebedor y fumador porque a los niños, que visitaba en escuelas y hospitales, no les convenía seguir ese mal ejemplo. Tom Baker a ojos de muchos se había convertido en El Doctor, que su éxito iba más allá de su icónica bufanda, tejida más larga de lo esperado por la tejedora, que aprovechó toda la lana que la BBC le envió cuando le encargó hacerla, que sus frases ingeniosas y su forma de comportarse tan natural ante tiranos y monstruos dejaba a la audiencia cautivada, que éste señor era todo carisma, y tras él venían cosas realmente novedosas, como en el terreno de los asistentes, donde se hacía acompañar de una de sus iguales, una Dama del Tiempo llamada Romana que lo apoyaría en la épica aventura The Key to Time, que abarcaría toda la temporada 16.

key-to-time
Una historia episódica sobre una búsqueda intergaláctica era evidente que tenía que gustar.

The Key to Time, en parte ideada por el escritor Douglas Adams –artífice de La Guía del Autoestopista Galáctico y Dirk Gently- ponía al Doctor en una misión para un ser omnisciente y celestial conocido como el Guardián Blanco, que debía encontrar las piezas de un artefacto de inmenso poder, la Llave del Tiempo, cuyas seis partes permanecían desperdigadas a través del tiempo y el espacio en distintas formas, y que no debía caer en manos del contrario de un ser opuesto, el Guardián Negro, que con ella sólo quería desatar el caos. En los seis seriales que conformaron la historia, el Doctor estaría acompañado de una nueva versión de K9, que el anterior se había quedado con Leela en Gallifrey, y pues como el perro mecánico era merchandising potencial la BBC no quería dejar de lado la pasta. Con Romana la dinámica era sencilla, que al principio no se llevaban bien, y el Doctor debía aguantar que la Dama del Tiempo le restregara cada nada que se había graduado con honores de la academia Gallifrey a sus 125 años, le recordara su incapacidad para recordar su edad y cómo manejar bien su TARDIS. Pero esto iría cambiando gradualmente, que la desdeñosa Romana apreciaría más la experiencia y habilidad de su igual y vería que el saber moverse en la vida era tan importante como recibir buenas notas en la Academia.

destiny-of-the-daleks1
Habría cambios en la temporada 17, evidentes, por cierto.

Y si en la temporada 16 la química entre el Doctor y Romana era emergente, con la nueva encarnación de la Dama del Tiempo – Mary Tamm dejaría vacante el rol para que Lalla Ward lo continuara como una nueva encarnación-  era más que obvio que ambos se llevarían más que bien, que más que acompañantes ambos parecían una pareja de viajeros del tiempo, que en la vida real trascendió de una relación laboral a un matrimonio, que Tom Baker  había dado al fin con su Media Naranja.  Y la relación de ambos daba resultados favorables, que la audiencia estaba encantada con el dúo más K9, haciendo parecer que el programa era imparable y su éxito arrollador sería eterno, con seriales como City of Death, co-escrito por Douglas Adams que equilibraban la comedia, el horror y la aventura en una amalgama perfecta que se veía reflejada en los ratings.

960
Con monstruo de pinta gafe y todo pero la razón por la que se veía Doctor Who era porque la gente se identificaba plenamente con el programa.

Y en contra de mis deseos el post no llegó a abarcar toda la era de Tom Baker. Mañana la concluyo y de paso sigo con la era de Davison, que por el bien del blog fue más de la mitad de breve que la de su antecesor. Así que nos vemos mañana sin falta para seguir recapitulando la historia de Doctor Who, un Doctor a la vez.

tumblr_inline_n3oiovjklb1svu8ku
Eso, mañana más de “Rizos y Dientes”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s