¡Bienvenidos a Supernaturalville, USA!, No, quise decir: Gravity Falls, de Disney.

Artículo # 50 del año 2 del blog  (Y sería el artículo # 416, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. Se hace urgente un visoonado y reseña de Doctor Strange de 1978. Entrada relacionada muy pronto).

gravity-falls
La serie que pudo ser una saga literaria de novelas  para chicos nacida en los setentas, pero que no lo fue porque es una caricatura contemporánea.

Esta es una reseña que he aplazado mucho, y que se suponía saldría en Octubre, pero debido a varios factores como el cansancio, que otros temas se interponían, o que todavía me faltaba mucho de la serie por ver, escribo hasta hoy. Agradezco a Disney XD por emitir el programa a razón de ocho veces al día para verme cada uno de sus capítulos, y a que emitieran por temporada de Noche de Brujas el episodio de Súper Halloween, que al parecer sólo emiten una semana al año y no se ve por ninguna parte en las repeticiones, y obviamente agradezco a mi hermana, que es quien pone el programa y me pide que lo vea con ella, que me hiciera aficionado  a una caricatura ingeniosa, “sui generis”, y que supo cómo entregar al público una trama elaborada y compleja con humor. Gravity Falls.

He visto el intro como diez mil veces y hasta ahora me percaté de lo que merodea en el bosque de Gravity Falls.

La comencé a ver en 2012, pero de manera muy rasa, ya que en ese momento no estaba enterado de la intención del creador, el animador Alex Hirsch, de hacer una serie de dibujos animados para Disney que te hiciera pensar, y es que cosas como esa no se veían desde Pato Aventuras o Gárgolas, y en medio de una programación plagada de Live-Action sosos que sólo se crean con la intención de hacer jóvenes cantantes y actores a los que la Casa del Ratón planea exprimir, es un oasis en el desierto. Y bueno, en nada ayudaba que el nombre que recibía en Latinoamérica fuera Gravity Falls: Un Verano de Misterios, lo que dejaba claro que pensaban hacer de ella la siguiente Phineas y Pherb atrapados en una burbuja temporal con vacaciones eternas, con lo que siempre aplacé su visionado, hasta hoy. Y es que Hirsch se ha sacado tremenda serie sólo basándose en las vacaciones que él y su hermana gemela quisieron tener de pequeños, en un pueblo raro con sucesos misteriosos de fondo, y que con apenas graduarse de la escuela de animación, presentara el piloto a Disney, y luego de un tiempo se lo aceptaran para que les produjera una serie.

tale
Unas vacaciones anheladas desde la infancia son quizás el mejor pretexto para crear una producción de este tipo.

A mí la cosa siempre me ha parecido muy similar a otras sagas que he visto o conocido mucho antes, y donde el escenario y protagonista es un pueblo donde ocurren las cosas más raras,  que de seguro Hirsch recibió influencia de Spooksville de Christopher Pike (lo más seguro) o de la serie Eerie, Indiana,  pero yendo un poco más allá, el hecho de que el escenario principal de la serie sea una trampa de turistas me deja claro que estas populares atracciones de carretera fueron la piedra angular del argumento de esta historia, que comienza con dos hermanos gemelos de California, el inteligente y dubitativo Dipper y la inquieta  y hábil con las manualidades Mabel, que son enviados por sus padres a un pariente que apenas sí conocen, el propietario de La Cabaña del Misterio -una destartalada choza llena de chucherías- y su tío abuelo, Stanford Pines, quien no es precisamente alguien a quien dejarías al cuidado de dos chicos, que su carácter jovial y sentido del humor no tapan en absoluto su amor por los bienes ajenos y la estafa.

s2e19_stan_the_resistance_chef
Y si Stan, Dipper y Mabel destacan, esperen a ver el resto de personajes, un pueblo entero de personajes memorables.

Con el hallazgo de un diario viejo que luce en su portada una mano dorada de seis dedos marcada con el número 3 por parte de Dipper, lo que parecía un “slice of life” lleno de humor negro se inclina a favor de los elementos sobrenaturales, ya que gracias a esa guía de lo extraño escrita por un autor misterioso, los gemelos Pines conocerán de primera mano lo que hace especial a un pueblo que no destaca en el mapa salvo por su población de leñadores. Y adoptando la fórmula de “monstruo de la semana” o más bien “misterio de la semana” conoceríamos las criaturas legendarias que habitan este lugar, como los salvajes y nada pacíficos Gnomos, críptidos subacuáticos, la resolución sobre el caso del verdadero fundador del pueblo, e incluso aventuras a través del tiempo. Y lo que parecía una serie con episodios autoconclusivos, nos introducía sutilmente pistas que sugerían que de trasfondo había una complicada trama que no dejaría indiferente ni al más incrédulo espectador.

maxresdefault-1
Porque hay cosas que SÍ que deben caer en manos de los niños, como diarios que registran información y hechizos apocalípticos.

Y es que Gravity Falls triunfó donde series como Los Sábados Secretos fracasaron, que con una historia llena de misterios por resolverse, y de los que se daba pista en cada episodio, se usó el ingrediente del humor para mantener al televidente pegado e interesado en la historia, que si tenemos a los tres personajes principales con toda nuestra atención dedicada a ellos por sus impredecibles personalidades y manera de actuar, tras ellos hay un mosaico completo de caracteres con modos y frases características únicas que no nos permiten que nos olvidemos de ellos fácilmente. Es eso, el humor, el que nos permite que tengamos en mente siempre a Soos, el conserje de la Cabaña del Misterio, que pese a parecer tonto y torpe, en realidad es más listo y hábil de lo que aparenta, o a Wendy, la adolescente indiferente que no gusta de su trabajo en la Cabaña pero que al ser hija de un rudo leñador y la única mujer entre cuatro hermanos demuestra un humor irónico además de una rudeza y un actitud fría ante el peligro cuando se requiere. Ya que estamos, acá los granjeros, los tipos raros de gorra y jeans cortos, los policías ineptos y los reporteros de medio pelo nos permiten conocer más de sus vidas cotidianas y hacer que realmente nos preocupemos por ellos cuando algo malo les pasa.

r0orscs6lfsermohggmw
A veces tengo pesadillas sobre el tamaño de la Biblia de personajes que se hizo en Preproducción sobre la serie.

Algo que agradecí de ver en Gravity Falls fue el grueso de su galería de villanos y misterios, que la gran mayoría eran ya vistos, sí, pero la manera de reinterpretarlos por parte de los creativos captó mi atención. Fantasmas de leñadores en pena, monstruos cambia formas, tritones zombies y demás, e incluso esa referencia indirecta  a los Cuclillos de Midwich que resultó ser el Pequeño Gideon Alegría tenían sus propias personalidades, y aunque muchos de ellos eran macabros, su forma de ser les daba una nota fresca, siendo muchos de ellos dementes simpáticos, que empatizaban por completo con un pueblo lleno de los habitantes más extraños del país, y que podrían completar un bestiario completo de las criaturas más carismáticas jamás vistas en una serie infantil.

gfcul
Una muestra pequeña de lo que Gravity Falls atraía con su ley de magnetismo de lo extraño.

Y que esta serie incentiva a pensar no es ningún misterio, que los criptogramas vistos  al final de cada episodio eran pistas elaboradas por Alex Hirsch, y los cuales era posible resolver con tres códigos opcionales, que introducían a veces comentarios, o fragmentos de lo que vendría en los episodios por venir. Eso y las pistas no tan evidentes sobre el autor de los diarios, que fue un misterio bien ejecutado, que en más de una ocasión se jugó con la razón del espectador al presentarnos a dos opciones para ser el escriba de dichos documentos (un explorador en un búnker que resultó ser un monstruo cambiaformas, y el loco del pueblo, el viejo McGucket), a la par que se soltaban indicios sutiles desde el mero principio del programa, que acompañábamos a Dipper en sus teorías conspiratorias sobre el posible responsable de registrar las rarezas de Gravity Falls, ignorando por completo que el Tío Stan tenía que ver con esto hasta que se nos confirmó qué era lo que podía estar haciendo en el interior de un pasadizo secreto en la cabaña, aunque todo el tiempo asegurara que no creía en lo sobrenatural. Pero todo estaba ahí: guantes de seis dedos que coincidían con las manos en las portadas de los diarios, indicios sobre un pariente perdido, e incluso dudas sobre la verdadera identidad de Stan que nos planteaban desde algo tan vistoso como la inscripción en la placa de su auto tuvieron su razón de ser hasta el episodio 31, cuando alguien con un aire familiar debutó en pantalla.

giphy
Y el misterio iba de tíos. Y para colmo, gemelos.

Tras descubrir que el Tío Stan no era quien decía ser sino un impostor  – llamado Stanley – que suplantaba a su más listo hermano gemelo Stanford – lo que explica que la mente prodigiosa de Dipper tenía antecedentes en la familia-, y que manipulaba una máquina interdimensional para traerlo de vuelta –inventada por el Tío Ford- , el misterio del autor de los diarios se había resuelto, pero se confirmaba algo que de a pocos se había comentado, el inicio del fin del mundo a manos de un personaje desquiciado que había debutado a finales de la primera temporada, un ser de otra dimensión con forma de pirámide llamado Bill que era el encargado de  traer el Apocalipsis, y que tan sólo esperaba su turno y que las piezas en el tablero estuvieran a su disposición para jugar y dar inicio al comienzo del fin.

70a29f64dc244834718ced1dce93e39f
Bill Cypher, un monigote que parecía dibujado por un niño pequeño, pero que helaba la sangre de más de uno.

Siendo el principal antagonista de la historia, Bill manipuló a Ford para crear una máquina que fuera capaz de romper la tela del tiempo espacio, y permitirle pasar a él y a su legión de retorcidos secuaces a nuestro mundo para expandir el caos y la locura. Y el Raromaggedón, el fin del mundo y la cordura como la conocemos, sería  el evento que concluiría la serie,  en un arco de tres capítulos donde quedaría en evidencia la valentía del pueblo de Gravity Falls para enfrentar a un fin del mundo nada convencional, y se comprobaría cómo el desarrollo de la personalidad de los protagonistas les daba suficiente talante para afrontar una amenaza a nuestra dimensión representada por la encarnación de todo lo desquiciado, que sin duda fue todo planeado de manera muy brillante, para una conclusión que ofrecía incluso hasta tres formas de derrotar al enemigo, aunque no fuera la que al final resolvía el misterio del viejo jeroglífico de Bill rodeado de símbolos, pero eso demostraba el nivel de Alex Hirsch a la hora de plantear un misterio y que no iba al grano si no que ofrecía alternativas para jugar con el público.

1c5
Los episodios finales de la serie como reflejo de todo lo previamente ocurrido en el programa.

La conclusión de la serie se dio en su país de origen en Febrero de 2016, y así se terminaba con un hito de la televisión infantil, que definitivamente no terminaba con los cuarenta episodios emitidos y las temporadas de cortos producidos como material adicional, que si muchas cosas quedaron en el aire  y no se les vio resolución hasta el final,  esto significaba que Gravity Falls no concluiría  sólo con el final de su producción, y esto se pudo comprobar con una búsqueda de pistas por todo el mundo lanzada por Alex Hirsh en Agosto de este año, en el que gracias a que los fans dieron con varios indicios en varias partes de Estados Unidos y el extranjero, estos se usaron para liberar desde la página del programa el episodio piloto, que para entonces seguía inédito, y que permitió a los fans conocer la concepción inicial de Gravity Falls en la mente de  su autor, y todo los cambios que recibiría hasta ser el programa que todos conocemos.

Liberado y ya disponible en Youtube, si no lo han visto aún.

Lo que lamento son dos cosas sobre Gravity Falls, no haber visto la serie antes y no poder ver los episodios en orden, esto, debido a que se emitían de manera desordenada durante las remisiones por Disney XD, lo que se hizo imposible. Sin embargo me sirvió para saber cómo abordar un misterio a resolver en una historia, sin hacerlo tan obvio ni tan complicado, y para dar lo mejor de sí en una historia, además que el humor es la mejor forma de conectar con el público cuando quieres darle una pesada cucharada de intrigas, misterio y ciencia ficción, y porqué no, la participación de figuras reconocidas como Neil Degrasse Tyson y Larry King haciendo voces de algunos de los personajes. Gravity Falls no es una serie, es La Serie, y sólo envidio a los que no la han visto y planean comenzar a verla, que tendrán el privilegio de descubrir de a pocos y por primera vez la extraña naturaleza de un lugar donde lo raro es cotidiano y el misterio está servido en bandeja de plata.

 

disney-gravity-falls-04
Lástima no pueda decir que esta serie me hizo la infancia. Aunque puedo decir sin pudor que me hizo la adultez.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s