Día del “5 en 1” por cumpleaños del Dios del Manga: Algo de vida y obra de Osamu Tezuka.

Artículo # 48 del año 2 del blog  (Y sería el artículo # 414, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. Usted sabe que tiene resueltos los temas del blog cuando los hace en una semana llena de cumpleaños y natalicios, como lo es esta).

osamu-tezuka
Hasta Pelmazo Doom, digo, Perezoso Doom, considera que la boina de Tezuka es cliché.

87 años cumpliría Osamu Tezuka si un cáncer de estómago no se lo hubiera llevado a sus sesenta años un 9 de Febrero de 1989. Y aún así, este incansable mangaka, considerado como dios del noveno arte, en sus momentos finales siguió dibujando y entintando sus páginas, consciente de la evolución de su enfermedad y del tiempo que le quedaba debido a su formación de doctor, carrera que dejó para dedicarse a dibujar mientras le reñía a su cuerpo, pidiéndole que lo dejara terminar. Es una pena que uno de los grandes del cómic japonés, que aportó el estilo story manga para publicaciones de alta duración – lo que cambió la historia del manga para siempre, ¿Cierto One Piece?- y fue padrino del anime, con una de las primeras series  y adaptaciones animadas de la historia del país, Astroboy – y puede que sea el culpable de que a los animadores les paguen una bicoca por matarse dibujando-, hace rato nos haya dejado, no sin antes legarnos su obra, tan numerosa y diversa, que desde la Segunda Guerra Mundial, se ha esmerado en hacer que ésta tenga mensajes optimistas y humanitarios.

Tezuka02.jpg
Y se permitía hacer cameos en sus obras. Y gracias a su boina uno lo reconocía enseguida.

Por lo general me gusta irme por la obra poco conocida de los autores a quienes dedico artículos, y Tezuka no será la excepción, así que aquí vamos con algunos de sus trabajos más curiosos, que iré citando ya sea porque me causaron una buena impresión, o porque me generan cierta nostalgia. Y allá vamos.

  1. Ambassador Magma.
goldarr
Tan delirante que definitivamente tienen que verlo. Las palabras no alcanzan para describir esta no serie sobre un no mecha con antenitas de vinil y dorado.

Mencioné líneas arriba que Tezuka aparte de manga participó en series animadas ¿No? Pues también metió mano en el Live Action, con una serie tan delirante como original – aunque para mí que comparte mucho con Babel II-. La cosa va de un gigante dorado llamado Magma, que está al servicio de una familia, los Murakami, quien el principal es el hijo, Mamoru, a quienes protege junto a toda la Tierra de los malvados esfuerzos del villano Rodak, que planea conquistar a la Tierra. Gracias al contacto con Mamoru, Magma,  su esposa humanoide Mol, y el hijo de ambos parecido a Mamoru – salvo por unas antenas- y concebido con magia Gam, los tres se convierten en un jet para volar hacia donde se encuentre el monstruo de turno desatado por Rodak y combatirlo. Y bueno, no tengo mucho qué decir. Le aplaudo la originalidad a Tezuka pero no se compara mucho a sus obras más populares. En Latinoamérica se llegó a emitir el programa bajo el nombre  de Monstruos del Espacio y contó con OVAs animados.

  1. Kimba el León Blanco
kimba
No, no digan nada, que  obviamente todos estamos evocando el chiste de los Simpson al Rey León en este momento.

Jungle Taitei o Jungle Emperor, como se le conoce en Japón y Estados Unidos fue una serie que muchos vimos de pequeños, siguiendo las aventuras de un cachorro de león llamado Kimba (Leo en el original), que tras sobrevivir la muerte de sus padres por cazadores furtivos y un naufragio vive aventuras en la selva hasta alcanzar la madurez y tener aventuras, donde incluso se comunicaba con los humanos en su idioma, gracias a una pócima de inteligencia que le diera siglos atrás un sabio a un ancestro suyo. Lo curioso es que Kimba  no se quedó sólo ahí, ya que por ley del Star System, un modo de Tezuka de usar sus arquetipos de personajes en sus distintas obras, tuvo cameos en varias series, incluso en Black Jack. Las aventuras de Kimba han dado el salto también al cine, en largometrajes animados, lo que convierte a este pequeño león en uno de los personajes más exitosos del padrino del anime, aparte de Astro Boy.

  1. Oda a Kirihito.
oda_kirihito_01_02
Serie con una premisa tan delirante como la de Ambassador Magma, pero que hace que uno se perturbe mucho.

Sabiendo que la obra de Tezuka es numerosa como variada, es de suponer que no se quedara sólo con un manga sobre medicina como Black Jack, que por reto de sus críticos que no lo creían capaz de hacer un manga serio. Y creo que eso es algo que nunca debieron hacer, ya que Tezuka en la flor de su genialidad se ideó una serie cuya trama principal giraba en torno de una enfermedad complicada llamada Monmo, que convierte a quienes infecta en criaturas similares a perros, alterando la longitud de sus huesos hasta su muerte. El protagonista de la historia, el estudiante Kirihito Osanai, decide investigar la enfermedad en el pueblo donde por el momento es el único lugar en el que se da, Inugamisawa, y desafortunadamente adquiere este mal, lo que lo lleva a ser rechazado por sus colegas en el instituto médico y hasta recluido en aquella aldea, donde aprenderá de primera mano lo que es la crueldad humana. Posiblemente los haya perdido o enganchado con el detalle de la enfermedad que vuelve perro a la gente, y no es de extrañar, que este manga tampoco es el más recordado de Tezuka, pero no por ello deja de ser interesante.

4. Adolf

01
Y a primera vista puede que Tezuka parezca que volvía a lo viejos tiempos del Eje, pero no.

Probablemente la reacción más evidente de todos al escuchar que Osamu Tezuka le dedicó un manga a Hitler sea de desconcierto, sabiendo que es el responsable de Astroy Boy y Kimba, pero nada más lejos de la realidad, que a falta de un Adolf nos ofrece tres, en una historia llena de intriga que se desarrolla durante los Olímpicos de Berlín en 1936 en el que está implicado un reportero japonés enviado a Alemania para cubrir el evento, pero que descubre que su hermano menor, enviado a dicho país para estudiar ha muerto, y su muerte está ligada a unos papeles que demuestran las raíces judías de Hitler. Estos documentos de categoría ultra-secreta a su vez son codiciados por el padre simpatizante al partido Nazi de Adolf Kaufmann, al que su progenitor planea volver la mano derecha del “führer”, cosa que, de ser así, condenaría a muerte a su mejor amigo, Adolf Kamil, quien es judío. Una serie con la que no deben dejarse engañar por el estilo caricaturesco de Tezuka, es un triller policiaco bastante serio, y que deja bastante grande la duda sobre si Hitler podría ser judío o no.

  1. Buddha

bouddha-manga.jpg

Si Tezuka hubiera durado más, no dudo que le hubiera hecho una serie a Jesucristo.

Concluimos esta breve lista en homenaje a Osamu Tezuka con uno de sus trabajos más valorados por la crítica, y que fue contado de principio a fin en 14 volúmenes. Como una de sus principales obras biográficas, Buddha presenta la vida de Sidartha Gautama, príncipe que al ver que el sistema de castas indio somete a su país a la miseria y las injusticias, decide emprender un viaje espiritual para cambiar esto. La historia es ambientada bellamente por Tezuka desde la infancia de Buddha, pasando por su adolescencia y adultez, y transcurriendo así hasta el  final. La calidad de  la obra recibió numerosos galardones y nominaciones tanto a nivel nacional como internacional, como en los premios Eisner en la década pasada. La obra ha tenido tal alcance que incluso ha inspirado dos largometrajes animados basados en la obra original, y espera una última parte que está en plena producción, lo que deja a Buddha como una de las joyas más importantes en la obra del autor.

Cinco obras dispares de Osamu Tezuka que merecen ser revisadas en algún momento, que no sólo el autor vivía de Astro Boy o Black Jack, que su entusiasmo y amor por su trabajo en cuatro décadas de carrera dio pie incluso para generar otros términos en el todavía en germinación noveno arte  de su país. Una vez más lamento que se haya ido y que ojalá se encuentre en un lugar mucho mejor.

tezukastars
En serio que no hay forma de que un mortal se haya visto y leído todo esto, pero tampoco es que no se pueda intentar echarle al menos un ojito a todo lo que realizó a lo largo de su vida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s