Detrás de las Mallas de Redes y del Manto de Levitación también estuvo Steve Ditko: Un Artista y su Legado, en su Día

 

Artículo # 47 del año 2 del blog  (Y sería el artículo # 413, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. Cada  día más gente descubre quien es el Crítico de la Nostalgia cuando les comento que me fui vestido de él para SOFA 2016. Y de repente me parece que, después de todo, no fue buena idea disfrazarse de alguien que 9 de cada diez no reconocen. Colombia, hay que mantenerse informado sobre el creciente elenco del nicho de reseñas de internet).

graphic_ditkonap
Ditko en su casa esperando las regalías de la Película de Doctor Strange, al igual que Marv Wolfman por crear a Blade y Bill Mantlo por crear a Rocket Racoon…

Les apuesto a que Steve Ditko tendría hoy un doodle dedicado a él si la gente del común le reconociera como el creador de Spiderman de forma igual o mayor a la que reconocen a Stan Lee, quien se ha asentado en el imaginario colectivo como creador del Universo Marvel Entero, aunque sabemos que la ayuda que recibió para hacerlo fue mucha, en especial la de Jack Kirby.  Pues bien, que Ditko cumple hoy cumple 89 años, y va siendo hora de hablar sobre un hombre que prefiere que su obra hable por él y no el hecho de que ser una figura pública por estar involucrado en la concepción de Spider- Man.

2012-03-20_232439_hischoolditko.jpgAy, Ditko de pequeño recuerda a cierto alter ego a lo Clark Kent de un famoso lanza redes.

Y es debido a su personalidad enigmática que Steve Ditko sólo destaca entre los círculos de los aficionados al cómic, ya que desde la década de los sesentas se abstuvo de dar entrevistas, sea porque es un confeso objetivista y fiel creyente del discurso de Ayn Rand o porque eso de estar frente al ojo público le da la misma. Como sea, Ditko fue un artista incansable, que pasó su tiempo entre la editorial Charlton, Marvel y posteriormente DC, y lo que apreciaba realmente de trabajar en compañías de cómic era más el hecho de que le dieran libertad creativa que un sueldo gordo. Ese es nuestro Ditko, un hombre comprometido con su trabajo, que pasó sus lápices por cómics de horror y de ciencia ficción antes de dedicarse a los superhéroes, siendo condiscípulo de Jerry Robinson, creador del Joker y Robin para DC, y comenzando a trabajar en el mundo de la historieta al lado de Jack Kirby y Joe Simon.

spi2
Comparando las portadas de Ditko y Kirby para Amazing Fantasy # 15 Vol.1, lo del primero era dibujar gente, no tanto superhéroes.

Sin duda su más famosa aportación al cómic no es otra que ser el co-creador de Spider-Man, un personaje que no surgió realmente como suele describir Stan Lee cuando le preguntan sobre eso, como una idea que le surgió al ver un mosquito en una pared, sino como el resultado de una revisión constante de personajes creados por Joe Simon, C.C. Beck y Jack Kirby (Silver Spider y Night Fighter), que derivó en un adolescente mordido por una araña radioactiva que obtiene poderes y las ganas de enfundarse un traje de diseño propio con estampado de telarañas. Como sea que fuere, tanto Lee como Ditko trabajaron juntos en el personaje, que al poco tiempo se convertiría en el abanderado de la editorial, y sabiendo cómo era la dinámica de equipo tendríamos a Stan Lee charlando casualmente con Steve Ditko sobre una historia para Amazing Spider-Man – le soltaría uno o dos datos- y luego lo dejaría trabajar, para luego pasar con otro dibujante – digamos Jack Kirby- y explicarle qué podría ir en el nuevo número de Hulk/Iron-Man/Fantastic Four, etc, que sabiendo esto, ya sabemos a quien le corresponde tener mayor peso en la creación de un personaje y una historia, que es un secreto a voces que Lee se encargaba principalmente de sugerir historias y al final de agregar diálogos, que no le salían nada mal.

tumblr_nkwobgnx7t1upfu3oo1_1280
Ditko se atribuye la creación de un traje para Spiderman que pese al medio siglo desde su creación apenas sí ha sufrido cambios.

Pero aunque Ditko es más conocido por Spider-Man, su veta creativa iba más allá, que para Marvel contribuyó en Hulk, creando al Líder, el que durante mucho tiempo se considerara su principal némesis, y que en años recientes recupero la forma alargada de su cabeza, que eso de hacerle la cabeza abultada como un brócoli no servía. Al parecer rediseñó la armadura de Iron Man, quedando como la conocemos hoy en día, roja y dorada, y  además se dedicó a entintar los lápices para Kirby en Fantastic Four, y retornando a Lee con la segunda creación más famosa de ambos, Doctor Strange. Con la típica fórmula de Stan de un hombre atormentado por un pasado tortuoso que encuentra su propósito en la vida en el Tíbet, la dupla crea a un superhéroe místico que no importaba cuán poderoso fuera, sus historias se desataban y lo ponían en saltos a otras dimensiones y a enfrentar a demonios y entidades sobrenaturales. Y en serio, aquí Ditko se desató cómo él solo sabía, y vaya a saber uno si en realidad se drogaba antes de sentarse a la mesa de dibujo a pintar las aventuras de Stephen Strange.

8ba647c80474631d9c44cfa7e7ed6b1e
A ver, si el hecho de haber creado un gigante cósmico que es el todo con el todo no es un indicio de consumo de alucinógenos, no sé qué podría serlo.

Por el lado de Spider-Man había cosas que a Ditko no le gustaban. Que claro, los diseños de los villanos eran suyos – y poco han cambiado con el tiempo, si se fijan bien- pero no le gustaba hacia donde iba el argumento con ellos, que terminaban siendo personas que estaban alrededor de la vida de Peter, como si el chico tuviera la terrible maldición de que todo el que se lo tope está condenado a recibir radiación de un meteoro y se convierta en una especie de gigante nuclear ladrón de joyas, porque no más hay que mirar al Doctor Octopus, que antes solía ser su profesor, convertido en un villano semi-biónico, pero obviamente había excepciones como Electro, que no estaba emparentado con Parker y que sólo era un electricista al que le cayó mejor de lo que esperaba recibir una descarga. Por eso las relaciones laborales Lee y Ditko no eran las mejores, y uno dejaba los cartones de los cómics listos para que el otro le añadiera los diálogos sin verse la cara.

spi3
Y por cosas así había errores graciosos, como el que el Green Goblin ignora que los Enforcers son tres en lugar de cuatro.

Supongo que la gota que rebosó el vaso fue la concepción del Green Goblin, un personaje destinado a ser un monstruo que salía de una tumba egipcia – ¿una momia hipster quizás?- que le planteó Stan Lee, pero que Steve como buen rebelde comprometido con la calidad de su trabajo se replanteó, poniéndolo como un misterioso villano de identidad desconocida que gozaba de hacer la vida difícil a Peter Parker, y que después de Doc Ock era el segundo que descubría su identidad secreta, aunque sí supo como jugar ese conocimiento a su favor y en contra de Spider-Man. La cosa iba de que Ditko y sólo Ditko sabía quien era el Goblin, y obviamente al no compartir con nadie ese secreto tan primordial para la trama ponía a sudar a Stan Lee, que desde este punto de vista no aportaba más de lo que el dibujante colocaba en las ediciones de la revista. Pero el destino quiso que Ditko, por razones aún sin aclararse, se retirara de Marvel, junto con el secreto de la identidad del Goblin, lo que puso cabezones a los de Marvel a la hora de darle un rostro bajo la máscara  cuando llegara el momento de revelarla. Y ya saben el resto de la historia, con Norman Osborn hasta el cuello en el asunto.

norman_osborn_earth-7736
Para mí que a Osborn lo pensaron también por su malvado peinado.

Y bueno, que a Ditko le daba igual trabajar en Marvel o en cualquier otra editorial, que se pasó a Charlton y allí creó a una nueva encarnación de Blue Beetle, Ted Kord, al vigilante objetivista Mr. A, y a su versión posterior The Question. Cabe decir que las aventuras de estos personajes eran más que originales, que incluso puso a BB contra una estatua, y The Question era imposible de olvidar, si tenemos en cuenta que usaba una máscara que gracias a un gas sorprendente se la adhería por completo como si fuera su piel y le cambiaba el color del pelo. El Capitán Atom también nacería aquí, y pronto todos ellos pasarían a DC, donde su veta creativa aterrizaría con gracia.

spi3
Cabe agregar que ni Blue Beetle ni The Question son lo que solían ser en el pasado, pero DC ha sabido sacarles jugo.

Para DC, Ditko crearía al excéntrico Creeper, un presentador de televisión de Ciudad Gótica que posee poderes por un suero especial que lo dota de superfuerza, curación acelerada y una personalidad incontrolable, así como a Hawk y Dove, una pareja de combatientes contra el crimen que estaban en desacuerdo con la forma de operar de uno y del otro que mientras el primero prefería la violencia, el segundo se inclinaba por el pacifismo. Y sabiendo que luego de estos vino Shade, The Changing Man, un extraterrestre con un campo de fuerza mutable, las creaciones de Ditko no destacarían mucho como un Batman o un Superman, pero enriquecerían el universo DC.

spi5
Podemos decir que Shade fue afortunado por inspirar una serie de Vertigo, que de resto sólo lo he visto en la serie de El Clavo de Alan Davis.

Para terminar podemos hablar de lo raro que puede resultar Ditko, si no basta con saber que no es muy amigo de que lo entrevisten o sigan los reporteros, que está cuando pilló en un cómic de The Question llamaba a alguien amigo, y dedicó una carta de varias páginas al guionista con razones por las que el personaje nunca diría eso, y el que le importe un comino las páginas originales que ha dibujado, empleándolas como tablas para cortar porque considera que cuando Marvel se las devolvió – Marvel tenía una política de no devolver arte original a sus artistas, cosa de la que hablaré en otro momento-  lo hacían por las razones incorrectas, motivo también por el cual  le vale que lo recuerden por su trabajo en Spiderman. Y en fin, ése es Steve Ditko, un hombre discreto hasta más no poder y una de las piedras angulares de Marvel, si tenemos en cuenta que ayudó a cimentar a la “mascota” de la editorial. 89 años ha cumplido, y ojalá nos pueda acompañar un tiempo más, sea enfrascado en sus opiniones o no, que dolería realmente perder a otro de los artistas representativos  y sobrevivientes de la edad de oro y de plata del cómic americano.

Y lo increíble, la BBC le dedicó un documental para ir en su búsqueda, ni más ni menos. Ditko, maestro en hacerse el de rogar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s