De Documentales Centenarios y Temores Milenarios: Häxan, La Brujería a Través de los Tiempos

Artículo # 35 del año 2 del blog  (Y sería el artículo # 401, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. ¿Será sano mantener la creencia de que la película de Miss Peregrine es una versión descafeinada de X-Men? Porque a mí me parece que es más una versión descafeinada de la Academia Umbrella. Por lo “darks”).

haxan-135859165-large
Muy Tolouse Lautrec el póster, pero no  alcanza a reflejar  la película que anuncia.

 

Comienzo a escribir este artículo más temprano de lo que acostumbro porque el tema del mismo así lo requiere. Ni por todo el arte original de Alex Toth me sentaría a escribir sobre Häxan, La Brujería a Través de los Tiempos a eso de las 10 u 11 de la noche, por todo lo película muda y en blanco y negro de los años de aguadepanela que sea. Y si una cosa es cierta es que pasen las décadas que pasen, el horror que impregna esta producción no se ha deslucido ni un poco, ni tampoco su intención documental y crítica, que va más allá de mostrar a gente semidesnuda con cuernos y pelo pegados al cuerpo para simular ser demonios y mujeres a lomo de escoba surcando los cielos.

pdvd_022
Häxan es… Historia de la Superstición.

Puede uno considerar Häxan como una de las primeras adaptaciones de libros al cine, que el director danés Benjamin Christensen basó el guión en el manual de brujería del siglo XV Malleus Malleficarum (algo así como El Martillo de las Brujas), para hacer una puntual crítica a la superstición y a la discriminación hacia la mujer, tomando como enfoque de éste último las persecuciones de las que eran objeto las mujeres sospechosas de practicar la brujería, la cual la Iglesia Católica estaba empeñada en eliminar de la faz del Viejo Mundo en su cruzada por imponer su bien contra el mal. Y esto es algo que el director no se mide en recursos y en caracterización a la hora de ilustrarnos, que los dos años de planeación que tomó realizar la pre-producción no fueron en vano, y que por supuesto muy amablemente nos presenta, convirtiéndose en el anfitrión de esta mirada al pasado, donde nos refiere los orígenes de la brujería y la creencia en los demonios, que se volvieron reales para el imaginario colectivo.

giphy
Conozco gente que todavía se haría encima con esta simple escena.

Escenas que castigan duramente la torpeza de la superstición como filtros de amor hechos con cadáveres, cómo  una mujer que se da cuenta que sus inquilinos hacen actos paganos en su cuarto – en realidad se las arreglan como pueden para realizar una autopsia por investigaciones médicas- y el desdoblamiento de una anciana que termina conociendo el infierno y los placeres mundanos que el diablo está dispuesto a concederle a cambio de que se haga sierva suya son ejemplos de cómo se llevaba a cabo la brujería en la Antigüedad, y son casos que el Malleus Malleficarum demandaba en sus páginas por un regio castigo hacia quienes los practicaran, siendo en este caso, mujeres que señaladas por su condición o su aspecto – las ancianas feas y las doncellas bonitas no escapaban a la denuncia-  eran sometidas a pruebas e interrogatorio inhumanos, que tenían el único objetivo de hacerles admitir actos contra la fe y Dios que no cometieron.

tumblr_nx20bldgot1rdfgw4o1_r1_500
Si es que nos transportan a un reino de pesadilla bien verosímil.

Con siete capítulos en las que se divide la película, Häxan nos da numerosas representaciones de los demonios conciliando con mujeres en aquelarres, entre los que se puede ver al propio Christensen encarnando a Satanás, y una triste historia en la que una familia desmoronada por la enfermedad mortal que aqueja al marido y padre de familia lleva a que la esposa de éste acuse a una vieja y pobre tejedora de ser la bruja responsable de sus males, por consejo de un supuesto hechicero ambulante, lo que llevará a cada uno de los que viven bajo ese techo a la ruina, que los duros interrogatorios a los que es sometido la pobre mujer le harán inventar que la madre de la afligida esposa es también una bruja y que asiste a reuniones paganas, todo con tal de que el doler que le infringen, pare.

1922-haxan-witchcraft-through-the-ages-la-brujeria-a-traves-de-los-tiempos-foto-10
Los de la Iglesia no escatimaban en nada para tener confortables a las acusadas de hechicería.

La cúspide del horror llega cuando uno de los monjes del pueblo se siente culpable por sentir aprecio hacia la viuda, lo cual, luego de unos latigazos, se lo hace saber a sus superiores, que la recluyen e interrogan a ella también, valiéndose de mentiras, promesas, e incluso el bienestar de su pequeño hijo para hacerla confesar, cosa que a la larga logran cuando uno de los monjes le hace admitir que sabe invocar truenos con el agua, dejando un final terrible para aquella casa a manera de castigo ejemplar por acusar falsamente a una mujer inocente de pactar con el Diablo, que puede que no guste a muchos, pero que, aunque cueste y duela realmente admitirlo, es justo.

acusada-copia
Y duele que la Iglesia haya dado la risa al último.

Aparte de dar una lección moral, Benjamin Christensen esperaba explicar de manera lógica que las señales para identificar brujas eran resultado de dolencias que en la época no se habían identificado o estudiado, como la histeria, ilustrándolo con el caso de una monja en un convento que enloquece y contagia su comportamiento a sus compañeras en el claustro, adjudicando el ataque de nervios a la manipulación demoniaca, cuando en el presente, comportamientos erráticos como el sonambulismo o tendencias compulsivas como la cleptomanía son identificados y gozan de nombre propio gracias a la Psiquiatría.

nbb
¿Ve que el Demonio la visita de noche, señora? Pues desde el Futuro podemos decirle que esas visiones son meros delirios.

Pero si algo que Benjamin Christensen, quien se empeñó en dirigir, escribir, actuar y presentar Häxan nos quiere dejar claro, es que la brujería al final no se ha erradicado, que la superstición persiste en forma de supuestos médiums, y adivinos, y gente que promete curas milagrosas o cambios en la suerte a largo plazo sin recibir ya represalia por la Iglesia, quien todavía no parece admitir culpa por el genocidio del que fuera responsable en la antigüedad, pero que sigue condenando estas prácticas, llevadas a cabo no sólo por los más humildes, sino por gente de la más alta importancia a nivel social, además de la “humanización” en el presente de los medios para tratar a quienes sufren de problemas psicológicos. Eso, y lo que las mujeres han padecido por negligencia de las instituciones y la sociedad a través de la historia, cosa que todavía se evidencia en la edad actual, a 94 años de estrenarse la película, lo que la dota de cierta calidad atemporal, con una lección al final que se resisten al paso del tiempo.

haxan26
Y con su película, el director aspira a que tomemos consciencia y que las persecusiones hacia las mujeres las mujeres no se repitan.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s