Melancólico Octubre, o: Relatos poco conocidos de Edgar Allan Poe.

Artículo # 34 del año 2 del blog  (Y sería el artículo # 400, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. Lo bueno del escándalo de Haku –A.K.A Lady Plagio- sus memes, que me han hecho el día. Lo malo, que tiene fervientes defensores, entre ellos Luis “La Ciencia Ficción no Vende” Gantus, y que se pasaron de la raya al hacerle Bullying al tipo que la acusó de plagio, Mario S. Nevado. Como que algunos no pueden ver más allá de la cara bonita de la artista).

edgar_allen_poe_1898
Sí señores, que a éste hombre se le adjudican más cuentos además de El Cuervo.

40 años tenía Edgar Allan Poe cuando dejó este mundo en circunstancias misteriosas, que al sol de hoy no se ha podido esclarecer cual fue la causa de su muerte ni el porqué llevaba ropa que no le pertenecía cuando lo encontraron casi que moribundo. Y no es de extrañar que su final haya sido trágico y misterioso, que en tiempos mejores este hombre se dedicaba a hacer relatos cortos de terror, todos ellos muy extraños, por los que se le considera precursor en este campo, y también en el de la novela policiaca, con su tan conocido Los Crímenes de la Calle Morgue, en donde su personaje Chevalier Auguste Dupin, sirvió de inspiración a Conan Doyle para su Sherlock Holmes.

Y justo hoy me acordaba de Poe  y me entero que en este mes se cumplían 167 años de su muerte, el ya pasado 7 de Octubre, y se me ocurrió hacerle un homenaje, aunque tardío a este gran escritor al que todavía no se le homejaea lo suficiente por el largo de su obra y la importancia de ésta al influenciar a otras figuras reconocidas, como H. P. Lovecraft.  Y para la ocasión he escogido algunos de sus relatos para contarles sobre ellos, y de paso recomendarlos, que uno de los objetivos de mi blog también es el de fomentar la lectura.

  1. Hop-Frog.
18_rackham_poe_hopfrog
Nunca conviene meterse con el bufón de la corte. Nunca.

Una historia sobre la venganza y la justicia en la que el bufón enano de un reino toma represalias contra el Rey y su corte por ridiculizarlo a él y a su pequeña amiga y bailarina Trippetta, que tienen que soportar las burlas y los golpes de los nobles. Así, nuestro protagonista es llevado a tal extremo que decide aconsejar a sus señores el que se disfracen de orangutanes con pelo y brea para espantar a todos en el reino durante una mascarada, para luego colgarlos de un candelabro y prenderles fuego gracias a las cualidades inflamables de la brea.  Una historia que al final nos hace ponernos de parte de Hop-Frog, aunque su solución para castigar al Rey y su Corte sea más bien drástica.

  1. Los Hechos en el Caso del Señor Valdemar.
0
O como tener un Conejillo de Indias Humano nunca antes ha sido más aterrador.

La premisa de la historia es bastante interesante, que el protagonista, interesado en la hipnosis, decide aplicar la técnica en Valdemar, un hombre ya en las últimas a causa de la Tuberculosis. Interesado como está en saber qué efectos tendría hipnotizar a un moribundo, asiste a sus últimos instantes de vida y lo pone en trance, con lo que el pobre moribundo queda en un estado en el que prácticamente permanece en animación suspendida, mientras relata de manera confusa lo que se siente estar muerto. Así permanecerá durante meses, hasta que al final se decide sacarle de su trance, lo que ocasiona que Valdemar se descomponga antes los ojos de sus testigos. Sin duda este historia le hace desear a uno replicar el experimento para ver qué pasa.

3. Morella

 

il_fullxfull-215233903
Leer esto me hace evocar lo que le pasó a Ms. Marvel en Avengers # 200, una historia escrita por alguien muy perturbado.

Historias en las que Poe pone a un hombre que queda viudo en circunstancias singulares son siempre numerosas, pero Morella se lleva las palmas por ser una de las más inusuales, que en ella el protagonista siente algo por su mujer, quien culta y curtida en el misticismo muere en el parto de la hija de ambos. Lo raro es que la pequeña parece un reflejo de su madre, y cuando el padre revele que el nombre que le ha puesto es el de su difunta progenitora, demostrará qué no sólo se parece a su mamá, sino que es ella misma, que ha vuelto al mundo en una nueva forma. Realmente perturbador.

  1. Un Descenso al Maelström.
02301_01-ic
Aquí el “monstruo” es algo así como el hijo bastardo y rebelde del efecto Coriolis.

Un anciano cuenta a un turista en Noruega una historia en la que le demuestra que su apariencia demacrada no es por la edad sino por el miedo que le provocó enfrentar a una feroz corriente que es capaz de atrapar navíos enteros y escupir sus restos después. Sabiendo que no saldrá del interior del torbellino con vida, que ha visto morir a sus hermanos, que lo acompañaban en el navío en el que viajaba, el protagonista ve una luz de esperanza al razonar que los objetos dentro del Maelström puede ir al centro de éste y ser expulsados a sus orillas, con lo que se aferra a un barril que va hacia el exterior y salva su vida, aunque queda con serias secuelas de por vida. Un relato atrapante que nos pone como contertulios del narrador y nos hace entender su angustia durante tan difíciles momentos.

  1. La Esfinge de Calavera.
cd9ab38a62b5a13177bfb5ceb5c95775
A éste lo he visto en El Silencio de los Inocentes.

Un hombre que pasa una temporada lejos de Nueva York por una epidemia de Cólera que allí se padece, una noche tiene la aterradora visita de una criatura extraña con astas de cristal, una trompa, alas monstruosas y una marca con forma de cráneo en el lomo. Al final el amigo del protagonista le aclarará que la criatura que le describe sí existe, pero no es un monstruo, sino más bien un insecto con una marca peculiar en su tórax llamado la Esfinge de Calavera, y que su impresión por la misma ha sido por culpa de su mala apreciación de la perspectiva, que le jugó una mala pasada al creer al animal como un monstruo y un mal presagio. Una historia que hace uso del suspenso y que convierte a algo casi inofensivo como un insecto en un ser de pesadilla.

  1. El Barril de Amontillado.
4396618-3x2-460x307
Y es que uno no se puede ir a beber con cualquiera, que hay consecuencias al final.

Cuando Montresor decide consumar su venganza contra Fortunato en un carnaval en las calles de Italia, lo hace de una forma tan poco sutil aunque no al nivel de Hop-Frog. Y es que Fortunato termina siendo víctima de una treta que el protagonista le hace, cuando aprovecha su ebriedad para ofrecerle su reserva del vino Amontillado. Pero Fortunato no saca nada bueno de esto, que termina encadenado y emparedado en un muro donde Montresor espera a que muera lentamente. Lo peor es que Fortunato, así y todo, sigue reclamando hasta el final la famosa bebida, lo que deja pensando hasta el final al autor sobre su afición al humor negro.

  1. Conversaciones con una Momia.
conversaciones-con-una-momia
Aquí casual, hablando con un muerto milenario.

Alejándose del suspenso que le caracteriza, Edgar Allan Poe incluyó en su obra relatos satíricos impregnados con su propio humor negro en los que no parecía intentar aterrar al lector sino robarle algunas risas. Éste es el caso de Conversaciones con una Momia, en el que el protagonista y unos colegas suyos reviven a un egipcio de piel roja que fue colocado en animación suspendida hace siglos, según una tradición en la que se momificaba a la gente con gomas y productos especiales para ponérseles en hibernación, y así comparar más adelante la obra de un autor varios siglos adelante. La historia es tan absurda que merece ser adaptado a cómic y con dibujos de Mike Mignola.

Siete relatos que merecen al menos una repasada, y que dejan claro que el talento a Poe le desbordaba por los poros, aunque en su época no se le haya valorado lo suficiente. Pero esto pasa con todos los grandes que están adelantados a su época.

3792be4e3a103d688a03fe6b715982a0
Obviamente hay que agradecer a los Simpson por dar a conocer otros relatos de Poe aparte del Cuervo, como El Corazón Delator.
Anuncios

3 comentarios en “Melancólico Octubre, o: Relatos poco conocidos de Edgar Allan Poe.

  1. Amo Hop Frog, es tan inquietante y fantástico,mi cuento favorito de EAP. El tonel del amontillado es una obra maestra. Gracias por reseñar tan fantásticos cuentos. 😁😁😁

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s