Juzgando un Cómic por su Portada: Historia de las Portadas Variables.

Artículo # 14 del año 2 del blog  (Y sería el artículo # 380, pero como ya acabó el bonito experimento de un blog por día, se reinicia la cuenta. El día que la gente deje de pensar que los diseñadores gráficos viven a base de frunas y “muchas gracias”, el mundo será diez mil veces mejor, y los diseñadores diez mil veces más felices).

a78011ac1bacb9f8152ba621568a05be
Razón # 1 para que no existan las variables, Rob Liefeld.

Una portada en un cómic es la mar de importante, eso lo sabemos todos, que ver cómo Súper Fulano machaca a su archienemigoLord Destructicus con un rascacielos que carga con su meñique mientras salva a su novia de un dinosaurio de concreto con su visón de rayos gamma es algo que garantiza que al menos algún crédulo se va a acercar al quiosco para pedir ese ejemplar y abrirlo a ver si adentro de la revista hay algo similar a lo que se muestra en la portada. Es que obviamente las portadas son una ventana del cómic, y la idea de componerlas es enganchar al lector, llamar su atención, con lo que a veces hacer una buena portada que perdure décadas y que sea imitada hasta el hastio a veces no bastan.

modern-masters_kevin-maguire
Kevin Maguire sí que sabe hacer portadas que perduren.

Es difícil mencionar cuando comenzó esta tendencia por sacar variantes de portadas, pero obviamente la intención principal para sacar versiones alternativas de la tapa de una revista era el dinero. Para el primer número de la miniserie The Man of Steel, escrita y dibujada por John Byrne en 1986, época en la que recién concluía la Crisis en las Tierras Infinitas, y Superman se merecía una revisión de su continuidad. Y es que si las portadas mostraban una escena del cómic correspondiente y a la derecha a uno de los personajes de cuerpo entero, como en el caso de la portada 1, con Clark Kent abriéndose la camisa para dejar ver el escudo de su traje. La portada alternativa, que era considerada una Edición Especial de Coleccionista, se enfoca en un primer plano del pecho de Kent tirando de su camisa para dejar atrás su alter ego humano para pasar a ser Superman. Y obviamente esta tendencia iba a ser infinitamente replicada, porque a la primera funcionó, y de qué forma, que poco después en Marvel ponían una variante de la boda de Spiderman alternando a Peter Parker de smoking y como el superhéroe.

manofsteel-670x518
Qué súper-exhibicionista.

Y bueno, que si en DC la hicieron bien con la variable, en Marvel no se quisieron quedar atrás. ¿Y cómo demuestras que quieres dar la talla en esta guerra de venta de revistas? Replicando lo que hizo la competencia, pero a lo grande. Y para eso hay que echar una mirada a lo que la Casa de las Ideas hizo con la nueva serie de los X-Men llamada imaginativamente X-Men # 1. Resulta que esta nueva serie tenía la novedad de que Jim Lee, un talento novel en la editorial cuyo arte hacía que la revista en la que trabajaba vendiera como churros – el estilo angulado y tieso del autor era la máxima expresión del dibujo en la escena del cómic noventero-, ¿y qué idea creen que se le ocurrió? Pues hacer no una versión alternativa, sino cuatro, que al unirse conformaran algo así como un póster basado en la portada del Uncany X-Men # 1 dibujado por Kirby, con los X atacando a Magneto. De esa forma, X-Men # 1 vendió 8 millones de copias, pero la gente sigue pensando que fue porque el cómic era lo más, cuando fue porque los acaparadores que colaboraron en la burbuja especulativa  juraban que si adquirían los cuatro números, con el tiempo su valor aumentaría por ser ejemplares de colección.

xmen1-665x255
Si tienen o heredaron estos cuatro cómics, no, no les van a pagar lo suficiente  para comprar casa ni pagar la universidad de sus hijos.

Y les decía que los noventas fueron “La Creme de la Creme” de esta tendencia de las variables, porque hubo quienes vieron más posiblidades para sacar variables, que no se quedaron sólo en la versión alternativa con otro arte o escena, sino que decidieron usar modelos disfrazados para protagonizar estas versiones de coleccionista. Eso en Maximum, editorial/estudio que emergió de Image (que allí los fundadores tenían por hobby independizarse y largarse con sus creaciones), ya lo estaban amasando, y fue por el lado de Rob Liefeld donde surgió la cosa, que para dos de sus personajes – digamos “homenajes”- Glory y Avengeline tenían preparadas portadas con dos chicas despampanantes posando cual calendario de verano. Y obviamente esto iba a gustar a los adolescentes con las hormonas alborotadas, aunque esto ya se hacía antes, que por el lado de Marvel ya habían hecho una portada del Marvel Team-up con dos hombres vestidos como Spiderman y el Capitán America.

1018086-avengglorygodyssey1v
Para la que hacía de Glory no repararon en conseguirle una peluca blanca.

Y bien, que entre uso y abuso de portadas variantes, hubo con los años una editorial que realmente echó mano de este recurso de una forma bastante descomunal. Y aquella fue IDW Publishing, conocida por tener licencia de varias franquicias a las que les sacaba al menos una miniserie. Entre las franquicias mencionadas tenemos a Doctor Who, Transformers, My Little Pony, y continuaciones de series como Las Tortugas Ninja y Samura Jack. Aquí no escatimaban en cantidades, que por ejemplo, para los cómics de series “Live Action” se valían de usar imágenes promocionales de los actores para sus portadas, como en el caso de Doctor Who y Angel.

dwcv
Antes de que Doctor Who se fuera para Titan Comics, IDW se dio literlamente garra con él.

Y es que sabiendo que en el presente los cómics ya no marcan ventas de un millón, cien mil, o si quiera veinte mil copias, el sacar versiones distintas de la misma revista es un recurso más que necesario. Y como no, que cuando Deadpool estaba en su auge a finales de la década del 2000, y eso lo dice el hecho de que tenía muchas series dedicadas al personaje, salieron las versiones alternativas de otros títulos de Marvel en los que el Mercenario Bocón hacía de las suyas, fastidiando por diversión a otros personajes de la editorial.

deadpool-style-avengers-1-variant-cover_5cb646_4151631
Sí, antes de la fiebre causada por los videojuegos y la película, había Deadpool hasta en la sopa.

Y es que estaba bueno aprovechar fechas especiales para hacer portadas alternativas, que en DC supieron hacerla con el aniversario de Batman y Superman, siendo el primero homenajeado en portadas donde intentaba evitar que Jason Todd muriera a manos del Joker, o en el caso del Hombre de Acero, portadas que recordaran al personaje en tiempos pasados, como las portadas inspiradas en sus caricaturas de los estudios Fleisher. Que listo, que las portadas variables son una forma de chupar el dinero de los bolsillos de los ingenuos, pero se estaba haciendo de manera muy inteligente. E irónicamente son parte de un legado, como en el caso de Darwin Cooke, que antes de fallecer este mismo año dejó una importante cantidad de variables hechas por él, que en sus últimos años, al parecer era lo único que le encargaban a hacer.

smcv
Lo de estas portadas es nostalgia pura por el simple hecho de que el Superman de la portada alternativa es más fiel a sus raíces que el de New 52.

Pero siempre habrá algo que le reste mácula a este recurso para subir las ventas, y en el caso de las dos grandes son dos hechos bastante puntuales, y que curiosamente hicieron que las feministas de extrema derecha – coff, coff, feminazis, coff, coff- sintieran que les daban justo en el orgullo de amazonas. En el caso de DC fue una portada de Batgirl, su versión New 52 aniñada y que se saca selfies en el espejo del baño de chicas – que eso es lo de hoy- en la que representaba una escena de The Killing Joke, en la que el Joker le pintaba una sonrisa en su cara mientras la chica no podía contener las lágrimas. Esto no gustó a quienes se escandalizan por todo y por nada, y decidieron quejarse en internet, pasar la pelota para que más gente se quejara con argumentos sobre que se denigra a la mujer y todo eso, con lo que la portada pasó a ser sólo una anécdota, que deja claro que hoy la gente se queja por todo.

Batgirl #41 joker variant DC Comics withdrawn, art by Rafael Albuquerque
Y quienes se quejaron ni siquiera leen cómics. No más les gusta hacer ruido.

Para el caso de Marvel, la cosa tuvo que ver con La Mujer Araña, el icónico personaje que estrenaba nueva serie, con lo que se encargó al artista Milo Manara la elaboración de una portada alternativa por la ocasión. Manara, al que le va hacer arte erótico, pintó a Jessica Drew en una posición por demás sugestiva que se enfocaba en su trasero, y que al parecer causó que la estampida de autoproclamados defensores de los derechos de las mujeres se levantaran con horquillas y antorchas para quejarse con Bendis y Quesada porque la portada les parecía sexista, que SW parecía lista para cualquier cosa excepto para combatir el crimen, que la portada era muy inmoral, con lo que, por primera vez en sus años de colaborar  con Marvel, Manara se veía censurado.

372718-portada-milo-manara-spider-woman-1-desata-polemica
Y pensar que Frank Cho aprovechó la polémica para hacer variantes con el tema de la pose.

Y así pasamos de tener portadas variables para todos, donde la fotografía – vale destacar aquí las variables edición cosplay de Marvel del año pasado-  y colaboración de varios artistas genera piezas realmente interesantes. Que por el lado de Marvel podemos ver variables con temas de vampiros, zombies, Tron y hasta estilo de los cincuentas, mientras en DC hasta Flash tuvo su homenaje en portadas, viajando en el tiempo y pasando a saludar a viejos amigos en otros universos ya borrados de la continuidad. Pero bueno, portadas hay para todos los gustos, e incluso se han incorporado las que vienen en blanco para que los lectores se pongan creativos y las diseñen, paguen a artistas que trabajen por comisiones para elaborarlas, o pedirle a dibujantes en las convenciones que les hagan un boceto rápido para hacer esa edición invaluable. Definitivamente las variables son hoy una fuente importante de ingresos para las editoriales hoy en día, que no ven limitada la cantidad  a sacar, que sí Marvel quiso en los noventas superar a la competencia sacando cuatro versiones de portada de su mismo cómic, el año pasado, para el # 1 de la serie regular de Star Wars sacaron nada más y nada menos que 60, así, a lo bestia. Ver para creer.

sycv
Y cómo pasar por alto a Skottie Young, que es toda una autoridad en esto de las variables.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s