Caen los dragones, y con ellos una era: Dragonslayer.

Blog # 343 (y con éste restan 22  blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Sadako Vs Kayako en The Ring vs The Grudge Lo veíamos venir).

poster-4782
Desde Corazón de Dragón aprendí que matar dragones es malo, hasta que vi Dragonslayer.

Una película ambientada en la era medieval, con magia, reyes déspotas, y un dragón que es periódicamente alimentado con doncellas para evitar que se ponga como loco y prenda todo con su aliento flamígero. Sí, esta fue una sinopsis de una película de Disney, y en ningún momento puntualicé sobre un número musical o una princesa barítono, que las razones por las que así fuera son que la cinta en cuestión, Dragonslayer (Verdugo de Dragones o El Dragón del Lago de Fuego, como se les conoce en Latino e Hispanoamérica, respectivamente) pertenece a la era oscura de Disney, cuando decidió experimentar con la temática de sus producciones a finales de los setentas y finales de los ochetnas, alejándose del rótulo de “apto para toda la familia”  para hacer producciones más adultas y tenebrosas. Y aunque su calidad era indiscutible – de algunas- , el abandono y desinterés del público hacía mella en la taquilla, dejando estas siniestras cintas como fracasos, aunque después comprenderíamos bien que estaban demasiado adelantadas a su época – algunas-, y hoy son consideradas de culto.

Un dragón genial, una historia diferente y transgresora. Los elementos para que una cinta sea de culto.

Cuando el mago Ulrich de Craggenmoor recibe la visita de unos  campesinos que vienen de muy lejos para pedirle ayuda para combatir a un dragón que les tiene al borde de la desesperación, y que además posee un nombre legendario por el que es conocido y temido – Vermithrax Pejorative, ni más ni menos-, se encuentra seguro de que está a las puertas de la Muerte, con lo que una vez muere a manos de un bárbaro guerrero, recae en las manos de su joven pupilo, Galen, completar su misión en una era donde todo lo mágico y maravilloso del mundo está por perecer, dando lugar al oscurantismo y a la devoción a la iglesia, por allá en el lejano siglo VI después de Cristo.

971
¿Y en quien recae la misión de ser el héroe valeroso asesino del malvado dragón? En un regular de Ally McBeal.

Tal vez el nombre de Peter McNicoll les suene por Lo Cazafantasmas 2, la Secuela de los Addams, o cualquier serie o película donde el tipo haga de tonto, pero a más de uno se le van los colores cuando descubre que es este señor, el devoto de Vigo, el Moldavo, quien encarna a Galen. Es difícil en principio aceptar este hecho, sí, pero no debe permitirse que esto haga que uno disfrute la película, cuando el tipo estaba en sus veintitantos. Pero bueno. Como Galen, McNicoll decide emprender el viaje de regreso con los pobladores, entre los que se encuentra Valerian, la hija de un herrero, la cual su padre ha hecho pasar por un muchacho para evitar que haga parte de un sorteo que se celebra cada cierto tiempo para escoger a una doncella y dársela de tributo a Vermithrax, a cambio de que no arrase con el reino de Urland, del que el incapaz rey Casiodorus es amo y señor, y por lo cobarde que es, aprueba y ve con buenos ojos que se siga celebrando este contrato.

Dragonslayer_04
Caitlin Clarke como Valerian arranca suspiros, pese a ser algo así como un “tomboy” medieval.

Y pues que Galen, así inexperto y embriagado del poder que le ha heredado su maestro, decide irse por todas y enfrentar al Dragón, pensando ingenuamente que sepultándolo arregla el problema. Esto hace que todos celebren en falso la caída del dragón, y que Valerian revele a todos que era una chica, ya que al parecer ya no será necesario sortear a nadie para hacerla tributo de dragón. Pero no, el climax no llega a los primeros treinta minutos de la película, así que resulta que “Vermi” está vivo, y más enojado que nunca, con lo que el sorteo deberá celebrarse otra vez, pero esta vez con la hija del rey entre las que serán sorteadas, ya que por boca de Galen la princesa descubre que a las hijas de los nobles no las ponen entre las víctimas. Entonces por un acto de deber civil, la princesa se ofrece, se regala para ser la ofrenda del dragón, con lo que Galen tendrá el reto de salvarla, y motivos para retomar una vez más el rol de Asesino de Dragones.

dragonslayer-galen1
Héroe decidido y una bella hija de monarcas en apuros. Hasta aquí todo es una historia heroíca arquetípica.

Con una lanza especial elaborada y templada por el herrero del pueblo para ser perfecta al matar y un escudo confeccionado por la bella Valerian, quien después le confiesa que lo ama – sí, a McNicoll- Galen va a liarse con el dragón para darle muerte y liberar a la princesa. Y logra dejarla libre, pero desafortunadamente el chico se mete en una pelea a muerte con el guerrero que dio muerte a su maestro, agregando la resolución de un conflicto personal a la trama, y evitando que Galen salve a la princesa de morir a manos de los bebés dragón de Vermithrax, lo que evita que esto sea una trama calcada a la leyenda de San Jorge y el Dragón.

Dragonslayer
Y el dragón, que finalmente muestran, no decepciona. Y hasta los efectos para darle vida se ven caros, que son de Industrial Light and Magic.

Llega pues la primera pelea frente a frente entre Galen  y Vermithrax Pejorative, que si intentar sepultarlo con ayuda de la magia no funcionó, algo debe hacer el confrontarlo con lanza en mano y escudo ignífugo de escamas de dragón en la otra. Desafortunadamente no todo sale según lo previsto, y Galen sale apenas entero de la pelea, con lo que, sin más qué hacer, él y Valerian deciden irse de la aldea, ya que en ella ha empezado a pulular un resurgimiento cristiano, que el oscurantismo está a la vuelta de la esquina, y algunos desesperanzados han recurrido a la fe a Dios para refugiarse del horror que viven gracias al dragón. Pero afortunadamente, unas palabras del sirviente de su maestro sobre llevar sus cenizas a un lago de fuego le darán a Galen la alternativa de vencer al dragón.

vlcsnap-00048
Y Ulrich aquí era medio Gandalf.

Con Ulrich resucitando como un super-mago para enfrentar al dragón, recordamos las palabras del primero acerca de su correlación con los dragones, que si no existieran magos, tampoco existirían estas criaturas, con lo que parece justo para el clímax que ambos, el último hechicero y el último dragón se aniquilen entre sí para dar por terminada una era donde lo mágico y monstruoso imperaba, y la era de Dios y el Hombre venía a pasos agigantados. Así, Galen y Valerian quedan a la tarea de destruir el amuleto mágico de Ulrich, que contiene su magia para destruirlos a ambos  en el momento adecuado en el que Vermithrax Pejorative y el hechicero vuelan por los aires. Y así, de manera explosiva, termina todo. Los religiosos adjudican la muerte del Dragón a Dios, y Casiodorus aparece para clavarle una espada al cadáver del dragón, proclamándose vencedor de la criatura, lo que deja cero crédito para Ulrich, Galen y Valerian en la muerte del mayor azote del reino de Urland, aparte de su ignorancia y estupidez.

2nspcvb
Y Penny del Inspector Gadget sabe como se sienten nuestros héroes al ver que otros toman el crédito por algo que no hicieron.

Fuera de que contó en el reparto con Ian McDiarmid como un religioso que es cocinado por el dragón, y que poco después encarnaría a Palpatine en el episodio VI de Star Wars,  DragonSlayer tendría una adaptación a cómic elaborado por Dennis O´Neill y Marie Severin en guión y dibujo, y sería nominada a mejores efectos especiales por dar vida a Vermithrax Pejorative en los Premios Oscar del 82, perdiendo con Los Cazadores del Arca Perdida, y una nominación a mejor banda sonora, propiciada por Alex North, responsable de la música en Spartacus de Kubrick, que perdió contra Carrozas de Fuego.

mssdragon3_zps576ce92e
Un cómic dibujado por La Marie Severin ya es bastante.

Una coproducción entre Disney y Paramount que desafortunadamente fracasó por su temática oscura y compleja – lo de señalar a la Iglesia no debió gustar a muchos- y que seguro de haberse estrenado en esa época donde lo medieval caza tan bien por El Señor de los Anillos y Game of Thrones, esta cinta tendría un éxito moderadamente alto en taquilla. Una cinta recomendable y con la cual no hay derecho para saltársela, ni porque pertenezca a la Edad Oscura de Disney, o seas un detractor de los live action de los estudios del Ratón. Que aunque sea triste el mensaje que quisieron darnos – el que lo mágico se fue una vez la gente aceptó  a Dios en sus corazones- no deja de ser una aventura digna de verse.

Dragonslayer-5
Dedicado a la memoria de Caitlin Clarke (Valerian), que hace 12 años nos dejó (y eso que no suelo dedicar los artículos).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s