De Guerreros Cibernéticos y Enmascarados Legendarios: Tokusatsu Y Adaptaciones en Occidente que Apenas sí se Recuerdan.

Blog # 341 (y con éste restan 24  blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Pese a ser una Mary Sue de Dan Slott, Cindy Moon, alias Silk me parece sexy, pero debería trabajar mejor el esconder su cara, que con el pañuelo tapándole medio rostro no basta).

555030_503704203000877_44830284_n
Series que demuestran que la afición al Tokusatsu en algunosno viene de hace un par de meses, sino de toda una vida.

Puedo decir que, como todos los de mi generación, que me crié junto a una pantalla de TV conectada a la perubólica. En ese entonces era un lujo adquirir TV Cable o Cablecentro – e irónicamente ya no existen con dichos nombres ya o como parte de un conglomerado de telecomunicaciones- , así que tener una señal con varios canales latinoamericanos bastaba, así los geniales como Magic Kids, Cartoon Network o Fox Kids no estuvieran en la oferta de dicha señal. Tener acceso a canales de Perú y Bolivia acababa con las tardes de aburrimiento, ya que había más variedad de “enlatados” que las televisoras presentaban para los chicos, y muchos de estos solían ser de series ya viejas, y de oriente, que de niño uno consideraba frescas y altamente atractivas por sus temáticas. Estas series eran parte del género Tokusatsu, y muchos llegamos a verlas incluso antes que llegaran a irrumpir los Power Rangers, adaptación occidental de Saban de las series de Supersentai. Seguro más de uno que se pase por acá hoy sentirá que la nostalgia le da de lleno en el pecho, así que sigan leyendo para recordar esas series, que adaptaciones o no del Tokusatsu, hacen de nuestra infancia.

Kido Keiji Jiban

El enésimo Robocop japonés, y mil veces mejor.

El género Metal Hero involucraba a humanos que podían revertir su forma a cyborgs para luchas contra organizaciones malvadas, en un curioso giro de tuerca del argumento de Kamen Rider. Una de estas series era Detective Motorizado Jiban, un policía androide que había sido gravemente herido al combatir un monstruo, y que gracias a un científico, había recibido implantes tecnológicos que lo elevaban a androide. Con la posibilidad de revertir su forma robótica a humana, el detective Naoto Igarashi lucharía contra la maligna organización Bioron, que como sabrán, crea monstruos a diestra y siniestra, cada uno más estrafalario que el anterior, para crear el caos. No se me olvida que la emitía Frecuencia Latina, y que solía ser algo depresiva, con momentos como cuando los malos descompusieron a los dos robots del Dr. Igarashi – un R2D2 y una cámara con orejas de Mickey Mouse- y para salvarlos los hicieron uno, o la muerte de un tiranosaurio rex bebé que era controlado por Bioron. Cosas que marcan de por vida.

Tokusou Robo Janperson

No me extrañaría que androides así patrullaran de incógnito en las calles de Japón desde hace más de 20 años.

Siguiendo con el género Metal Hero, menciono a Janperson, un androide oficial de policía programado para hacer cumplir la ley tras una desastrosa vida anterior en la que su programación de robot de combate lo enloqueció. Tras un tiempo, fue reprogramado por una científica, y ahora Janperson lucha contra la malvada organización criminal llamada Gang Guards, en compañía del robot motorizado Gun Gibson, que si lo miramos bien, más bien parece el War Machine de esta historia. De Janperson tan sólo llegué a verme un episodio, en el que él y Gun Gibson quedaban atrapados en un laberinto virtual programado por la mente de un científico al que forzaban a actuar contra los héroes a cambio de devolverle a su hija, y también recuerdo su cameo en Big Bad Beetleborgs de Saban como escenas de archivo.

Masked Rider

Prometía ser épico.

Saban, empeñado en adaptar mucho Tokusatsu luego del sorprendente éxito de los Power Rangers, a finales de los noventas echó mano de una versión de una de las series más legendarias del  género, siendo ésta Kamen Rider, creación de Shotaro Ishinomori, mangaka también responsable por Cyborg 009. Como un motociclista con traje temático de saltamontes, fue legendario por su sorprendente patada Rider Kick, y que en cierta forma inspiraría a las series de Tokusatsu por venir, siendo el Super Sentai su más famosa variación, de parte de los americanos vendría Masked Rider, una serie sobre un príncipe alienígena llamado Dex, que al escapar a la Tierra, intenta acostrumbrarse a vivir entre humanos, a pesar de que él es un humanoide evolucionado de un insecto. Gracias a la tecnología de su cinturón y de la gema en su frente, el chico tenía acceso a armas, trajes y vehículos especiales para enfrentar a su tío,  el Conde Dregon, y sus secuaces, Nefaria y Ciclóptero. No sería la última serie de Kamen Rider adaptada a occidente, pero sí la que más recuerdo, en especial por una criaturita medio pato y medio oso llamada Ferbus, que amaba los Samurai Pizza Cats.

VR Troopers.

Los noventas representados totalmente en esta serie, donde la Realidad Virtual era El Futuro.

Salvo por su pegajosa canción de abertura y su trama que giraba alrededor de la Realidad Virtual, VR Troopers fue una serie que recuerdo especialmente bien ya que fue bastante popular cuando yo era niño. Contaba con un reparto de tres jóvenes, dos chicos y una chica modelos a seguir que se encontraban un laboratorio secreto que era controlado por una proyección virtual de un científico. Gracias a esto, los tres eran capaces de cambiar a un modo androide – volvemos al Metal Hero- , para combatir a Grimlord, que se escondía bajo la identidad de un hombre de negocios, y con el que combatían para mantener a raya todo lo que él les mandara desde el reino de la realidad virtual. La serie contaba además con un perro parlante llamado Jeb cuya mejor gracia era hacer una trompetilla con la lengua. Fueron tan populares, que durante un tiempo las loncheras Mi Lonchis traían un muñeco de los VR Troopers para los niños, igual de tieso a los Titan Heroes.

Big Bad Beetleborgs.

Y no van a creer cómo es que estos tres obtienen sus poderes.

Con otro Metal Hero más a la lista, aquí van los pintorescos Beetleborgs, que eran tres niños que al entrar a una casa embrujada, se topaban con monstruos – o versiones cursis de las viejas películas de terror de Universal- y con un fantasma nariz de plátano de otra dimensión con voz de Humberto Velez y disfraz de Liberace que los convertía en sus superhéroes de cómic favorito, un  super escuadrón cibernético con trajes de escarabajo. Lo malo es que con el deseo liberaron de los cómics a los Magnavores, sus mortales enemigos, y que ahora libres, causaban estragos aquí y allá.  Pero no había nada qué temer, que además de los trajes, los chicos poseían poderes especiales cada uno – telequinesis para uno, supervelocidad para otro, y superfuerza para la chiquilla- y una serie de vehículos y robots gigantes para enfrentar amenazas.  El fuerte de la serie eran sus monstruos cursis, que tenían nombres como Fangula, Frankenbeans y Wolfang, y que en cierta manera enriquecían la serie, aunque no me cabe en la cabeza como unos monstruos estereotípicos podían conectar con una serie de Super Sentai. Durante el transcurso de la serie, ganarían un nuevo aliado, trajes cromados, y otros guerreros Borgs que podían invocar  con medallas especiales.  Una serie que tenía todo para ser memorable, y que apenas recuerdan los que vivieron la época dorada de Saban.

Series que llenaban las tardes de Lunes a Viernes, y que he de admitir, me evitaban hacer la tarea o lavar la losa porque no quería perderme ni un instante de ellas, aunque después tenía que vérmelas con mi mamá y su genio de costumbre luego de que llegaba del trabajo.  Viejas glorias del Super Sentai, que aunque poco populares, muchos pueden considerar que gracias a ellas conocieron más ramas del Tokusatsu, aunque las adaptaciones occidentales de ahora no les lleguen ni a los talones o gocen de la misma popularidad que antaño.

Esta me faltó reseñarla. La vi una sola vez, pero no la olvido, que además Tim Curry le hacía la voz al malo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s