La Maldición de la Voz de la Nostalgia: Más qué Decir sobre Capitán Memo.

Blog # 299 (Y con éste restan 66 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Ruben Aguirre ha muerto. Y me duele tanto o más que el man que asegura ser experto en Chespirito).

558x367
¡Volvió, y en forma de ídolo de los nostálgicos!

 

Sé que hace ocho días hablé de Capitán Memo, el nombre bajo el que se hace conocer el famoso cantante de música de apertura de muchas series animadas de la infancia de quienes nacieron entre los ochentas y noventas, Guillermo Aguirre, pero esta va para complementar la anterior entrega, que solo menciona canciones de las series que de niño llegué a ver. Es que se queda corto cualquier artículo sobre este caballero, que realmente tuvo la misión de hacer memorables a aquellas series animadas venidas de Estados Unidos o Japón con canciones que, pese a que tenían a veces frases incoherentes – “¿Robot, eres formidable. Robot, siempre luchas por amor?”-, eran memorables. Y hay que ver un ejemplo de cómo las canciones  del Capitán le han llegado a generaciones.

Aquí el intro de la Mujer Araña, con monstruo verde colosal y todo.

Más de uno recuerda el “intro musical” de la Mujer Araña de Aguirre, ése tan adulador que hablaba de lo que era capaz  la heroína arácnida mientras nos contaban la adaptación del origen de los poderes de Jessica Drew. Inolvidable de principio a fin, y que remata de manera genial  con una última mención del nombre de la heroína. ¿Pero cuántos pueden decir que conocen el intro original?

¿A qué el minuto que dura se hizo eterno al verlo, no?

Pues de primera mano han visto el efecto de las canciones de Memo Aguirre en las series animadas, que el intro original es básico, cumple con contar el origen de la Mujer Araña, a qué se dedica en su identidad civil, y sus poderes, pero hasta ahí, que no genera mayor recordación, y la melodía de fondo es muy básica. En cambio, con la melodía del Capitán nos ayuda a recordar todo aquello que el intro nos cuenta, e incluso hace que quienes no estén familiarizados con el personaje se sienten frente al televisor para saber más. Pero pasemos de este tan conocido ejemplo a otro que recordarán más los que son bien vieja guardia.

Admito que el nombre de Festival de los Robots es “camp” pero todavía sigue siendo memorable.

Gracias a franjas como El Festival de los Robots, el género mecha aterrizó en Latinoamérica, debido a que ZIV International poseía los derechos de emisión de cuatro series sobre robots gigantes a las que Memo Aguirre elaboró canciones de apertura.  Aquí la cosa difiere un poquito, porque al contrario de las series americanas, el intro de las series japonesas es bien memorable. Y para la muestra, un botón.

Gaiking, dos robots por el precio de uno.

Gaiking sería una de las cuatro series que compondrían  la franja de mechas de ZIV Entertainment, y se diferenciaría enormemente de todo mecha tradicional por el hecho de que el robot protagonista era la cabeza de un colosal mecha reptiloide, Daikū Maryū, que se separaba de su cuerpo, y luego ganaba extremidades para luchar contra el mal. La canción compuesta por Aguirre tiene inspiración en la secuencia animada de apertura, y si les gusta ser quisquillosos, la letra parece compuesta por lo que el que escribió la canción vio sólo en el opening, sin molestarse en ver la serie.

Entonces lo básico queda en que el rebautizado “Gladiador” es un robot marino.

Si se me ha podido quedar en la cabeza una de las canciones del Festival es la de El Vengador, o Kotetsu Jeeg, una serie en la que cuyo protagonista, el rebelde vestido de Evil Knivel, Hiroshi Shiba, se convertía en la cabeza de un robot gigante al que más adelante se le sumaban las demás partes de su cuerpo, adheridas de forma magnética cuando la piloto Miwa Uzuki las dejaba caer desde su avión hacia el vacío.

Éste mecha era algo así como un Headmaster antes de época.

Lo curioso con el caso de la canción de Aguirre sobre el Vengador es que está la versión que compuso, la oficial y  Ending de la franja, con el ritmo pegajoso y armado a base de sintetizador, y la canción del Festival, que parece que hablara de Kotetsu Jeeg, sobretodo cuando menciona que con el movimiento de unos puños, el portador se convierte en un robot gigante con la habilidad de lanzar sus puños como misiles. Y esto por alguna razón resalta la importancia de esta serie que apenas sí ha sido tocada en Japón, con una secuela breve de la década pasada.

El robot me daba risa por lo grueso que se veía, pero poco a poco le fui tomando respeto y cariño.

Pero vamos que hay más. Por ejemplo ¿Alguien conoce el intro original de la serie del Rey Arturo?

Lo que hay es acción y hasta cartografía en este opening.

Da la bastante recordación para que la serie sea mencionada por los “eruditos” del anime que no se deslumbren fácilmente con la última película de Naruto o la más reciente temporada de SAO. Pero volviendo al tema, resulta que este intro hace referencia a una de las dos series sobre el Rey Arturo, porque para mi sorpresa, hubo tanto una serie original como una secuela.

Lo que tiene en común con la serie original es a Arturo en armadura, que ambas son muy distintas por el tono que manejan.

Sí, está la serie original, con las aventuras de Arturo y los caballeros de la Mesa Redonda, y una secuela con Arturo ocultando a todos quien es y viajando por el mundo con cuatro compañeros cómicos mientras hace de héroe enmascarado al revelarse no como Arturo, sino como El Príncipe del Caballo Blanco, que aparte que le han bajado el título, la referencia del caballo parece ser más relevante que él mismo. Esto nos deja con que la serie del Rey Arturo que se emitió en Latinoamérica emitió las dos series como si fueran una, lo que espero deje resuelto lo que muchos nos preguntamos cuando, de un momento a otro, cambió el tono de la serie de caballerezco a aventurero y cómico.

Bien pudieron avisar, que a mitad de serie me perdí cuando vi que Arturo ahora era un héroe del que nadie sabía su verdadero aspecto.

Con esto concluyo otra entrega sobre Capitán Memo, un personaje al que me gustaría que se pasara por Colombia a uno de los eventos frikis que se organizan aquí año tras año – en Comic Con es seguro verlo algún día, que en SOFA si no creo- que la gente que creció viendo las series de anime a las que les componía canciones nos urge percibir la estela de nostalgia que genera este caballero, ahora tan cotizado para cantar en vivo las melodías que varios años después lo harían famoso y parte de nuestra niñez.

Lo mejor del mundo es encontrar videos de sus presentaciones completos, que hacen desear que algún día el bueno del Capitán memo se pase por aquí.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s