Sí, aquí va otra reseña de: Superman vs. Muhammad Ali (dedicado a la memoria del campeón).

Blog # 286 (Y con éste restan 79 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Vislumbro una película de Namor en tu futuro, Marvel Studios, aunque sea pondrán a Mr. “Imperius Rex!” en un cameo como  a la Antorcha Humana I).

muh
¿Quién será el vencedor en este imbatible duelo de miradas? ¡Que comiencen las apuestas! ¿Quién dijo yo?…

Una vez comencé a leer Una de las miniseries de la saga del Cuarto Mundo de Jack Kirby – que como lo mencioné en mi primera reseña del Blog, sigue pendiente, y espero que cuando lo lea pueda irme feliz al Infierno por haberlo hecho- The Forever People, y el primer número de dicha historia nos presentaba a Clark Kent entrevistando a un boxeador que estaba desilusionado con el hecho de ser peso pesado en un mundo donde había hombres que podían volar y arrancar montañas con sus manos desnudas.  Esta historia viene de 1971,  y sin que Kirby se lo imaginara entonces, esta premisa del primer número de los Forever People serviría de inspiración a Dennis O´Neil y Neal Adams para un  especial donde el Hombre de Acero, tanto en su identidad civil como en su identidad superheróica confrontaba el dilema del boxeador y a la vez se subía al cuadrilátero para enfrentar al boxeador más popular de finales de los setentas, Muhammad Ali.

Superman-vs-Muhammad-Ali-2
Ésta sí es la pelea del siglo, no como esa de Merrywheater y Pacquiao que fue puro “corre-corre”.

La historia, publicada en 1978 como  All-New Collectors’ Edition #C-56, parte de una colección que publicaba en formato tabloide y compuesta de reimpresiones de historias cuyos números incluían material nuevo, nos presenta a Superman y a aquel que solía moverse como mariposa y picar como avispa contra una invasión extraterrestre – cosa a la que los terrestres del Universo DC ya debían de estar acostumbrados-. Esta invasión era llevada a cabo por los Scrubbs, alienígenas humanoides verdes con tecnología destructiva de alcance masivo a su disposición, y que aún así, a pesar de tener tremendo armamento consigo, temían que la Tierra se convirtiera un día en una amenaza para ellos, con lo que envían a un emisario  que es algo así como un Ra´s Al Ghul  verdoso para darles la noticia.

05
Un gancho al hígado por una cachetada. Que canje.

Pero ante la intervención de Superman y Ali, el alien decide que el que originalmente era un reto para que un campeón representante de la Tierra peleara contra su más poderoso luchador, se convertiría ahora en una suerte de “desempate” donde los dos hombres, ambos dignos de batirse en combate con el campeón Scrubb, tendrían que pelear entre sí para tener el honor de responder al desafío de los invasores, que amenazan con destruir a la Tierra con su poderoso arsenal si sus demandas no son aceptadas. Ante esto, no les queda otra a nuestros héroes que entrenar  que entrenar, y a lo Dragon Ball Z, pero curiosamente mucho  antes de que a Akira Toriyama se le ocurriera crear la serie.

15
Un lugar dentro de un santuario que expande el tiempo para facilitar el entrenamiento ¿Pero donde he visto antes que repliquen un concepto así?

Ya sea por presumir o por darse prisa, poco después que Superman ha llevado volando a Ali hasta su montaña – la Fortaleza de la Soledad en el pasado era eso y no una “Jenga de Cristales”- la Maravilla de Metropolis se arma en un pestañeo un cuadrilátero y coloca un circuito kryptoniano que los lleva a los confines del Universo, donde el tiempo apenas sí llega, y les permite ampliar las 24 horas de plazo de preparación que les colocaron los Scrubbs a meses. Y si eso no fuera todo, Superman se iguala a las condiciones de su adversario al exponerse a la radiación de sol rojo para recibir unos cuantos golpes de quien será su contrincante en la pelea del siglo.

16
Y no sólo golpes, que Ali sabe dar lecciones.

La situación se pondría tensa poco después que la Tierra intentara defenderse de los invasores por pánico, y un disturbio espacio-temporal haría que los Scrubbs invocaran enseguida a los representantes de la Tierra a tener su combate, narrado por Jimmy Olsen y en el que seres de otros mundos – y un cameo de Adam Strange y su esposa- vendrían a ver la confrontación en la órbita del planeta hogar de los invasores y que orbita alrededor de un sol rojo. Esto pondría en igualdad de condiciones  a ambos, y sólo uno de ellos se llevaría la paliza de su vida.

31
Y años después, Mongul y Doomsday serían quienes pondrían color hematoma la cara del Último Hijo de Krypton.

Puede que en las dos semanas  que se consiguieron con el ingenio Kryptoniano, Superman haya aprendido lo básico de la técnica de Ali – sin dormir, ni comer, porque en ese rincón de la fortaleza no se veía nada salvo el cuadrilátero flotando en el espacio- pero definitivamente los golpes del campeón no se pueden imitar y ya, con lo que Superman, todo amoretonado, deja el cuadrilátero luego de resistirse a caer luego de la brutal paliza que le da su contrincante. Así, Ali queda como campeón de la Tierra para enfrentar al campeón scrubb, un ser diseñado genéticamente para pelear conocido como Hun ´ya, y del cual Super y el campeón tuvieron oportunidad para reírse de él antes de comenzar su confrontación. Pero lo que los Scrubbs no saben es que todo hacía parte de un plan preconcebido por los héroes de la Tierra.

42
Y Neal Adams le capturó el parecido a Ali en esta secuencia en la que demuestra cuánto lo ha molestado la opinión del emperador Scrubb.

Y es que,  mientras Muhammad Ali pelea contra Hun´ya, provocado por el emperador y con una entidad divina como referee – que eran ganas de hacer el enfrentamiento más épico- , Superman, disfrazado del mejor amigo del boxeador, Bundini Brown, se infiltra en la nave nodriza de la flota invasora para decir a las naves de guerra del emperador con su mejor imitación del déspota alienígena  que dejen la Tierra y se devuelvan a su planeta, dándole tiempo a Ali para que derrote al campeón extraterrestre, y para que él mismo, lejos de la radiación del sol rojo, pueda destruir a la armada.

53
Que lo de Superman no es estar en cuadriláteros sino realizar gestas épicas en el espacio profundo.

Y es que todo esto va de que Superman no se fía ni un poco del emperador, de quien estaba seguro que, ganaran o perdieran, erradicaría a la Tierra de la galaxia, y por lo tanto había que estar un paso adelante del enemigo, y urdir un plan en el que, mientras Ali quedaba como campeón de la Tierra, El Hombre de Acero se encargaba de acortar cualquier oportunidad que tuviera el enemigo de intentar un ataque masivo a la Tierra. Y como era de esperarse, pese a que la fuerza bruta de Hun´ya es superior a cualquier puño que le pueda conectar Muhammad Ali, la determinación del anteriormente conocido como Cassius Clay puede más, y le impulsa a demostrar a su contrincante de qué están hechos los héroes terrícolas.

56
¡Y el campeón manda literalmente a volar a su contrincante, damas y caballeros”.

Y es que, si la pelea transcurría capturando la emoción de todos, Superman no la tenía fácil contra los invasores Scrubbs, a quienes les destruía las naves para frenar sus fechorías. Pero así y todo, la razón se las daremos después cuando se revela la intención del emperador de no respetar su palabra, que está tan enojado por la derrota de su “chico” ante Ali, que planea de todas formas destruir la Tierra. Pero si algo  era realmente cierto es que no todos los Scrubbs eran malos, pues Hun´ya ser rebela contra el tirano amo de su planeta y lo acusa de mancillar el orgullo de su pueblo, conocido como una raza guerrera que antepone el honor sobretodo, con lo que terminan deponiendo al emperador, y deshaciéndose de la amenaza de erradicar la vida en la Tierra.

61
Y al final resultó que Hun´ya no era tonto como una piedra.

Al regresar a la Tierra, durante un paseo, los dos héroes, y ahora amigos conversan, y el Hombre de Acero se lleva una gran sorpresa cuando oye a Muhammad Ali deducir su identidad por un incidente con la cámara de Jimmy Olsen, que como Clark supo que le faltaba un rollo, y como Superman se lo hace notar, aunque para cuando lo del rollo él ni siquiera estaba. Y es que ahí queda de manifiesto la genialidad de Ali, que le ganó incluso al Caballero de la Noche deduciendo la identidad del principal campeón de la Tierra.

63
Rápido con los puños, la boca y el cerebro ése Ali.

Y es así como termina esta historia, con Muhammad declarando que ambos son los más grandes mientras Superman le corresponde la apreciación estrechándole la mano. Y es curioso cuanta popularidad amasaba Ali entonces, que ésta no sería su única vinculación al personaje de Siegel y Shuster, que incluso llegó a ser nominado para hacer de Superman en la película de Richard Donner, cosa que no extraña, pues los ejecutivos de Hollywood saben poco o nada del material original en el que se basan para una película y se concentran más en el dinero que esta pueda producir. Pero bueno, el motivo de este artículo era la memoria de Muhammad Ali, quien falleció a la madrugada del Sábado, y es algo que entristece bastante, que el pobre padecía de una enfermedad degenerativa que lo limitaba, y es una pena porque aquel que se jactaba de ganar sus peleas más que con solo golpes y sí con mucha persuasión y versos bien planteados tuvo que seguir durante el resto de su vida con sus capacidades mentales limitadas.

Desde el Buffet Crítico, un hasta siempre para el campeón.

8d06cf8f8199347e4410d1c03c5b5024
Ese Ali era grande, y es otra de las lamentables pérdidas que hemos tenido que sufrir hasta donde va el año.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Sí, aquí va otra reseña de: Superman vs. Muhammad Ali (dedicado a la memoria del campeón).

  1. Ese cómic es un clásico ya que ponía juntos a 2 de los ídolos más populares en los Estados Unidos. Ali en esos tiempos no tenía igual en popularidad y Superman siempre ha sido uno de los superhéroes más icónicos de todos los tiempos.

    Interesante post.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s