Leven velas que la aventura no espera: Corto Maltés, la Balada del Mar Salado, por Hugo Pratt.

Blog # 282 (Y con éste restan 83 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Nunca leí Pitt, y no me arrepiento de ello).

balad2
Si han visto la película Laguna Azul, se puede hacer una idea ligeramente aproximada de la trama de esta historia.

 

2015 fue el año que descubrí a Hugo Pratt. Bueno, a Pratt ya lo conocía, que sabía algo de su obra y su influencia en el mundo del cómic, pero hasta el momento no me había sentado a leerlo. Ya en mis manos habían caído tomos episódicos como La Laguna de los Hermosos Sueños o El Ángel de la Ventana de Oriente, en los cuales me hacía una idea de la obra, de la que hasta el momento me hacía una idea por el singular aspecto del Verdadero Marino, con su traje de marinero, patillas, perfil griego y un pendiente de oro. Me iba haciendo idea de la vida del personaje, que iba siendo develada de a pocos, como su pasado y su familia, pero no era suficiente, que para tener una idea más redonda de Corto Maltés debía al menos comenzar en forma la lectura de su obra desde el comienzo, y eso debía hacer saliendo del pabellón infantil de la Biblioteca Gabriel García Márquez (El Tunal) donde por alguna razón estaba la colección de Corto, e ir a la sala general para leer La Balada del Mar Salado.

Balada 007
Y para comenzar, luego del muy concreto prólogo de Umbert Eco, una rara escena donde el mar es el narrador.

 

Como primera obra de Hugo Pratt sobre su creación más famosa, “La Balada…” tendrá un dibujo muy elaborado, demasiado para los estándares que adoptaría después, que su estilo de dibujo le quedaba debiendo bastante al del historietista americano Milton Caniff, que inspiraría a tantos artistas más, como Alex Toth con sus obras Steve Canyon y Terry y los Piratas. Con un personaje que hace de su alter ego en sus viñetas, lo vemos debutando a lo grande con una curiosa escena en la que flota a la deriva amarrado a una balsa de piernas y brazos como si fuera Prometeo Encadenado. Aquí es rescatado por Rasputín, capitán de un catamarán y colega suyo, tanto amigo como enemigo, debido a sus tendencias psicópatas, que en ocasiones resultan hasta bufonescas.

corto-Primera-aparición-de-Corto-crucificado-y-abandonado-en-medio-del-océano
Oh, viene alguien. Actúa normal, actúa normal…

 

Pero Corto conocerá a bordo del barco a dos chicos, Caín y Pandora, ambos primos, y que han sobrevivido a un naufragio como quien sale de la sartén para caer en el fuego, pues los piratas a bordo, que trabajan para un enigmático líder corsario llamado El Monje, los usarán de moneda de cambio para entregarlos a su familia, de adinerados australianos, a cambio de una fortuna. Y así empieza esta historia, en la que las intrigas y el peligro se batirán por partes iguales, ya que la peligrosidad de los piratas que los primos Groovesnore tendrán que enfrentar aumenta con el rango de la cadena de mando de estos bandidos del mar.

Balada 018
¡Demonios, Rasputín!

 

Lo malo es que ni los chicos se podrán fiar de Corto, quien estará ahí para frustrar sus planes de escape, del que serán recapturados una y otra vez por los piratas. Y así, entretanto, conocerán a un joven maorí llamado Tarao, que tiene hambre de conocimiento de la gente de occidente y estará con ellos para apoyarles. Y aunque es cierto que Corto esgrimirá también como antagonista de Caín y Pandora, será él con quien mejor podrán contar en aquellos tiempos adversos, al igual que con Cráneo, miembro melanesio de la banda de El Monje, y que es por sobretodo un idealista, pues su más grande ambición  es la de concretar una nación entre Melanesia y la Polinesia.

Balada 024
Escojan cuidadosamente en quien pueden confiar aquí.

Mención aparte merece El Monje, el último de los piratas al cual su fama de hombre muy longevo le precede, cosa que no se le nota debido a que lleva encima una capucha de cura y unos guantes, que no dejan ver ni pizca de su verdadero aspecto. Aunque se le atribuyen varios siglos de edad y una fuerza temible, todo parece apuntar a que el enigmático personaje es el último de un linaje de personajes que han encarnado al encapuchado, tratándose de este último alguien muy ligado a los Groovesnore, cosa que le hará perder el control de sí mismo al saberse abatido por las emociones.

Balada 083
Ése Monje no es alguien con quien se debe jugar.

 

Desenvolviéndose en los albores de la Primera Guerra Mundial, conflicto bélico entre el que se mueve Corto, quien maldice siempre que tiene la oportunidad a las guerras, permite que los Piratas que se ocultan del mundo en la misteriosa Isla La Escondida, tengan contacto con los alemanes, quienes a cambio de que asalten naves de naciones enemigas al imperio, obtendrán beneficios, como un submarino. Aquí conoceremos a uno de los personajes más correctos jamás escritos en el mundillo del cómic, el Capitan Christian Slütter, quien pese a que obedecía órdenes, no puede evitar pensar en las vidas que él y su tripulación segaron durante los ataques a los bacos que asaltaban, a quien el imperio usa de chivo expiatorio, y que antes de ser fusilado por cargos de piratería tendrá como un secreto próximo a revelarse la conexión entre el Monje y los chicos Groovesnore.

Balada 135
Corto, el filósofo tiene razón.

 

Con una trama que se mueve entre la aventura y un drama familiar, La Balada del Mar Salado nos presenta a un Corto Maltés que  aunque no toma partidos, siempre sabe y tiene claro un sentido de justicia que le permite permanecer en una franja gris donde puede mirar toda la historia de una forma única, cosa que no podría lograr si lo hace desde una perspectiva moralista o amoral, que no todos los malos son demonios ni todos los buenos angelitos, precisamente.  Corto cae bien, y es posible seguirlo de cerca y sentirse cautivado con su personalidad inicial de bribón para quien sólo existe alguien en quien deba preocuparse, un #1 que sin lugar a dudas es él mismo. También están los personajes de Caín, quien a ratos puede hacer honor a su nombre al demostrar una sangre fría al apretar el gatillo, intentando matar a Corto en una ocasión, y Pandora, que pese a ser una adolescente, captura los corazones de todo el que la ve. De Rasputín sabremos más a futuro, quien dejará de ser una caricatura de sí mismo a un entrañable demente al que sólo su único amigo, el Verdadero Marino, podrá tolerar. Lectura muy recomendable para los amantes de las historias de aventuras.

Balada 071
Hay que ver que Corto incluso se lía con un pulpo aquí – y más tarde tendrá problemas con una ostra tragona-.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s