Un mal hombre por un muy turbio sendero de venganza: Parker, el Cazador, por Stark y Cooke

Blog # 272 (Y con éste restan 93 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Pasan El Hombre de Acero por Cinemax, y lo apago sabiendo que no podré evitar para siempre el hecho de verla).

elcazador_001
Puede que lo que se ve aquí no sea homicidio, pero con Parker no sabemos, Y preferimos por nuestro bien no enterarnos.

 

Algo que me tiene obsesionado de un tiempo para acá es el concepto de héroe epónimo, ése que camina por un sendero singular y único, delimitado por situaciones que ponen a prueba su moral, y que incluso es capaz de lo mejor y lo peor, viéndose a veces en medio de la línea que divide a héroes y villanos. Y sin lugar a dudas hay personajes que para mí cumplen esa condición, que viven en parajes inhóspitos, plagados de maldad, donde se vuelven el reflejo de tan hostil ambiente. Y quienes aplican perfectamente en este caso son  Guts (Berserk), Conan el Bárbaro, The Goon, y por último, y no menos importante, Parker, creación del novelista americano Richard Stark, y quien gracias al  genial artista y tristemente fallecido hace poco,  Darwin Cooke, obtuvo una adaptación sus novelas en formato cómic.

hunter1962
Parker, el James Bond del mundo del hampa.

Donald E. Westlake, verdadero nombre del autor, aportaría al género de la novela negra a un personaje auténtico, sórdido de la coronilla a los pies, y al que curiosamente el lector no siente repudio hacia él, sino admiración y curiosidad para ver  a dónde lo llevan sus andanzas, que usualmente dejan un rastro de caos y muerte a su paso, ya que no hay nada en el mundo que se interponga entre el peligroso Parker y algo que quiere.  Con una veintena de novelas publicadas desde 1962, y conformando así una saga exitosa, el autor pronto recibiría ofertas para adaptar sus novelas, pero curiosamente para permitir que la empresa se llevara a cabo, Westlake ponía la curiosa condición de que el nombre de Parker no debía figurar, con lo que venía siendo una adaptación fílmica “fiel” con el protagonista con otro nombre. Y curiosamente, antes que la película de Jason Statham figurara con el nombre del protagonista, Darwin Cooke (Liga de la Justicia: La Nueva Frontera, Solo), logró la bendición del autor para  trasladar el nombre de Parker a las viñetas.

image
Es que Darwin Cooke fue un grande.

 

Para antes de su fallecimiento en 2008, Donald E. Westlake tuvo la oportunidad de presenciar el trabajo de Cooke para la adaptación de la primera novela de la saga, El Cazador, y aunque no pudo verla terminada, lo que el escritor vio le hizo dar la bendición al artista para seguir y poner el nombre de Parker en la adaptación. Sabiéndose “bendecido” por su ídolo, Cooke seguiría transitando los caminos de Parker, alejándose casi totalmente del cómic de superhéroes – pero volviendo ocasionalmente para realizar portadas variantes- para publicar en 2009 en la editorial IDW Publishing su adaptación a la primera novela de la saga, que nos presenta perfectamente a Parker, sus motivaciones y los alcances de sus acciones, sintiendo poco o ningún remordimiento por ello.

elcazador_021
¿Pero alguna vez hubo lugar para la bondad dentro del corazón de este hombre?

El Cazador, la primera de cuatro adaptaciones a cómic realizadas por Cooke de las novelas de Stark, nos muestra a un Parker volviendo de tiempos muy difíciles, y dispuesto a dar con los responsables de su mal humor y malos ratos pasados, que mientras se procura de lo que necesita, tomando cosas aquí y allá como el criminal que es, no olvida en ningún momento que va hacia el hombre que lo traicionó y robó, y a la mujer que amaba y que intentó acabar con su vida.

elcazador_029
Una vez sabemos de lo que Lynn fue capaz, dejamos de sentirnos mal porque Parker la trate como un trapo viejo.

Si un único nombre permanece ferozmente en la cabeza de Parker, como una presa en la mente de  su depredador, ése es el Mal Resnick, un compañero de negocios turbios  de Parker que lo traicionó e intentó matarlo usando a su esposa, Lynn para cometer el homicidio. De vuelta a la ciudad, Parker se reencontrará con su esposa, ahora la mujer de Mal, que vive una vida deprimente a base de barbitúricos, que tarde o temprano terminarán matándola, aunque así y todo  su ex – marido podrá dar con las indicaciones correctas para dar con la gente que podrá darle  pistas para dar con su enemigo jurado.

elcazador_040
Parker, dando lecciones valiosas sobre cómo sonsacar información a cualquiera.

Un trato de armas que debía llevarse a cabo, y que significaba un botín de $ 90.000 lleva a Parker a ser víctima de un mal golpe, cuando su asociado Mal Resnick decide conspirar en su contra junto a otro de sus socios para matarlo y robarle su parte de la paga. Esto y más ignorará el desgraciado de Mal hasta que uno de sus asociados le cuenta que Parker viene tras él , y estará a punto de descubrir lo que pasa cuando te metes con el más grande bastardo que el mundo jamás ha conocido.

elcazador_065
Mal(nacido) Rasnick.

 

Pero tras varias peripecias y unos cuantos cadáveres, Parker dará con su enemigo, al que toma desprevenido y satisfecho de uno de sus principales vicios, las mujeres, pero esto sólo será el inicio para una búsqueda más ambiciosa para nuestro “héroe”, quien una vez termine con Mal con sus propias manos – que según él le hará sentirse satisfecho en esa forma-, irá contra La Compañía, un sindicato criminal organizado al que Resnick dejó el dinero que tomó de la misión a la que se vinculó, y que para Parker significa, una vez que tenga su parte en sus manos, que podrá volver a su vida normal como criminal acostumbrado a dar uno o dos golpes al año que dejan cuantiosas ganancias.

elcazador_103
Fin del trayecto para Mal.

 

Y es que a Parker le importa un rábano cualquier consecuencia que salga de su carrera suicida en busca de venganza, ya que La Organización posee medios y maneras para borrar a cualquiera del mapa mientras haya pretextos para ello, y eso es algo que bien Parker puede ofrecerles, ya que él es, sin lugar a dudas el número uno en su sórdido  y hostil mundo.

elcazador_113
Nada, que Parker no es de recibir un “No” por respuesta.

 

En Parker, Darwin Cooke se luce con respecto al apartado gráfico, que consigue ambientar su adaptación de la novela de Westlake/Stark de manera adecuada, con un  mundo  suburbano a principios de los sesentas habitado por personajes memorables – por distintas y dispares tazones-  con estilo de línea clara y escalas de grises necesarias para recrear una atmósfera turbia propia del cine negro. Que Parker es muchas cosas, cruel, despiadado, y todo un bastardo cuando se lo propone, pero en cierta manera nos convence de ponernos de su parte cuando vemos por todo lo que tiene que pasar para lograr sus principales objetivos, la venganza, y volver al mundo del hampa que siempre lo recibe con los brazos abiertos.

elcazador_143
Y Parker volverá para la siguiente entrega ilustrada por Cooke, pero cada vez menos como él mismo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s