De pistolas y armaduras: Un Yanqui en la Corte del Rey Arturo, por Mark Twain

Blog # 238 (Y con éste restan 127 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. El Secreto de Anne Reilly tiene la transformación de Hyde a Jekyll más perturbadora y fascinante de toda la historia del cine. Va más allá de convertir a Hyde en un simio peludo, dientón y bruto).

a-connecticut-yankee-in-king-arthurs-court-book-cover
He aquí la madre de los anacronismos, y que fue trasladado a varios medios.

Es difícil no pensar en Un Yanqui en la Corte del Rey Arturo (A Connecticut Yankee in King Arthur´s Court) Cuando veo películas como Army of Darkness, El Caballero Negro, y un episodio de Transformers que iba de que Autobots y Decepticons iban a la Edad Media, y es que es evidente, que la novela de Mark Twain ha servido para fomentar la ciencia ficción, y eso que conocemos como el viaje temporal. Ya sea con Ash enseñando a la gente del Medioevo artes marciales mientras modifica su auto y crea explosivos, Martin Lawrence dando clases de estilo a campesinos con zapatillas de aire comprimido, o dos Transformers involucrándose en una justa de caballeros, todo eso vino de la obra del autor también de Tom Sawyer, que exponía por primera vez qué pasaría si un hombre de su tiempo se encontraba en otra época y lugar, y lo que sucedería después del intercambio cultural.

black
Y eso que han faltado cintas para sumarse a la lista, y que no sin ni memorables.

Con la fascinante introducción en la que el autor conoce a un hombre que habla de armaduras y caballeros como si hubiera estado en esa época comenzamos, donde el misterioso extraño  cuenta a su interlocutor su aventura, que inició cuando en la fábrica de armas en la que era supervisor, un obrero con el que se peleó lo mandó al suelo de un golpe contundente en el cráneo. Aquí mismo surge el cliché de la “Transmigración de Almas”, fenómeno que asegura que luego de un traumatismo o experiencia cercana a la muerte, se hace un viaje astral  que rebasa el tiempo y el espacio, en el cual se puede terminar en cualquier parte. Como supondrán, El hombre, del que mucho después sabremos que se llama Hank Morgan, termina en la Edad Media, donde por azar de la vida termina en la corte del Rey Arturo, y condenado a morir en la hoguera.

mars
Life on Mars y John Carter de Marte se valen de este recurso narrativo.

Ah, pero sigue lo fantástico, que por una extrema coincidencia, el pobre Hank, semidesnudo y a punto de ser quemado, por una coincidencia logra recordar que justo en ese año ocurrirá un eclipse, y decide engañar a todos diciendo que puede hacer oscuro el cielo y desaparecer el sol a placer. Esto, claro, crea expectación y miedo en la gente de la época, y todos lo consideran un mago, mucho más poderoso que el noble Merlín, quien aquí parece ser sólo un charlatán (y es una pena, pero al fin y al cabo es una obra humorística).

Tintín
Y en Tintín también han echado mano de este recurso.

La llegada de Morgan a esta época traerá cambios, pues aparte de aportar tecnología de su época, como las líneas telefónicas, electricidad, armas de fuego y hasta bicicletas, hará reformas en el gobierno monárquico, el cual es bastante injusto al encerrar a las personas en calabozos bajo los castillos por años hasta que se pudran en las mazmorras, como por mencionar un ejemplo. Todo es felicidad para el nuevo caballero y consejero del rey, que logra participar en un duelo contra un caballero armado con lazo y pistolas cual vaquero, y casarse con una dama de la corte, aún sabiendo que podría perderla si otro caballero lo reta.  Este caballero, tan americano como él solo, ha traído una verdadera edad de oro a Camelot.

caballos
Y pudo cambiar la historia, pero al parecer eso estaba cubierto.

Un libro por demás extenso que tuve la oportunidad de leer mientras iba a la universidad – de hecho lo solicité para leerlo y así quitarme de encima el estrés de las semanas previas al corte-  es una auténtica maravilla, que realmente traslada al lector a la Edad Media, y hace que uno se fascine con ver como la tecnología de finales del siglo XIX interactúa con la del siglo VI, era del Rey Arturo y sus caballeros de la Mesa Redonda. Pero aparte de la tecnología, también hay cosas memorables, como el viaje de Morgan con Arturo como dos plebeyos para saber más de cerca la vida de la gente del común, entre el que destaca la muerte de una familia condenada por viruela, y el estoicismo con el que actúa el Rey, al conmoverse con dicha escena.

MT_CY_Ch xvii
Desmitificando y mostrando a su vez qué tan humano puede ser el legendario rey inglés y las instituciones de la época.

Sí, Mark Twain es el escritor más recordado por los estadounidenses, y su obra es recordada y adaptada sin descanso, que aparte de Tom Sawyer también realizó otras historias que trascendían la época del autor y permitían a sus lectores imaginarse en otras eras, como el bueno de Hank Morgan. Cabe destacar que esta obra le llevó seis años de ventaja a H. G. Wells y su obra La Máquina del Tiempo, que aunque ambas trataban de lo mismo, sólo la novela del inglés se esforzaba en explicar cómo su protagonista se trasladaba de una era a otra gracias a un ingenio mecánico de su invención, y que básicamente está basada en un cuento escrito por Wells un año antes que la novela de Twain.

Fleming screen shot1
Cabe decir que Morgan sacó más partido a su viaje a otra era que el Viajero del Tiempo de Wells ya que la civilización que fue a visitar estaba más desarrollada.

Fuera de las adaptaciones poco o nada fieles, pero que toman su premisa para desarrollar la historia, Un Yanqui en la Corte del Rey Arturo fue un acierto de Twain, que sin querer escribió una obra pionera de los Viajes en el Tiempo hacia el pasado por querer concretar una novela satírica sobre el gobierno y las facciones americanas del norte y el sur. Aunque el libro es extenso, que casi llega a las 500 páginas, merece leerse y ser guiado por una ficción histórica donde los caballeros intentaban ajustarse a un forastero venido de otro tiempo junto con su cultura y logros tecnológicos debajo del brazo.

93
Gracioso encontrarse con caballitos montados por caballeros de acero.

 

5 comentarios en “De pistolas y armaduras: Un Yanqui en la Corte del Rey Arturo, por Mark Twain

  1. Se me ha antojado un motón. Tom Sawyer era mi lectura preferida cuando era niña, pero nunca me tomé la molestia de buscar otras obras de Twain; además le tengo cierta debilidad a los viajes en el tiempo, así que espero echarle mano muy pronto.
    ¡Gracias por la recomendación!

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola buenas tardes,tengo que decir que a mil ha dejado está lectura un poco inquieta;, es una ambigüedad entre las elecciones, decisiones y perspectivas de un se humano moderno con el giro de la visión estadounidense, (demasiado práctico, ágil, que todo es diversión y negocio, con el complejo de conquistador que llegó a ese periodo a mejorar la situación tal cual lo hacen con el tercer mundo cuando salen de su país) yo no sé si eso es una crítica implícita sobre su propia cultura o su intención es describir una aventura en una época de “atraso” y hasta ahí (Mark Twain era gringo). No lo sé. Es un muy buen libro introduce a la época remontando al lector de una manera muy gráfica y sensible, es muy libro es ligero, DIVERTIDO , como dices para quitarse el peso del día. Pero no estoy segura si lo volvería a leer una segunda o tercera vez. Llevo unos cuanto dias leyendolo pero hasta ahora no veo que él se sienta maravillado por estar en una época que es por demás interesante. El hecho es que lo percibo como una constante el que no está de acuerdo con casi todo y simplemente propone cosas para cambiar lo que. No es culpa del protagonista sino el hecho de plantear la edad media cómo un hoyo negro en la historia dela humanidad donde todo es stancamiento sin belleza ni cultura. No estoy tan TAN de acuerdo con eso..

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola buenas tardes,tengo que decir que a mil ha dejado está lectura un poco inquieta;, es una ambigüedad entre las elecciones, decisiones y perspectivas de un se humano moderno con el giro de la visión estadounidense, (demasiado práctico, ágil, que todo es diversión y negocio, con el complejo de conquistador que llegó a ese periodo a mejorar la situación tal cual lo hacen con el tercer mundo cuando salen de su país) yo no sé si eso es una crítica implícita sobre su propia cultura o su intención es describir una aventura en una época de “atraso” y hasta ahí (Mark Twain era gringo). No lo sé. Es un muy buen libro introduce a la época remontando al lector de una manera muy gráfica y sensible, es muy ligero, DIVERTIDO , como dices para quitarse el peso del día. Pero no estoy segura si lo volvería a leer una segunda o tercera vez. Llevo unos cuanto dias leyendolo pero hasta ahora no veo que él se sienta maravillado por estar en una época que es por demás interesante. El hecho es que lo percibo como una constante el que no está de acuerdo con casi todo y simplemente propone cosas para cambiar . No es culpa del protagonista sino el hecho de plantear la edad media cómo un hoyo negro en la historia dela humanidad donde todo es estancamiento sin belleza ni cultura. No estoy tan TAN de acuerdo con eso..

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenas tardes, Columba. Algo tendrá que ver, que los americanos siempre tienen ese complejo de “salvadores y libertadores”, pero la novela es más acerca de como las costumbres y conocimientos del Yankee, del siglo XIX, contrarrestan con los de la Edad Media, en una evidente autocrítica de como estaba la sociedad de Twain, quien lo hace con su característico sentido del humor, ya como lo hiciera en Tom Sawyer y Huckleberry Finn. Y bueno, si vemos a la Edad Media, siempre es una época lúgubre, donde la edad media para vivir era hasta los 40, a los niños se les dejaba abandonados en los bosques, donde se hacían salvajes, no se bañaban por complejos de neumonía, y eso empeoraba su salud, la Iglesia se empeñaba en hacer que la gente temiera, trayendo atrasos de siglos. Y claro también es una burla a todo lo anterior. Pero eso sí, la literatura en general está muy agradecida con Mark Twain y su yankee, que han salido obras similares en todo tipo de formatos con la misma fórmula, sea John Carter o las novelas ligeras de género Isekai.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s