Siguiendo el camino de la esperanza: Black Jack, Las Patas de la Hormiga, por Osamu Tezuka.

Blog # 234 (Y con éste restan 131 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Sigo sin ver a Wong en el nuevo teaser de Doctor Strange, y probablemente sea el único en el mundo que se pregunta si aparecerá o no en el film).

141
Porque esforzarse de a pocos lleva a cosas grandes.

 

Justo hoy me acordaba de una historia que leí en el manga /vi en la serie animada de Black Jack que era ideal para mi especial de artículos sobre el mes del libro. Esta historia habla de un viaje y una revelación, pero se las iré contando en el transcurso del artículo de hoy.

142
Este Mitsuo es un niño bueno.

Mitsuo padece Polio, y se siente inspirado tras ver cómo una hormiga de patas torcidas avanza con su hormiguero pese a su limitación – de ahí el nombre de la historia- para realizar un viaje en solitario con el que quiere demostrar que las limitaciones y las dolencias se pueden vencer si hay voluntad de por medio. Con la bendición de su madre y el apoyo de sus conocidos, el chico parte, con un bastón, equipaje, y un letrero con un mensaje muy conmovedor a sus espaldas.

144
¿Pero qué madre deja partir a su hijo con limitaciones físicas y solo en tal viaje?

Luego de pasar por una explicación del autor sobre lo que es el Polio y sus consecuencias – que Osamu Tezuka antes de ser mangaka, también fue Doctor en Medicina –  vemos como Mitsuo continúa su recorrido, donde planea cruzar Hiroshima hasta llegar a Osaka – 280 kilómetros, más o menos-  mientras la gente que lo ce pasar lo felicita. Entre caras, logra reconocer la de Black Jack, que lo observa desde su auto. ¿Qué cómo es que conoce al Médico de lo Imposible? No sé, pero seguro que es muy famoso en todo el mundo, y por eso todos dan con él cuando necesitan de su ayuda, pero eso es algo que a Mitsuo no le agrada, ya que no lo saca de ser un médico exclusivo para los ricos.

147
A estas alturas Black Jack se acostumbró a que lo prejuzguen por el aura siniestra que emana de él.

Al llegar la noche, Mitsuo consigue alojamiento en una posada, y la dueña le pregunta si acaso no es muy peligroso que él emprenda tan peligroso viaje él sólo. Mitsuo le contesta que está determinado a terminarlo  para inspirar a los niños que comparten sus dolencias, y que se ha inspirado en una crónica escrita por un médico llamado Jotaro Homna sobre un niño discapacitado que emprendió el mismo viaje mucho antes que él.

148
Y ahí la razón por la que escogí esta historia para el mes del libro.

A la mañana siguiente, Mitsuo emprende su viaje, y al notar que Black Jack lo sigue desde su coche, decide confrontarlo. Él está seguro que quiere operarle para hacerse de fama ante los medios, pero él niega esa suposición, asegurándole que lo sigue sin mayor motivo. Poco después, el chico observa que en el camino hay un incendio forestal, lo que frena su avance ya que  tendrá que respirar el humo del incendio si quiere cruzar. Una vez más Black Jack aparece, y ofrece llevarlo en su coche, lo que naturalmente el chico rechaza, prefiriendo tomar el consejo de andar a rastras para evitar aspirar el humo.

153
Sí, el chico captó rápido lo que le quisieron decir.

De camino, Mitsuo se topa con unos motociclistas que, al estar enterados del viaje del chico, intentan llevarse todo el dinero que lleve encima, asumiendo que es mucho si debe pagar por provisiones y alojamiento durante su recorrido. Éstos no tienen respeto por nada, y dejan al niño sin un centavo. Pero su escape se ve interrumpido por el coche de Black Jack, que arremete contra ellos y les saca la billetera, dejándosela a Mitsuo en el camino para que dé con ella.

155
Aquí tienen su dosis de karma.

Al llegar a una pendiente, Mitsuo está empeñado en cruzarla, pero Black Jack vuelve a aparecer y le recomienda que no lo haga que no le alcanzará el resto del día para atravesarla. Mitsuo no hace ningún caso al médico y decide seguir, pero se detiene en seco cuando Black Jack menciona que en  el libro de Jotaro Honma omite que el protagonista de la crónica durmió apoyado en un árbol para poder seguir el día siguiente. De esa forma Mitsuo descubre que Black Jack de niño fue el joven discapacitado del libro de Honma, que resulta ser quien atendió sus heridas en el accidente que le arrebató a su madre y destruyó en buena parte su cuerpo, y que el viaje hizo parte de su recuperación para recuperar la movilidad luego de las intervenciones quirúrgicas.

160
Otra “cápsula” del pasado de Black Jack. Que sí hay continuidad aquí, señores.

Black Jack decide irse, a pesar de los ruegos de Mitsuo para que le cuente más de su viaje y cómo se sintió al completarlo. Luego de avanzar por la carretera y ver que el trayecto final, por ser totalmente llano iba a ser difícil de cruzar, Mitsuo encuentra de nuevo su determinación al ver a una hormiga de patas chuecas y pasa la noche arropado con una cobija que encontró allí, que seguro le dejó Black Jack para facilitarle la estancia al aire libre.

162
Ya casi.

Al final, Mitsuo es recibido como un héroe por la gente de Osaka, y su llegada es televisada, con lo que se muestra más seguro de sí mismo y orgulloso de servir de ejemplo al demostrar que con determinación se puede dejar atrás la adversidad. Incluso Black Jack y Pinoko logran ver la llegada del chico, y el médico apenas da un atisbo de orgullo cuando se entera que Mitsuo ha llegado a su meta.

163
Y él, orgulloso.

 

Las Patas de la Hormiga es una historia de la que hay que aprender, pues ejemplifica la vida misma, donde hay obstáculos que han de superarse para lograr el crecimiento personal y el éxito, y esto solo se logra teniendo mucha determinación, que se necesita en cantidades industriales para llegar a una meta. Y con el descubrimiento de que Black Jack hace parte de un Best Seller sobre su juventud concluyo por hoy. Y seguro habrá más Black Jack de aquí en un mes, como acostumbro hacer en el blog.

black_jack_1
Black Jack, efigie de la lucha contra la adversidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s