La Plácida Vida Campestre y las Correrías Anfibias: El Viento en los Sauces, por Kenneth Grahame

Blog # 232 (Y con éste restan 133 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. El más reciente teaser de Captain America:Civil War promete mucha acción, pero no hay que fiarse de esa primera impresión, les recomiendo).

el viento en los sauces libro
Así como cuando vez un libro que pudo ser una potencial adaptación por Jim Henson…

Todos los libros que me habría querido leer de niño los he leído de adulto. Eso, debido a que de pequeño no tenía mucho acceso a las bibliotecas públicas como lo tengo hoy – recuerdo una vez que del colegio nos llevaron a una biblioteca, pero como otro colegio estaba ahí, sólo entramos, miramos y nos fuimos- y los libros que había en mi casa eran contaditos. Una o dos enciclopedias, dos ediciones de El Principito y de Soloman que me releí más que nadie, y el Álbum de Historia natural de Jet me procuraban respuestas a tareas y ratos de lectura. Más adelante, gracias a las bibliotecas me procuraría los libros que quisiera leer, y uno de ellos fue una edición de El Viento en los Sauces, que de niño había visto su versión  en stop motion, y pedí prestado a la menor oportunidad.

KnPgnj3
El libro hizo parte de una trama en Los Simpson.

La historia, escrita por un banquero inglés llamado Kenneth Grahame para su hijo, ciego de nacimiento, fue contada primero a través de cartas que el padre enviaba al pobre pequeño para animarlo, pues no le era fácil llevar su vida como invidente, y las cartas al menos lo animaban.  La historia no fue del agrado de todos al principio, hasta que la esposa del presidente Theodore “Teddy” Roosevelt decidió leerlo para sus hijos y para ella misma y lo encontró maravilloso. El mandatario le daría una oportunidad, y luego de recomendarlo a una casa editorial, cogería vuelo  en 1906. ¿Pero de qué va el libro? De unos animalitos que viven en la campiña británica. Puede no sonar muy interesante hasta aquí, pero ya llegamos a esa parte.

9e30041a93246ed05739ef863ec12415
No, la historias de topos limpiando la casa aburren, así que hay que incluir en el argumento algo que lo obligue a salir de ahí.

La historia comienza con un topo laborioso, ocupado con asear su casa por motivo de la primavera,  se topa con una Rata de Agua aficionada a remar con la que tendrán un picnic. Claro, hasta aquí un cuadro típico de la campiña inglesa, donde se tiende un mantel en el prado y se comen viandas, pero esa era la idea del autor, la de inculcar a los niños  la vida pacífica del campo, misma que él logró cuando el libro se volvió un éxito, lo que le permitió vivir de la prosa tras dejar su empleo como banquero. Aparecerá otro personaje, la Nutria, que será vital en algunas secuencias, y se nos describirá como el Topo tiene mucho apego a su casa, que aunque humilde, es su palacio personal.

willows-22
La historia es muy apacible y tranquila, hasta que conocemos a este revoltoso verde.

Un personaje que destaca más allá de los tranquilos Topo y Rata de Río es el Sapo, un anfibio impetuoso y de buena familia que se da gusto a sí mismo comprando lujosos vehículos como botes y coches. El Sapo sólo es reprendido por el Tejón, otro personaje importante de la novela, y que actúa como el patriarca del grupo sólo por ser el mayor y más serio de todos. Pero aún, pese a los regaños para que se porte como un batracio serio, el Sapo, antítesis de la vida campestre al optar por los ruidosos autos, no podrá evitar meterse en problemas al tomar prestado el coche de unos humanos, perdiendo el control y terminando en un aparatoso choque que termina con él en prisión luego de un juicio en su contra que lo halla culpable de todos los cargos.

Ingpen-101
Dolores de cabeza para los tres amigos. Pero hay más.

Tras concluirse el destino temporal del Sapo, hay un interesante capítulo, El Flautista en el umbra del Alba, en el que se cuenta cómo el Topo y la Rata de Agua van en busca del hijo de la Nutria, y sin querer encuentran al dios griego de los pastores y el campo, el mismísimo Pan, o Fauno, un ser similar a un sátiro por sus piernas y cuernos de macho cabrío, pero que no comparte la ansiedad promiscua de éstos. Y es que el sólo hecho de descubrir a Pan haría que la vida en la campiña para los personajes fuera muy distinta, sabiendo que lo que ronda en los bosques va más allá del mundo terrenal, con lo que Pan decide inducirles a los tres animalitos el olvido para que sus vidas no cambien un ápice.

 

Frontispiece_to_The_Wind_in_the_Willows.png
Supongo que lo que hace Pan por ellos es un favor, si de contentar conformistas se trata.

 

Con el Sapo escapando de prisión tras hacerse pasar por lavandera, volverá a la campiña, sólo para enterarse con sus amigos que su mansión ha sido tomada por las comadrejas, que aquí son el equivalente a los bandidos, y la han situado como su cuartel general. ¿Y qué sigue? Pues una de las mejores partes de esta historia, donde Topo, Rata de Río, Nutria y Tejón acompañan al Sapo para recuperarla. Y eso  extraña, teniendo en cuenta que no les gustan los problemas, pero las comadrejas tienen cara de no hacer caso a las órdenes de desalojo.

windwillows
¡Hala, que hay que hacerles ver que no somos del todo unos blandengues!

Éste es un libro no tan infantil, pero sí muy entretenido, que por esa condición de no tratar temas sólo para niños es disfrutable de leer a cualquier edad, y se ha permitido sobrevivir al paso del tiempo. Hay personajes para todos los gustos, que si hay quienes prefieran el estilo de vida tranquilo y hogareño del Topo, habrá quienes compartan el espíritu intrépido y anarquista del Sapo, a quien primero lo  besa una princesa y lo convierte en príncipe antes que cambie su actitud irresponsable. Adaptada a varias películas, animadas como con actores reales, seguirá inspirando y cautivando generaciones con la visión del autor de una vida desasosegada y tranquila en el campo inglés.

Y Disney sacó un cortometraje, donde destacan al Sapo como protagonista. Que sí que le gustaba robar protagonismo al batracio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s