Elemental, mi joven Watson: Young Sherlock Holmes

Blog # 223 (Y con éste restan 142 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Pensar en qué monstruo hacer es muy fácil, dibujarlos ya es otro asunto).

 

2233-el-secreto-de-la-piramide1985
Ojalá remonte a la infancia de algunos hoy. Y seguro ya se fijaron en que éste era el afiche de la película para España por el título poco fiel en el cartel.

Sherlock Holmes, Napoleón contra el crimen, y Rey de los Detectives. Ni Conan Doyle se imaginaría que a dos siglos del debut del detective en su primera novela se siguiera hablando de él, y haciéndose adaptaciones basadas en la obra de su más célebre personaje. Adaptaciones que incluso acercan a la gente a su obra, o al menos les permiten enterarse de quién es y qué es lo que hace, que por supuesto estos detalles no pueden faltar en cualquier adaptación, ya sea la más excéntrica o poco convencional – ¿Se acuerdan de cuando hablé de Sherlock Holmes en el siglo XXII?-. Tal vez una de las primeras versiones que trasladaban el arquetipo de Holmes a una historia libre fue cierta película de 1985 que contaba una historia del detective en su juventud.

Hay que ver que el chico supo trasladar la personalidad de Holmes, fría y calculadora, a su interpretación.

Situándonos en el Londres de 1870, -a 17 años antes de la  primera novela de Sherlock Holmes-, Estudio en Escarlata,  el Doctor John Watson, quien es el narrador durante buena parte de la película, nos sumerge en una vieja historia sobre cómo conoció de joven a Sherlock Holmes luego de ser trasladado al mismo internado en el que estudiaba él. Como era de esperarse, el Holmes interpretado por Nicholas Rowe es una réplica del personaje literario, frío, de mirada cetrina, alto y por supuesto, calculador y muy hábil con las deducciones, que sorprenden a Watson, aquí un chico que quiere ser algún día doctor como su papá, y que es aficionado a los postres, siendo interpretado por Alan Cox – y yo considero que lo de los postres como que sobraba-. Mientras transcurre la vida de ambos en el internado, conocemos a Elizabeth (Sophie Ward), la única chica  del internado, y cuyo tío, el profesor Waxflatter, aparte de ser el mentor de Holmes en diversas ramas y asignaturas, dedica sus días de retiro perfeccionando una máquina voladora basada en los modelos  de Leonardo Davinci.

young-sherlock-holmes-1985
Dos chicos, una chica, y una misteriosa serie de asesinatos. Los ochentas sí que sabían hacer películas para chicos llenas de aventuras.

Todo sería normal y jovial para los chicos, pero una serie de suicidios han alertado a la sociedad londinense, pues hombres ya de edad avanzada cometen suicidio por misteriosas razones. Holmes parece notar cuánto le preocupan los hechos cuando encuentra en el laboratorio de su mentor los diarios que comentan las noticias, deduciendo que a él por alguna razón le interesan, y es que como el futuro detective llega a descubrir, hay algo más allá de esos aparentes suicidios, pues una especie de toxina inoculada por un dardo a los hombres les hace ver espantosas alucinaciones que les provocan la muerte.

Y los encargados se esmeraron en que se vieran terribles esas alucinaciones.

Parece una carrera contra el tiempo para el joven Sherlock Holmes, quien intenta alertar al entonces Sargento Lestrade de lo que pasa, recibiendo su indiferencia, ya que no se atreve a indagar en el misterio por no salir de su oficina. Esta indecisión de las autoridades será mortal para Waxflatter, que será el siguiente del asesino encapuchado que arroja dardos alucinógenos a sus víctimas, pero que antes de morir al clavarse un puñal en el corazón al creer que lo atacaban gárgolas en una tienda de antigüedades, logra decir a Holmes un nombre, Eh Tar, que lo pondrá en el caso, tanto para resolver el enigma, como para vengar su muerte.

young-sherlock-holmes
Shelock Holmes está en el caso, y la partida apenas comienza.

Tras indagar, y gracias a que Uncas, el perro de Elizabeth, arrancó un trozo de la tela del misterioso atacante, los tres chicos descubren un templo subterráneo en una fábrica de parafina  en la que un culto a Osiris, Rame Tep, lleva macabras ceremonias en las que cubren de parafina a jóvenes vendadas por completo como si las momificaran vivas. Una vez comprendida la amenaza y sin ayuda de las autoridades – que debían ser unos completos ineptos para que los chicos destacaran-, Holmes, Watson y Elizabeth no tienen tiempo que perder para dar con los culpables detrás de los asesinatos, y con la identidad del líder de Rame Tep.

7bc970b76934ed306ac5ad56fa68dfd4
De niño no me causo temor la naturaleza macabra del malvado culto, pero ahora sí que me inquieta.

Producida por Steven Spielberg, la cinta es escrita por Chris Columbus, ambos involucrados en una película que también se estrenó el mismo año que Young Sherlock Holmes, Los Goonies, siendo ambas un ejemplo de cómo las películas para chicos pueden tener una dosis de terror por otra de aventura. La dirección está a cargo de Barry Levinson, responsable por cintas como Rainman y Buenos días Vietnam, y los efectos, que son sin duda increíbles al momento de reproducir las alucinaciones de los afectados por las toxinas del asesino de Rame Tep, que son obra de Lucasfilm, y el animador y director de Toy Story, John Lasseter, quien creó la alucinación del cura en la que veía a un caballero hecho de vidrios de un vitral, y que le valió a la cinta una nominación al Oscar por mejores efectos especiales. La banda sonora no se queda atrás, pues sin lugar a dudas logra poner en ambiente a los espectadores, tanto con la melodía del inicio, como con el coro de Rame Tep que suena durante sus ceremonias, que en ningún momento deja de ser siniestro.

youngsherlock6
¿En qué pensaban cuando a Watson lo pusieron a alucinar con unos pasteles que lo obligaban a comérselos?

Aunque Chris Columbus hizo lo posible para referenciarse en la obra original y evitar ofender a los puristas holmesianos, la trama peca de tener momentos endebles aquí y allá, pero en general la cinta es disfrutable, y tanto en el principio como en el final nos recibe y despide con una nota en la que se aclara que la película no hace parte del canon holmesiano, que Holmes y Watson se conocieron de adultos y no de niños como relata la misma.

youngsherlockholmes111920128

Me habría gustado ver una secuela, sobretodo por algunas tramas abiertas que quedaron en la película, pero me conformo con revisitar esa cinta que sin saberlo me acompañaría hasta despertar por completo mi interés por Sherlock Holmes y sus casos que leería ya adulto con una dosis de acción y emoción en las casi dos horas que dura . Y todavía faltan más adaptaciones de las que tengo ganas de hablar en futuras entregas.

YOUNG-SHERLOCK-HOLMES-DI-05
Y hay rumores de que viene un remake en camino – otro más en esta época de remakes-. Habría que esperar para  ver cómo les sale.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s