Bienvenidos a ser uno con un Don Nadie por medio de una sintonía global: Omni-visibilis, de Lewis Trondheim y Matthiew Bonhomme

Blog # 155 (Y con éste restan 210 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. A la hora que escribo esto, faltan 47 minutos para el nuevo episodio del relanzamiento de los Archivos X. Justo ahora me acuerdo del episodio de El Gran Mutato, ése que era tan EC Cómics. Y cómo olvidar el de La Mujer-Hombre…).

2850x3916sr
Es cómo un Gran Hermano de 24 horas, sin cortes comerciales y sin omitir nada.

Para leer Omni-visibilis, la novela gráfica obra de Lewis Trondheim (La Mazmorra) y Matthieu Bonhomme (El Espíritu Perdido), habrá que ponerse en los zapatos de Hervé Boleau, el, digamos, héroe de esta historia. Porque no es difícil identificarse con Hervé, si se es un oficinista común y corriente, pinta de hipster, y un terror extremo a los gérmenes, lo que lo hace un individuo que intenta ser lo más pulcro que puede.

omni 1
Y vaya si no le obsesiona el cuidado de sus dientes.

Fuera de esto, Hervé es un tipo normal, uno que no espera al que le pase nada extraordinario y que vive su vida en un eterno círculo de “Me Voy al Trabajo” y “Me Vuelvo a la Casa”, pero justo son esas cosas, las que uno no espera, las que llegan pronto y sin avisar, y que dan a la vida un giro de 360 grados.

OMNI-01-F-03
Si son observadores como Hervé, sabrán que el que caballero que acaba de salir no se ha detenido a lavarse las manos.

Pero un buen día, cuando Hervé va para su trabajo, nota extraño que todos parezcan reconocerle, y que le pregunten por su curiosa costumbre de la cantidad de terrones que le echa al té- tres en total-. Está claro que el chico no se pesca nada, pero al poco tiempo notará que todos pueden ver todo lo que él hace a través de sus ojos, por una razón inexplicable, que no involucra ni radiación, ni genes mutantes, ni un chip del gobierno, sino de algo de lo más espontáneo y misterioso: la mera casualidad.

Omni-visibilis-2
Y ahí es cuando Hervé podrá ver quiénes en verdad son sus amigos y quiénes no.

Y es que la habilidad de Hervé es bastante tentadora para cualquiera con algo de ambición, ya que desde el dueño del restaurante donde come, su novia, y los extraños que van por la calle aprovechan para hacerse promoción a través de él, puesto que todos en el planeta ven, y como sabremos luego, sienten lo mismo que nuestro protagonista. Esto se tornará un poco más complicado y divertido cuando sus amigos lo convenzan de sacarle provecho a su “súper-poder”, intentando hacer una subasta a las embajadas de otros países residentes en París para que ganen el uso exclusivo de las habilidades de Hervé, útiles para el espionaje, a cambio de unos cuantos millones. Pero los amigos del chico no serán los únicos con la misma idea de aprovechar sus poderes.

9782800148229_pg
¿Y si les mencionara que en un punto de la historia, la gente no sólo es capaz de ver lo mismo que Hervé ve?

Con una trama que podría dar para que se haga una película basada en la obra de Trondheim y Bonhomme, Omni-Visibilis se toma en serio el concepto de Aldea Global cuando pone a toda la gente del globo en sintonía con el aséptico y aparentemente aburrido personaje, que será perseguido hasta el cansancio por gente que quiere usarlo como antena de comunicación como si trataran de usarlo como una aplicación de videoconferencia, que si Hervé alguna vez llegó a desear que lo apreciaran y notaran más, ahora al probar lo que se siente ser el objetivo mutuo de medio mundo desearía no haber anhelado nunca algo así.

ov-1
Cuando todos tienen hambre, y eres el que tiene el paquete de papas recién abierto.

Después de haber leído Omni-Visibilis en Agosto o Septiembre gracias al director del Club de Literatura Infantil y Juvenil de la Biblioteca Luis Ángel Arango, Sergio Sarmiento – club al que quisiera volver, pero que por cuestiones económicas el bolsillo no me lo permite – que me lo facilitó para leerlo completo, recuerdo también la impresión que me dio esta historia, que empieza con una premisa relativamente sencilla que se va complicando acorde avanza la historia, que no sólo la gente del común persigue a Hervé por su curiosa habilidad, sino que incluso agencias gubernamentales están tras él al ser considerada su sola existencia un riesgo y una habilidad a explotar una vez se ha manifestado.

trondheim-bonhomme
Y pensar que Bonhomme visitó Colombia y se presentó en la Alianza Colombo-Francesa, y perdí la oportunidad de conocerlo.

A través de una historia sencilla que da un salto hacia lo fantástico, pero manteniéndose muy cotidiano, Lewis Trondheim y Matthieu Bonhomme dan muestra de su trabajo en una historia que se cuenta de manera tan verosímil, que sería difícil descartar que algún día, de manera inesperada, nos pongamos todos en sintonía con un Hervé Boleau cualquiera, arrebatándole sin querer todo fragmento de privacidad al pobre hombre al estar conectados con todo el mundo a través de su mundana existencia.

ov1
Hay que ver que al menos la habilidad de Hervé pudo devolverle la alegría a quienes han perdido la vista de volver a presenciar el mundo a través de sus ojos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s