El Engendro de las Navidades Presentes: Spawn # 39, “Noel” Por Todd McFarlane y Greg Capullo.

Blog # 121 (Y con éste restan 244 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Justo cae esta reseña en el cumpleaños de Leonardo Valero, “El Führer”. Feliz cumpleaños, Señor).

1637543-spawn__1992__39
Con este Papá Noel corres el riesgo de perder tus piernas si te sientas en la suyas.

En esta época de fiesta no iba a olvidar a otro recurrente conocido de mis blogs, que es Spawn, y a quien ya he dedicado tres reseñas a cuatro de sus números, y le estoy eternamente agradecido que entre sus historias incluyera un especial navideño, que me ha salvado de rebuscar tema por allí y por allá para el blog de hoy. Y como suele verse en las páginas del héroe infernal creado por Todd McFarlane para Image, será lo más urbana y deprimente que pueda darse el lujo de ofrecer, y que comienza en un hogar sostenido por una madre soltera que cría como puede a sus dos hijos.

Untitled-02
Greggy no necesita más dulce, en serio. Se le ve en la cara.

Phyllis es una mujer cabeza de familia que vive con sus dos hijos, Nadine, claramente rebelde, y Greggy, quien casi que exhala Navidad por todos sus poros, y es quien está más entusiasmado por la fiesta. Me dirán que es normal que lo esté, siendo un niño pequeño de entre 4 y 5 años, pero a veces el nene suele exagerar sobre su afición a las fiestas esbozando una sonrisa hasta las orejas y abriendo sus ojos como platos – o tal vez me lo parezca a mí por la forma en que lo dibuja Greg Capullo- . Lo triste de la historia es que Phyllis tendrá que dejarlos solos para irse a trabajar de mesera, y esto le cae fatal, que es Nochebuena, pero necesita el dinero, así que encarga a Nadine que cuide de su hermanito a falta de dinero para pagarles una niñera. La niña no parece muy contenta, que tenía planeado salir con sus amigos a una fiesta, pero Greggy parece más preocupado por pasar la noche esperando a que Papá Noel y sus renos lleguen y le dejen sus regalos.

Untitled-03
Dios, esa carita rezuma Navidad…

Con Phyllis pensando sobre lo mal que le parece tener que salir en Navidad para trabajar de mesera, luego llega con sus patrones, quienes la humillan verbalmente luego de aceptar sus disculpas por llegar tarde. Volviendo a la casa, Nadine está lista para salir, sin importarle que su madre le recomendara que cuidara de su hermanito, pues ha quedado con sus amigos de ir a compartir con ellos, viendo así que Greggy está en lo más bajo de sus prioridades, pero eso seguro a él no le importa, que debe tener el azúcar en las nubes. Pero con Greggy sólo en una casa ubicada en un barrio peligroso sólo nos podemos poner a pensar en que puede ocurrir lo peor.

niño raro
¿Pero qué tenían las “bolas de nieve” de Phyllis para tener al niño en ese nivel de enajenación y excitación pura?

Con el niño viendo el especial navideño que cuenta como Rodolfo el Reno de la Nariz Roja salva la Navidad al guiar el trineo de Papá Noel en la niebla para que pueda entregar los regalos, vemos como poco a poco el sueño lo vence y lo sumerge en una fantasía referida por el narrador donde Greggy reparte los regalos para su familia antes de ponerle las manos al suyo propio, hasta que despierta por algo de acción en las azoteas, que él cree que tiene que ver con Papá Noel y sus renos, pero la verdad está demasiado lejos de encajar con este anhelo.

Untitled-10
Sí, Santa Llegó, y va a repartir golpes y moretones a los que se portan mal.

A continuación de la página completa donde Spawn aparece pisándoles los talones a unos asaltantes que persigue, tanto la persecución como la prisa de Greggie por tener todo listo para quien cree es el que está en la azotea compaginan con la narración del chico, que siguiendo lo que vio en el especial navideño, considera que el tintineo de los eslabones del héroe son los cascabeles de sus renos, esperando que Rodolfo, su reno favorito también haya venido.

Untitled-11
Envidiable enajenación.

Entre los golpes que le conecta a los miembros de la pandilla, los que intentan escapar se dejan ver por Greggie, quien los asume como ayudantes de Papá Noel al verle a uno el gorro rojo como pompón blanco – obligándome a preguntarme ¿Quién usa un gorro así para robar en Nochebuena? ¿Un ladrón festivo? -. Lo cierto es que Greggie intenta darse prisa para preparar la leche y las galletas para “Papá Noel”, y luego hacerse el dormido, pero mientras eso, Spawn se siente creativo y echa mano de tuberías y antenas de televisión para hacer con los ladrones una bonita representación que caerá bien en los cielos decembrinos.

vuela
Papá Noel y sus renos versión Bronx, je.

Como puede ver Greggie, distingue una silueta donde pareciera que el trineo de Papá Noel se aleja con sus renos, cuando en realidad es sólo Spawn llevándose a los ladrones, a los que ha atado en castigo por sus crímenes, llevándoselos del edificio. Así, el pequeño cree que ya Santa Claus ha dejado los regalos en las casas del lugar, pero al no ver nada allí salvo los regalos ya puestos por su mamá, comienza a pensar que Papá Noel los ha olvidado.

Untitled-17
Demasiada emoción para Greggy en estas fiestas. Pero no todo está perdido.

Al querer ir tras Papá Noel y Rodolfo para decirles que olvidaron entrar por su casa, Greggy se encuentra con uno de los fajos de billetes del botín de los ladrones, que se les debió caer durante la huída. Y creyéndolo un regalo de Santa para su mamá, lo empaca y se va a dormir. Aquí va el final feliz de esta historia, en el que Phyllis y Nadine descubren el dinero y deciden quedarse con él, para compartirlo con las personas del edificio para comida, regalos y juguetes para que los más pobres del lugar pasen una feliz navidad.

fiesta dinero
No fue ético, pero el devolverlo tal vez se hubiera echado problemas e interrogatorios innecesarios.

Para Spawn, quien apareció esta historia más como un personaje al margen de la narración original, la navidad es recordar que en alguna parte tiene una familia, cosa que hace sosteniendo un retrato donde aparecen Terry Fitzgerald con Wanda y la pequeña Cyan mientras lo contempla en su trono de cadáveres en su callejón. Así, no sabemos qué fue de los ladrones, pero asumo que fueron a parar a la prisión para cantar villancicos en una celda.

Untitled-23
Es un final y punto, que Spawn no compagina con una noche de cena e intercambio de regalos.

La historia, titulada apropiadamente Noel es extraña, así como inocente, y es bastante breve, tanto que me ha tomado describirla en dos páginas. Incluso es un descanso a esas tramas que mezclan lo demoniaco con lo criminal, y que a toda máquina intentan hacernos recordar al final lo que realmente vale la pena en Navidad, el estar rodeados de quienes nos quieren y a quienes queremos, mientras un superhéroe infernal vela por nosotros.

xmas_spawn1
Sí, McFarlane también sacó una figura basada en la portada de este número, jeje.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s