Un Romance en la Víspera de Nochebuena: El Especial de Navidad de Love Hina.

Blog # 119 (Y con éste restan 246 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Hay que aceptar que el crossover entre Steven Universe y Tío Grandpa estuvo muy bueno. Lo vi esta mañana por Cartoon Network).

love-hina
Un especial navideño ambientado en Japón y donde las coincidencias son el plato fuerte.

Hace años empecé a ver Love Hina porque me topé con el juego para Gameboy Advance. Un juego divertido que da alternativas para llevar al protagonista, Keitaro Urashima, a varios finales donde podía quedar con las muchachas de la residencia femenina donde vive. La serie no la terminé de ver, pero su premisa, que es más del estilo harén – similar a las serie de anime de ese tipo, pero con “alma”- donde Keitaro terminaba de administrador de la posada de su abuela mientras perseguía su sueño de ir a la Universidad de Tokyo para reencontrarse con su primer amor de infancia, no dejaba de demandar mi atención hasta hoy, cuando recuerdo que la serie tenía un especial de navidad, y que debía ser el tema de uno de mis artículos de navidad.

love-hina-love-hina-369523_600_444
En resumen la historia es: un muchacho que no se siente atractivo ni seguro de sí mismo termina viviendo en una residencia femenina entre muchas chicas que le encuentran cualidades mientras su sueño es ir a la universidad para cumplir la promesa que le hizo a su primer amor de reencontrarse allí.

El manga, por Ken Akamatsu, refleja la experiencia del autor sobre su fracaso por no poder entrar a la Universidad de Tokyo, al igual que Keitaro, y a partir de ahí teje una historia que deja atrás ese tropiezo vocacional, que el manga desde que se dio a conocer ha tenido adaptaciones al anime y a la novela ligera. Y aunque siempre hubo algo de incertidumbre en la relación entre el protagonista y su más segura candidata a ser la “niña de la promesa”, Naru Narusegawa, esto es el plato fuerte de la trama, donde se complica aún más cuando algunas de las chicas que viven en la posada comienzan a encontrarlo atractivo, y Mutsumi, una candidata a ser la “otra chica de la promesa” aparece en escena, enganchando de esa forma al lector, que no sabe qué esperar al final.

El especial de Navidad, para mi gran sorpresa, venía a compartir muchas similitudes con Tokyo Godfathers con respecto a su trama, que hasta un punto de la historia se hacen latentes las coincidencias para que todo resulte de manera satisfactoria en el final, que después de todo la magia se puede palpar en el aire cuando es navidad.

Especial Navidad.mp4_000082720
Y nuestra gran historia comienza con… una sesión de estudio.

La premisa de la historia es una creencia que se dicen unos a otros acerca de la navidad, empezando por Kaolla, la joven residente de la posada y oriunda de una isla lejana que asegura que si uno confiesa su amor a la persona que más quiere antes de Nochebuena, el deseo que se quiera con todo el corazón se hará realidad. Esto llegó a oídos de Keitaro, quien desea confesarse a Naru, aunque ella está algo frío con él, mientras transcurre la jornada de estudios para hacer por tercera vez el examen de audición a la Universidad de Tokio, o como se la conoce mejor, la Toudai. Pero Keitaro no será el único que quiera demostrar sus sentimientos en la noche de Navidad, que es en tres días.

Especial Navidad.mp4_000366120
El espíritu festivo está en todas partes.

Pero la trama avanza cuando Kaolla y Sara MacDougall van por ahí buscando los regalos escondidos para navidad en las habitaciones de la casa, topándose en la habitación de Naru con una carta donde aseguran que dice que le gusta Keitaro, y que eso de ponerse la seria frente a él es una fachada. Esto cae a oídos de Shinobu, que le cuenta esto a Keitaro, pensando en su felicidad, aunque le esconda que ella también lo quiere en secreto y quisiera confesarle su amor el 24. Esto pone muy feliz al chico, que termina dando vueltas de alegría por toda la casa hasta llegar al tejado, desde donde cae y se hace un esguince en un pie. Pero es ahí cuando Keitaro decide decirle al fin a Naru lo que siente por ella, recibiendo a cambio un gesto de indiferencia.

Especial Navidad.mp4_000782480
Sí, a veces este clímax de indecisión confundía y sacaba lo peor de uno como espectador de esta serie.

Lo que ignora Keitaro es que quizás Naru haga todo esto por su bien, pero ella no desea decírselo, ni tampoco confesarle la razón por la que viaja a Tokio, siguiéndola él para ver qué la lleva a ir allí, pero no va a estar solo en la pesquisa.

Especial Navidad.mp4_001096360
Las inquilinas de la posada son probablemente las más unidas y entrometidas de todo Japón.

Al llegar al fin con Naru en un restaurante en lo alto de un edificio, Keitaro se da cuenta que tenía planeado ella reunirse con el profesor Seta, padre de Sarah, y a quien amaba en secreto. Esto sin duda rompe el corazón de Keitaro, que en lugar de refugiarse en sus amigas de la posada, decide irse por su cuenta de allí, desilusionado.

Especial Navidad.mp4_001168280
Justo ahí, el instante en el que se le rompe el corazón.

Con la intención de aclarar la situación, Naru seguirá a Keitaro, pero no podrá hacerlo, que él se topa con Shinobu y acepta salir con ella, mientras la situación se arregla de vuelta al edificio, Seta les deja ver la carta a las chicas, y ellas corren prestas hacia Keitaro para explicarle lo que ha pasado. Esto por un lado, que la historia saca otro extremo alterno a la trama cuando Motoko, la espadachín practicante de Kendo de la posada insiste a Naru a que devuelva el regalo que el pobre chico dejó detrás al huir del edificio.

paquetren
Nada mal que una muchacha ruda te ponga en perspectiva las cosas para saber qué hacer.

A partir de aquí, cuando Naru descubre que el regalo que le dio Keitaro, un bonito abrigo rojo, fue resultado de horas de trabajo y dedicación para así crear un escenario más propicio para su confesión, la historia se complica todavía más, cuando Kitsune, una de las chicas de la posada que se entrevistó con el Profesor Seta, le hace llegar al protagonista la carta de Naru donde quedaba más que claro que ella sólo quería reunirse con el profesor para decirle que el amor que ella sentía por él era platónico, y que en realidad amaba a Keitaro. Así Keitaro decidirá verse con ella en un puente de enamorados, pero ella no llegará allí debido a que en cierto momento perderá el abrigo que el chico le regaló.

trucazo
Cosas que sólo pasan en un tren, en una serie de anime.

Con buena parte de las chicas de la posada sin posibilidad de volver a la residencia femenina por falta de dinero, se las arreglarán como pueden, mientras el pobre Keitaro terminará por despertar en un motel con la despistada Mutsumi, quien le confiesa que ella no era la “niña de la promesa”, cosa que durante un tiempo se llegó a creer en la serie, pero que en las más incómodas circunstancias sale a la luz.

motel
¿Qué tan despistado hay que ser para llevar a alguien a que se recupere en un motel? Aparte cabe mencionar que al final del manga se revela que tanto Keitaro como Mutsumi eran parientes lejanos, lo que hace que uno mire esta escena de reojo.

Lo mejor es que al final, gracias a favores y personajes que hacen posible que todos lleguen a ver el momento crucial de la trama, donde en un giro sorpresivo, Naru, quien ha tenido una suerte increíble por volver a encontrar el abrigo que Keitaro le regaló, se confiese por televisión ante él, y le explique a toda la audiencia que su postura fría durante los exámenes se debía a que ella evitaba así que su amigo estuviera bien concentrado para que pudiera pasar a la universidad.

Especial Navidad.mp4_002541320
Y al final el tan anhelado encuentro.

Así ha transcurrido la última navidad del milenio, con malentendidos, persecusiones, y al final una confesión franca entre los que se aman sinceramente. Y aunque resaltaron más cosas como la confesión de la ruda Motoko, que se sentía triste porque ella también quería a Keitaro, y el que Shinobu, aunque también lo amaba, se apartara de su camino por querer la felicidad del muchacho, que ya sufre bastante sabiéndose un fracasado por no poder ingresar a la universidad.

Love Hina es sin duda un manga de romance entretenido, que combina elementos de fantasía – hay tortugas mecánicas gigantes y una chica que exorcisa demonios- y momentos divertidos y hasta picantes que no rayan con el asfixiante ecchi que agobia el anime de hoy sólo por hacerlo popular. Una buena historia, con giros de trama justificables que mantienen a los espectadores pegados al asiento, y que ojalá algún día pueda dedicar mi atención de lleno a esta serie, que la verdad lo merece, aunque lo mío sean las historias de aventuras.Especial Navidad.mp4_002641880

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s