¿Quién se persigna antes de combatir el mal?: El Increíble Homopater, de Rodolfo León Sánchez

Blog # 98 (Y con éste restan 267 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Y Dragon Lance podrá tener pronto película animada gracias al crowfounding).

59
Esto data de antes del grafitti del Papa Francisco como Superman que un artista callejero hizo en el Vaticano.

Hacer cómic en Colombia es un cuento – je, sonó irónico-. Aunque hay  antecedentes de la labor de creativos en el cómic, estas resaltan cada vez que se recuerdan publicaciones como Los Monos y ACME, que durante un tiempo mantuvieron de manera oficial la labor de los artistas en alto al ponerlas en manos del público lector. Hoy les hablaré de la intención más notoria de realizar cómic en Colombia, más en un medio como la pintura que como en el cómic mismo, pero que al final terminó pasando por el noveno arte y dejando huella, El controvertido y a la vez divertido “El Increíble Homopater” de Rodolfo León Sanchez.

comic
La historia comienza con el Papa encontrándose un cómic que lleva por título “Cómic de Superhéroes”. ¿A que es una de esas nuevas y evidentes novelas gráficas?

La intención del artista era combinar algo popular, como los cómics de superhéroes, con algo de adoración masiva, como es la figura del Alto Pontífice de aquel entonces – mediados de la década del 2000-. En la historia, cuya primera parte contó con páginas que hacían parte de una galería – la intención del cómic era ser expuesto como una colección, más adelante recopilado en un tomo de tapa dura- El Papa, que anda por la casa papal pensativo por el mal y las injusticias que hay en el mundo, se encuentra con una revista de cómic, y es en seguida teletransportado por la gracia del grafito al panteón de los superhéroes de los cómics, que lo reciben como su ídolo.

61
Y hasta el Chapulín Colorado vino (y todavía duele la ausencia de Chespirito).

Lo que sucede es que el émulo de Superman en esta historia – que Rodolfo León Sánchez modifico para la versión en cómic porque originalmente se parecía mucho al Hijo de Krypton- quiere entrenar a Juan Pablo II para ser un superhéroe, y así en plan One-Punch Man – je, se le adelantó a la premisa-  Juan Pablo entrena para tener un físico apto para combatir a la injusticia y el mal en el mundo, o al menos el que puede tener una persona de su edad.

66
El Papa “Chibi” preparándose para entrenar como Daniel LaRusso con el Maestro Miyagi.

Con el Papa hecho todo un fisiculturista – cuando tensa los músculos-, el émulo de Superman lo regresa a nuestra realidad a combatir la maldad en el mundo, el hambre y las guerras, que según el autor en ese momento, eran propiciadas por la política mundial, representadas en una viñeta por George W. Bush, quien no contaba con la aprobación de nadie en el planeta por sus intenciones de hacer la guerra a Irak por lo ocurrido en el 9-11, aunque todos sabíamos a lo que realmente iba con ése conflicto bélico.

74
Y el Niño Amarillo de Richard F. Outcault hace de Virgilio para el Papa en el mundo de las viñetas.

Como superhéroe, según la historia, el Homopater alcanza una gran notoriedad, con lo que logra que se saquen artículos con su nombre e imagen, y hasta se vale de posar para la portada de una revista por su físico preparado para combatir al demonio y sus males. Pero esta sólo sería el comienzo de una historia, de la que no se supo más luego de concluída parte de la trilogía de exposiciones en galerías de la obra del autor, y de la que se prometió continuación gracias a varias imágenes que prometían revelar más de la suerte de la nueva carrera del Santo Pontífice.

78
Mi abuela,que es devota, daría todo lo que tiene, y un poquito más por la figura de acción del Homopater.

A manera de tráiler de cine, Rodolfo León Sánchez nos relata con cierta espectacularidad fílmica que el Homopater confrontará a Lucifer en las proximidades de la estación El Dorado, y que no combatirá a su enemigo solo, insinuándonos que la Madre Teresa volverá de la muerte para ser su compañera contra las fuerzas del “Maligno”. Una obra con el estilo del noveno arte donde el autor intenta combinar la fe del “país del sagrado corazón”, como se suele apodar a Colombia, con el máximo representante de Dios en la Tierra, según la religión católica, generando una receta para el éxito de una obra de la que hasta el día de hoy se sigue hablando.

86
Y puedo jurar que el “Lucifer” de la imagen es el Espectro dibujado por Alex Ross, pero retocado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s