De la vigilia al sueño hay un solo paso: Yume-Onna de Hideo Yamamoto y Hiroya Oku

Blog # 57 (Y con éste restan 308 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Vamos todos, “super hype” por el estreno del nuevo tráiler de la última película de Star Wars).

Sabes que es de Hiroya Oku porque los desnudos femeninos están a la orden del  día.
Sabes que es de Hiroya Oku porque los desnudos femeninos están a la orden del día.

Tenía mis dudas acerca de incluir en mis reseñas de Octubre, mes de Halloween, a Yume-Onna, o Mujer de Sueño, un manga pensado para ser un One Shot, parte de una recopilación de obras de este tipo, y obra de Hideo Yamamoto – a quien se le conoce más por Ichi the Killer- en el guión, y Oku Hiroya – autor de Gantz- en los lápices, tintas, modelado 3D, etc. La verdad es que el anuncio de esta obra fue más bien discreta, pues Oku incluso subió de forma anónima a finales de 2013 a la red un video sobre el proceso de creación del manga, y me imagino que fue así, porque más de uno quería preguntarle qué significaba el final de Gantz que se vio de lo más apresurado, incluyéndome. El video es recomendado, para los que quieren ver cómo trabaja el mangaka detrás de una obra que combinaba ciencia ficción, sangre y desconcierto por partes iguales.

¿No les importa que el video tenga una canción en portugués de fondo, verdad?

La historia gira alrededor de Watanabe, un joven introvertido que prueba a practicar el sueño lúcido para viajar a la dimensión de sueño colectivo que aparentemente existe y a la que todos podemos ir si seguimos unos pasos.

Aquí Watanabe sigue el ritual de sueño lúcido. Ahora que se marque en la cara la cantidad de Silentes que ha visto.
Aquí Watanabe sigue el ritual de sueño lúcido. Ahora que se marque en la cara la cantidad de Silentes que ha visto.

Enterados de esto, pasamos a ver a la otra protagonista de la historia, Lime –osea Lima en inglés, porque seguro sus papás eran fans de Saber Marionette J o algo-, una chica que asiste a la misma clase de Watanabe y que es bastante linda, casi como una muñeca de porcelana, y que tiene un novio, llamado Satoshi, que es un patán, y que será el antagonista de la historia.

Sí, el tipo se le cayó de la cuna de bebé a los papás, seguro.
Sí, el tipo se le cayó de la cuna de bebé a los papás, seguro.

Claro que Watanabe se percató de Lime, y suele mirarla cuando ella no ve, y más que todo ahora, que razona sobre un sueño que Satoshi le mencionó donde tenía sexo, y que ella parece recordar. Y se preguntarán cómo es que pasa eso, para ya las respuestas se darán más adelante, que viene el evento que hace que se mueva la trama.

Vale, en Japón, en lugar de dejar tirada la billetera, dejan el Iphone.
Vale, en Japón, en lugar de dejar tirada la billetera, dejan el Iphone.

Watanabe ha dejado su celular claramente para que Lime lo recoja, y ella muy curiosa, comienza a revisar qué guarda el raro de la clase que la mira de reojo en el aparato. Y luego de ver fotos graciosas, y una que el chico le tomó a ella en algún momento, se topa con el blog del dueño del celular, que habla acerca del sueño lúcido, una forma de llegar al inconsciente colectivo, que según Carl Jung conecta los sueños de todos entre sí, como una especie de The Dreaming, como estoy seguro que lo comprenderán los que se leyeron The Sandman de Neil Gaiman.

Y le habla al celular como si le estuviera hablando a la aplicación Siri, la cual no parece tener activa.
Y le habla al celular como si le estuviera hablando a la aplicación Siri, la cual no parece tener activa.

A Lime le dura poco la incredulidad y decide poner en práctica el ritual que encuentra en el blog de Watanabe, que de por sí no deja de hacerme gracia, y no lo intentaría, aunque seguro que es lo último que me falta por probar para lograr el sueño lúcido.

Vale, te pintas los ojos a pulso sin verte en un espejo ni nada, y no te quedan bizcos. Aplaudo tu pulso, Lime.
Vale, te pintas los ojos a pulso sin verte en un espejo ni nada, y no te quedan bizcos. Aplaudo tu pulso, Lime.

Lime al principio no nota que el ritual haga efecto y se reprende a sí misma por intentarlo y parecer una tonta, pero se encuentra pronto en brazos de Morfeo, y luego se ve cayendo hacia un patio de escuela surreal.

Hiroya , que esto ya lo hemos visto antes.
Hiroya , que esto ya lo hemos visto antes.
Lime se ve recibida por una especie de paisaje surrealista donde representaciones gigantes de ella desnuda son el centro de atención de sus compañeros de clase, que al parecer no han leído el blog de Watanabe y tampoco intentado el ritual del sueño lúcido, siendo partícipes del sueño para encontrarse allí. Pero aquí no termina lo confuso y extraño.
Vale, y los dos chicos usan el Iphone para fotografiar a las gigantes, a pesar que los usan en un sueño. La tecnología acorta la  capacidad de soñar sanamente, sin duda.
Vale, y los dos chicos usan el Iphone para fotografiar a las gigantes, a pesar que los usan en un sueño. La tecnología acorta la capacidad de soñar sanamente, sin duda.
¿Recuerdan a Satoshi? Pues también vino a esta fiesta onírica de lo raro, donde participa de una orgía con varias de su clase, o constructos de ellas en el sueño, y donde tiene ya identificada a su favorita, su novia a la cual transforma según le parezca. Y es ahí cuando llega Watanabe, y nos hace un favor, ya que era necesario desviar la atención de una escena tan enfermiza.
Y siendo lector de la obra de Hiroya Oku apenas si te acostumbras a las rarezas con pechos que dibuja.
Y siendo lector de la obra de Hiroya Oku apenas si te acostumbras a las rarezas con pechos que dibuja.
Watanabe enseguida conecta con Lime, quien le pide que no deje de mirarla, que en la vida real sólo la miraba de reojo. Él la pone al corriente acerca del lugar en el que están, un colectivo de sueños, donde ignora los constructos o recreaciones gigantes de ella, porque prefiere hablar con la original.
Y así Lime halló en Watanabe a un caballero.
Y así Lime halló en Watanabe a un caballero.
Pero como todo lo bonito debe terminar, Satoshi, vuelto un gigante va tras Watanabe, que no le agrada nada que hable con su novia, aunque tire como conejo con otras más, y durante la huída, Lime se golpea la cabeza y despierta, con más dudas de la experiencia por la que acaba de pasar.
Y así la realidad te golpea.
Y así la realidad te golpea.
Al día siguiente, Lime oye a Satoshi hablar de un sueño que tuvo donde ella y Watababe huían de él, con lo que no le queda ninguna duda sobre los efectos del ritual del sueño lúcido. Y como quiere conectar con Watanabe en el mundo real, le devuelve el celular y le pregunta si quiere decirle algo, pero él bien tímido se remite a guardar silencio, a lo que Lime no puede hacer nada al respecto.
Anda Watanabe, que oportunidades así sólo se dan una vez en la vida.
Anda Watanabe, que oportunidades así sólo se dan una vez en la vida.
Luego de rechazar una invitación de su novio a la casa de él sólo para ir y “hablar”, pasamos a la secuencia donde Lime vuelve a intentar el ritual de sueño lúcido, y se encuentra con Watanabe en su sueño, donde el colegio está sumergido en el agua hasta el tope y tiene tablas para practicar clavados. Ah, y hay una ballena que flota por ahí como si robara pantalla.
A Hiroya Oku no se le da nada renderizar ballenas desde el último arco de Gantz, que tenía gigantes, mechas y bicharracos raros.
A Hiroya Oku no se le da nada renderizar ballenas desde el último arco de Gantz, que tenía gigantes, mechas y bicharracos raros.
La bonita escena concluye con Satoshi intentando golpear a Watanabe por meterse con Lime, y el chico de las gafas le dice a la muchacha que salten pronto al agua. Pero a uno de los dos no le caerá bien el cambio de elemento.
¡Hasta la vista, bravucón!
¡Hasta la vista, bravucón!
Lime siente que se ahoga, y Watanabe intenta ayudarla a que se aclimate al nuevo ambiente dejando de lado que está en el agua y que haga de cuenta que puede respirar, pero como ve que no funciona, decide sincronizar su respiración con ella, y eso en otras palabras es darle un beso.
¿Y Watanabe no intentó nada cuando Lime se le acercó en el mundo real porque no hallaba la atmósfera adecuada?
¿Y Watanabe no intentó nada cuando Lime se le acercó en el mundo real porque no hallaba la atmósfera adecuada?
Pero vamos al “plot twist”, donde Lime se da cuenta que el Watanabe que la acaba de salvar es una representación hecha por ella en su sueño, como se lo hace saber el Watanabe de verdad, que está sentado sobre la ballena. Y curiosamente esto cobra un nuevo significado en el clímax de la historia.
Entonces Lime deseaba a Watanabe tanto como él a ella en secreto. Buen giro de la trama.
Entonces Lime deseaba a Watanabe tanto como él a ella en secreto. Buen giro de la trama.
Al día siguiente, Lime vuelve a rechazar la invitación de Satoshi de ir a su casa – te olió las intenciones, ¿Eh, perdedor?- y mientras Watanabe la sigue a lo lejos como el niño raro que es, Lime le envía un mensaje de texto por chat pidiéndole que vuelvan a encontrarse en un sueño esta noche. Y así parece que Watanabe se ganó el afecto y favor de una bella doncella siendo él mismo.
Y quedamos con ganas de saber más, que la historia al fin y al cabo era un one shot.
Y quedamos con ganas de saber más, que la historia al fin y al cabo era un one shot.
Para los fans de Hiroya Oku, si querían ver algo de sexo, dénse por bien servidos, pero no tanto con respecto a la parte de violencia, que Hideo Yamamoto más bien se mostró conservador al solo querer mostrar cómo se desarrollaba la relación de dos chicos de escuela en una ambiente surreal. Y lo logró. Y supongo que esta historia va bien con octubre, porque iba de pesadillas muy vívidas en el mundo de los sueños, con lo que iba bien para el mes de Halloween, ¿No? Igual fue un buen blog, y seguro disfrutaron leyéndolo.
Quería ver más Inu Yakishi, pero no he vuelto a saber más nada de la obra, y sí de un spin-off de Gantz. Y como que Hiroya Oku parece que se mueve mejor en su “obra maestra” que en otras de su autoría.
Quería ver más Inu Yakishi, pero no he vuelto a saber más nada de la obra, y sí de un spin-off de Gantz. Y como que Hiroya Oku parece que se mueve mejor en su “obra maestra” que en otras de su autoría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s