Película y secuela, dos caras de la misma moneda: Hotel Transylvania.

Blog #45 (Y con éste restan 320 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Al fin la tan anunciada reseña a Hotel Transylvania… y la película que le siguió).

Hasta Drácula daba por seguro que la película iba a ser un éxito y un gran exponente de la animación en 3D ¡Y así fue!
Hasta Drácula daba por seguro que la película iba a ser un éxito y un gran exponente de la animación en 3D ¡Y así fue!

No soy muy crítico a la hora de opinar acerca del estreno de una película –que no sea basada en un cómic o novela universal que haya leído ya-, pero cuando escucho que en una película participa Adam Sandler, la que sea, sin dudarlo le voy a dar el pulgar abajo, exceptuando las películas de drama como Reign Over Me, donde parece que el actor “resplandece” y demuestra su madera actoral. Pero en el caso de Hotel Transylvania decidí ignorar el que participara, porque mi creativo y animador favorito, Genndy Tartakovsky, la iba a dirigir.

El Laboratorio de Dexter, Samurai Jack, Titán Simbiónico. Todas grandes obras que le han salido de la manga a él y sus colaboradores.
El Laboratorio de Dexter, Samurai Jack, Titán Simbiónico. Todas grandes obras que le han salido de la manga a él y sus colaboradores.

Tartakovsky, animador ruso que ha dado lo mejor de sí en Cartoon Network, aportando caricaturas que han alcanzado el status de series atemporales -pese a no ser algunas de ellas exitosas en su momento y pasando a obras de culto – fue el último director en ser seleccionado para dirigir la cinta, que estaba en producción desde 2006, siendo antecedido por creativos como David Feiss, creador de La Vaca y el Pollito. La película, producida por Sony Pictures Animation, responsable de películas memorables como Operación Regalo, y Lluvia de Hamburguesas, pondría en las manos del experto creativo una película donde los monstruos serían el principal atractivo, llevando la batuta en lo que animación se refiere, dotándola de un dinamismo que lleva a un entusiasmo contagioso, allá en las salas donde se vea la cinta.

¡Monstruos del pasado, yo los invoco en este artículo del mes de Octubre!
¡Monstruos del pasado, yo los invoco en este artículo del mes de Octubre!

La película contaría con la voz de Adam Sandler como Drácula, y en su momento se pensó que estaría bien que así fuera, mientras no se le viera en pantalla, pero como el señor debía sugerir y hacer cambios, se trajo consigo a Selena Gomez –quien reemplazaría a Miley Cirus en la cinta-, Kevin James- a quien le urge que le compren un apellido- Steve Bucemi – lo mejor del elenco hasta ahora- y Andy Samberg –quien era genial en SNL, pero se juntó desafortunadamente con Adam Sandler-. Esto tal vez pueda ser lo que no me terminaba de encajar de la cinta, pero igual como la vi doblada al español, esto me valió, aún cuando a Drácula lo doblaba el mismo que le hace la voz al Dr. Doofenshmirtz – que en Sony Pictures Animations debía gustarles mucho la voz para ofrecerle hacer del Señor de los Vampiros y de Gargamel también en las películas de los Pitufos- que uno se acostumbra. Pero más adelante lamentaría que Sandler metiera las manos en esta película.

Drácula, como lo ven los demás ,y como lo veo (y oigo yo) en la versión doblada de Hotel Transylvania.
Drácula, como lo ven los demás ,y como lo veo (y oigo yo) en la versión doblada de Hotel Transylvania.

La premisa de la historia salta a la vista, un hotel para monstruos en Rumania, que sirve de refugio para estas criaturas, y que dirige el mismo Drácula, quien además lo mandó construir para criar allí a su hija Mavis – con voz de Selena Gomez-, para mantenerla a raya de los seres humanos, de quienes opina que son los verdaderos monstruos al perseguirlo a él y a los suyos. Y como la trama debe tener algo que la haga moverse, ese algo es el deseo de Mavis por conocer el mundo, que a sus 118 años está harta de vivir hacinada en el hotel, a pesar de lo que le dice su papá acerca de los humanos. Pero para su cumpleaños, intentará mentirle con una pantomima y escenografía montadas por él de que no salga jamás de su hogar, cual padre sobre protector, y es que aquí Drácula es bastante blandengue cuando se trata de su única hija.

Hotel Transylvania es evidentemente una película sobre la familia, y otras cosas más.
Hotel Transylvania es evidentemente una película sobre la familia, y otras cosas más.

El plan de “Drac” tendrá éxito, hasta que la llegada de Jonathan, un trotamundos que llega por error al hotel lo va a complicar todo. Drácula es el único que nota la presencia del muchacho, e intentará hacerlo pasar por el primo de Frankenstein luego de una labor de maquillaje y vestuario, debido que no podrá sacarlo del hotel sin que los demás monstruos se enteren de que el primer humano en siglos ha logrado entrar a su “refugio”. Pero como quien intenta sin resultado tapar el sol con un dedo, Drácula no podrá evitar que Jonathan, alias Johnnystein se encuentre con Mavis, y ambos sientan atracción el uno con el otro, y complique todavía más las cosas, porque desde ahora, el chico sería quien ayude a organizar la fiesta de la linda vampira.

El zing – o click, según el doblaje latino- era inevitable.
El zing – o click, según el doblaje latino- era inevitable.

El desfile de monstruos de todas las formas, colores, tamaños y especies –en sentido literal- es fascinante, lográndose una diversidad muy atractiva que obligaría al espectador a prestar especial atención a cuanta criatura figura en la película, todos especialmente diseñados y animados. Pero si es de animación de lo que hablamos, la dinámica en el movimiento de todos y cada uno de los personajes es de lo más fluido y frenético, como si se tratara de una caricatura hecha por Tartakovsky en los primeros años de Cartoon Network.

Drácula podría usarse como ejemplo de la animación dinámica y bien lograda de la cinta.
Drácula podría usarse como ejemplo de la animación dinámica y bien lograda de la cinta.

Con respecto al elenco, los monstruos amigos de Drácula parece bien ambientados a un ambiente moderno, con vida famliar, como la de Wayne, que la tiene en exceso por sus montones de chachorros, y Frankenstein, atado a su esposa Eunice. Murray, una momia muy animada –a la que le hace la voz Ceelo Green de Gnarls Barkley- es otro de los amigos del Conde, que también se roba el show por su personalidad rimbombante. Y no, no iba a olvidar a Griffin, el Hombre Invisible, al que sólo se le ve como un par de gafas flotantes. Ellos y cada monstruo en la cinta parecen robarse la atención de los espectadores cuando aparecen en escena.

Pandilla casi que sacada de una película de monstruos de la Universal Pictures.
Pandilla casi que sacada de una película de monstruos de la Universal Pictures.

Casi que Mavis y su anhelo pasa a un segundo plano, pues la pareja cómica de Drácula y Jonathan es la que aporta más peso a la cinta, siendo uno un anticuado que no sabe mucho sobre lo que es divertirse, y el otro un joven descomplicado que puede hallar diversión donde sea, dando origen a secuencias en la que ambos interactúan, que por no decir más son muy creativas, como ésa donde ambos juegan a volar con las mesas encantadas de uno de los salones del hotel.

Y Drácula parece alguien que no se ha divertido en serio durante siglos. Pero con Jonathan la cosa cambia.
Y Drácula parece alguien que no se ha divertido en serio durante siglos. Pero con Jonathan la cosa cambia.

Si me refiriera a algo como el peso muerto de la cinta, en contraste con la creativa forma de presentarnos el ámbito sobrenatural del hotel y las criaturas que por ahí pululan – la seguridad a cargo de armaduras encantadas, cabezas encogidas en los picaportes de las puertas que anuncian si está ocupado el cuarto, brujas como empleadas de servicio, un jorobado francés que es el cheff-Es la inclusión de canciones de LMFAO en la película, que me imagino que Sony insistió en meter a esos supuestamente talentosos músicos con sus “excelsos” temas, pero como son breves, no afectan mucho.

Una crítica a Crepúsculo y sus vampiros brillantes. ¿Cómo no amar esta película?

Peter Baynham, Robert Smigel, Todd Durham, Dan Hageman y Kevin Hageman son los nombres de los encargados de escribir la historia y el guión de la cinta, con un inserto de David Feiss, que también metió mano en la trama antes de abandonar el proyecto. Y aunque la historia dividió al público y a los críticos por asegurar que era muy infantil o muy simple, lo bien realizada que quedó la película suple eso con creces, aún cuando me sigo preguntando cómo se las arreglaron los 5 guionistas para acordar trabajar para escribir juntos toda la película.

A pesar de toda la comedia desplegada en la cinta, ésta también tiene sus momentos emotivos.
A pesar de toda la comedia desplegada en la cinta, ésta también tiene sus momentos emotivos.

Habría adorado ver Hotel Transylvania en cine, pero ni la vi en televisión, que en su momento no saqué tiempo. Pero estaba confiado en la calidad de la película, y que no me iba a decepcionar cuando al fin decidiera verla. Y 2015 me agarró sin haberle echado un vistazo todavía, y antes de Hotel Transylvania 2, que después de verla, me hizo sentir obligado a verme su anterior entrega. El ver las películas en desorden más bien me dio una idea clara de lo que comenzó siendo la saga, y como terminó, pero de eso hablaré mañana en la segunda parte de este artículo comparativo.

Yo antes de entrar a ver Hotel Transylvania 2 con mi hermana, y yo cuando salí de ver cada uno de los 90 minutos que duró la cinta.
Yo antes de entrar a ver Hotel Transylvania 2 con mi hermana, y yo cuando salí de ver cada uno de los 90 minutos que duró la cinta.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s