El anime que anotó un tiro largo de tres puntos: Basquash!

Blog #38 (Y con éste restan 327 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. ¿Alguien ya vio el primer episodio del regreso de Héroes? Yo considero que no me pierdo de nada al no verlo, que la serie perdió brillo en la segunda temporada. ¿Y acaso era necesario que la regresaran en pleno auge de series de superhéroes?).

Aunque no lo crean, ellos tres están destinados a ser leyenda, y a salvar al mundo, con baloncesto.
Aunque no lo crean, ellos tres están destinados a ser leyenda, y a salvar al mundo, con baloncesto.

La producción de anime en Japón cada año trae propuestas de las más novedosas, desde continuaciones de series clásicas recordadas por todos (Dragon Ball Super), series de dudosa inspiración (Monster Musume no Iru Nichijou), y series inspiradas en mangas serializados hechos hace décadas (Parasyte). Estas series que acabé de mencionar, son unas de tantas estrenadas cada año que destacan por una u otra razón, calando en el gusto del público, pero poco se habla de las series que no destacan tanto, y de las que uno viene sabiendo de su existencia hasta varios años después. Ese fue mi caso con Basquash!, una serie emitida en 2009 de la que no supe absolutamente nada hasta pasados 6 años desde que fue estrenada.

¿Mencioné que la serie tenía mechas que jugaban baloncesto?
¿Mencioné que la serie tenía mechas que jugaban baloncesto?

La serie fue creada por Thomas Romain, animador francés creador de la serie Code: Lyoko, y que desarrolló su carrera en Japón, y el diseñador visual y de mechas, Shoji Kawamori, quien creo y cocreó conceptos para varias series de Macross y La Visión de Scaflowne. Juntos, con el apoyo de Nike, pensaron una serie con un deporte callejero inusual basado en el baloncesto era el atractivo principal, casi tanto o más que sus protagonistas.

Dan JD es el protagonista, y no le gusta mucho el baloncesto de robots gigantes.
Dan JD es el protagonista, y no le gusta mucho el baloncesto de robots gigantes.

La historia se desarrolla en el planeta Earthdash, donde un joven problemático llamado Dan JD, bajo la identidad del pandillero Dunk Mask – con una máscara que en realidad es su mascota cambiaformas Spanky- , se dedica a robar refacciones de televisores que hace estallar en complicidad con sus amigos. Pero esto no siempre fue así, ya que Dan amaba el baloncesto, hasta que un robot gigante llamado Big Foot dejó lisiada a su hermana menor Coco, que era una futura promesa del baloncesto. Aquí los Big Foots (nombrados así por su particular tamaño y por el cryptid americano), hacen parte de un deporte llamado BFB, o Big Foot Basketball, y Dan los detesta, pero de manera inesperada, una persona muy cercana a él que vuelve a su vida hace que cambie su visión del BFB, o incluso lo altere.

Ella es Miyuki, y es la primera muestra viviente de Fan Service que verán en la serie.
Ella es Miyuki, y es la primera muestra viviente de Fan Service que verán en la serie.

Miyuki, una amiga de la infancia de Dan, al cual quiere mucho, y al que prometió que no buscaría a alguien más aparte de él al considerarlo su verdadero y único amor, regresa a la Tierra, luego de vivir en la Luna – que en la historia los privilegiados viven allá, y es en el satélite donde Dan podría encontrar un médico que cure las piernas de su hermana- y le enseña el ingenio creado por su familia, un modelo de Big Foot muy especial que Dan aprende a manejar al poco tiempo de manipularlo. Por invitación de Miyuki, Dan va a un partido de BFB, y se da cuenta que es un deporte aburrido donde los robots apenas sí se mueven en el espacio reducido en el que los ponen a maniobrar, y que sólo es resaltado en televisión gracias a efectos especiales. Aburrido y decepcionado por ver que el BFB es un deporte soso, con ayuda de Miyuki logra pilotar el Big Foot y meterse en la cancha de juego y demostrarles como se hace, creando un caos que demolerá todo el coliseo gracias, por un error de cálculo de Dan, al que se le interpone uno de los jugadores para evitarle encestar.

Un partido que le costaría a Dan un año de su vida.
Un partido que le costaría a Dan un año de su vida.

Debido a los daños ocasionados, Dan termina en una correccional en la que cumple condena por todo un año también por sus actos de vandalismo como Dunk Mask, y por si no fuera poco, tendría una cuenta millonaria que le valdría el nombre del Rey de las Deudas. Pero cuando sale de prisión, y contento al menos por haber acabado con el deporte de robots que le costó la movilidad de su hermana, se lleva la sorpresa de que su acto en el coliseo hizo que el BFB se masificara, con cientos de Big Foots jugando en las calles de su ciudad.

Así como cuando atacas algo por ser muy popular, y terminas incrementando su popularidad.
Así como cuando atacas algo por ser muy popular, y terminas incrementando su popularidad.

Desde entonces, Dan es apodado “Leyenda”, y gracias a él se iniciará un cambio en el BFB, que gente en la Luna con un misterioso plan secreto que vincula al deporte de robots con una antigua profecía – que menciona que habrá un jugador legendario que salvará a Earthdash- intentará alterar, al considerar a Dan uno de los jugadores legendarios, motivados por un extraño que ha contagiado en el pasado la fiebre del baloncesto en ellos para que desarrollen sus habilidades en ese deporte y hagan su parte, sin saberlo, para salvar al mundo.

Iceman Hotty, apodado el Iceberg del Infierno. Le gusta gritar mucho la palabra “Destroy”.
Iceman Hotty, apodado el Iceberg del Infierno. Le gusta gritar mucho la palabra “Destroy”.

En el camino, Dan formará alianza con Iceman Hotty, responsable de hacer que terminara en la correccional al evitarle encestar, y que planea una venganza contra un antiguo compañero de equipo por traicionarlo, y Sela D. Miranda, una jovencita de misterioso pasado que está obsesionada con recibir los “genes” de un hombre especial, que además es apodada el Huracán Platino por sus habilidades para pilotar su Big Foot.

A Sela literalmente le dan “orgasmos” cuando juega. ¿Qué porqué? Ni idea.
A Sela literalmente le dan “orgasmos” cuando juega. ¿Qué porqué? Ni idea.

Junto con Miyuki y su abuelo, como mecánicos de los Big Foots, y los amigos de la banda de Dan, que dan apoyo logístico, se les unirá Haruka Gracia, una diseñadora de zapatos de la Luna con un raro fetiche hacia los pies, que incluso le permite entender lo que los pies le dicen, y que ostenta un “Busto Lunar”, que por vivir en el satélite natural de Earthdash, que posee poca gravedad, ha hecho que se sobredesarrolle el tamaño de su pecho. Además es quien fabrica los zapatos para los Big Foots, y sirve de enlace con Nike – o Nike-San, como ella le dice-.

Haruka es el Fanservice encarnado en “Basquash!”
Haruka es el Fanservice encarnado en “Basquash!”

Como última adición, viene Flora, una princesa que bajo el alias de Alan Naismith, se une al equipo como suplente, y que posee una habilidad extra sensorial para sentir una especie de voces provenientes del viento, y que sigue al equipo de Dan desde que las estelas que producen los tiros que hacen en medio del nuevo y mejorado BFB – rebautizado Basquash! Por Dan, al ser ya una versión “callejera” del juego- hacen que pueda sentir de manera más intensa esa presencia.

Todo equipo necesita una psíquica, y que además se haga pasar por hombre.
Todo equipo necesita una psíquica, y que además se haga pasar por hombre.

La música en Basquash! Tiene una importancia prominente, al poseer un amplio abanico de canciones, interpretadas en buena parte por el grupo Eclipse, grupo ficticio de idols conformado por Rouge, Citron y Violet, que incluso cantan el tema del primer opening y del segundo ending, y que también conforman un equipo de basquasher – que así se les llama a los pilotos de los Bigfoots-. De las tres ya mencionadas, la que más destaca es Rouge, una chica de pelo rosado que se involucra románticamente con Dan, y que le ayuda a superar el trauma que le causó el accidente que dejó lisiada a su hermana Coco.

Un ending que pueden considerar para ponerlo en su selección de música.

La serie posee 26 episodios, y concluye de manera espectacular, sin dejar lugar a una secuela, aunque se ha prometido un reboot de la serie, del cual, hasta el día de hoy no se ha dicho nada. La serie fue doblada al español en Colombia por Provideo, estudio colombiano, y fue emitida continuamente por Canal Claro. Y aunque el doblaje no es ideal, que incluso doblan los temas de los Openings y Endings restándoles impacto, siempre se puede disfrutar en su idioma original, para los que prefieren escuchar las voces de los “seiyuus”.
Una serie que los enganchará desde el primer episodio, que tiene personajes que aportan a la trama y que crecen en el transcurso de la misma, que además posee la cantidad adecuada de humor acción y drama para no aburrir, y que pueden ver cuando se cansen de ver la serie de anime del momento. Aunque lo único malo que le pongo es que dura muy poco.

Porque el baloncesto nunca fue antes tan divertido (exceptuando a Slam Dunk, claro).
Porque el baloncesto nunca fue antes tan divertido (exceptuando a Slam Dunk, claro).
Anuncios

2 comentarios en “El anime que anotó un tiro largo de tres puntos: Basquash!

  1. Personalmente es uno de mis animes que más me marcaron, lo vi hace mucho tiempo y aún así me emociona el solo hecho de escuchar su nombre. Aunque no comparto su opinión acerca del final, ya que no me agradó mucho, es un anime que recomiendo mucho y sé que no muchas personas la han visto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s