Mi selección de historias para engancharse a Doctor Who: Las 13 que recomiendo ver tanto a propios como a extraños

Blog #26 (Y con éste restan 339 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Dicen que Clara Oswald sale de Doctor Who, pero hasta que no lo vea no lo creeré).

 ¡Y mañana estrenamos nueva temporada! “
¡Y mañana estrenamos nueva temporada! “

The Outer Limits, La Dimensión Desconocida, Perdidos en el Espacio, todas son series antiguas que definieron en la televisión la ciencia ficción. Pero si me preguntan por una serie que de hecho lo sigue haciendo tras más de medio siglo de existencia, esa es Doctor Who, y en cierta manera les estaría mintiendo, que es realmente en su primera etapa –serie clásica, de 1963 a 1989- donde demostraba más autenticidad, con historias que iban desde la aventura en un lugar habitado por personajes literarios y de ficción, o las peripecias ocurridas en un planeta tan al borde del universo que era de antimateria.

Sin necesidad de poner un recuadro entre los Doctores 1ro a 3ro y los Doctores 5ro a 8vo les puedo asegurar que sólo se están enfocando en el 4to Doctor.
Sin necesidad de poner un recuadro entre los Doctores 1ro a 3ro y los Doctores 5ro a 8vo les puedo asegurar que sólo se están enfocando en el 4to Doctor.

Sin duda Doctor Who –o Doctor Misterio, como se conoció en Latinoamérica en los sesentas- era un pilar de la ciencia ficción británica, y hasta del horror, donde el siempre errante señor del tiempo conocido como el Doctor, era llevado a cada extremo del continuum tiempo-espacio para conocer y vivir aventuras, y por supuesto, enfrentar a las fuerzas del mal, que, en una serie donde prácticamente todo podía ocurrir, tomaban cualquier forma imaginable.

Desde mutantes que manejaban un exo- traje metálico, hasta robots de dulce y galleta que eran fanáticos de la tortura. ¡Doctor Who lo tenía todo!
Desde mutantes que manejaban un exo- traje metálico, hasta robots de dulce y galleta que eran fanáticos de la tortura. ¡Doctor Who lo tenía todo!

Tanto ha sido el fanatismo alrededor de la serie, que luego de su cancelación en 1989, que parecía un plan orquestado desde hace tiempo para sacarla del aire- que audiodramas, novelas y cómics le permitieron permanecer viva dentro de la mente colectiva de los fans de la ciencia ficción en Inglaterra. Y como la persistencia da frutos, desde 2005 Doctor Who regresó a la televisión británica de parte del guionista y productor Russell T. Davies, quien también había sido autor de novelas de Doctor Who, y que se sobaba las manos de ansiedad por empezar una nueva etapa de la serie que en su familia se había disfrutado durante varias generaciones.

Repito la afirmación de la imagen de los 8 Doctores en este caso, pero con el Décimo Doctor como destacado en lugar del Cuarto.
Repito la afirmación de la imagen de los 8 Doctores en este caso, pero con el Décimo Doctor como destacado en lugar del Cuarto.

Con mejores efectos que en la primera etapa, y no siempre con buenas historias, como en la primera etapa, la serie moderna de Doctor Who -2005 hasta el presente- se volvió un fenómeno de masas, y como pasa ahora con los superhéroes, cada vez más gente se ponía de pie y admitía orgullosa que era fan de una serie que originalmente se admitía que era solo para enajenados. Eso hay que agradecérselo a David Tennant, un actor británico que halló finalmente el punto álgido de su vocación al ser una de las caras del Doctor, y cargado de los elementos de la era moderna de la serie, como tener una relación más estrecha con sus compañeras, puso a Doctor Who en boca de todos, comenzando la expansión de una serie que se seguía mayoritariamente en países de habla inglesa – Reino Unido, Estados Unidos y Australia- en todo el mundo. Claro, no dejo de lado la labor de Matt Smith y Peter Capaldi, pero si preguntas a un fan de la serie promedio cual es la encarnación favorita del Doctor, responderá sin duda que es la de Tennant, el Décimo. Y esto sin duda representa un problema.

Lo que separa a Tennant de ser un eterno debutante a un reconocido actor de la pantalla chica es la puerta de cierta cabinita azul.
Lo que separa a Tennant de ser un eterno debutante a un reconocido actor de la pantalla chica es la puerta de cierta cabinita azul.

Algo que he sentido con bastante fuerza desde que sigo la serie es cierta discriminación a la hora de sugerir episodios de la serie a alguien que se quiere iniciar con el visionado de la misma. Bien, más de uno me dirá que se iniciaron con la serie moderna – tal cual como hice yo- y que por eso sugieren a los demás que empiecen con esta etapa, desde los episodios de Christopher Eccleston, quien encarnó brevemente al Noveno Doctor, y que sigan con los demás, que como han transcurrido diez años ya, la cantidad de episodios que debe ver el iniciado son una chorrera, que si se sienta a verlos por Netflix en una sentada, podrían debilitarse por la inanición y morir por el dolor de los calambres en las piernas si no toman un receso. Pero como verán, me gusta ver el ancho espectro de esa serie longeva y diversa que es Doctor Who como un todo, y si me preguntan con qué historias deberían iniciar, les voy a sugerir una por época, con lo que se acaba la disculpa de “Ay, es que la serie clásica es difícil de encontrar, y por eso paso de ella”. Y medios para verla hay, es cierto, sin duda.

http://www.enter.co/cultura-digital/entretenimiento/cuatro-episodios-de-doctor-who-para-engancharse-con-la-serie/

Hora de mejorar lo presente (los 4 episodios que el autor sugiere ver al que quiera iniciarse en el visionado de Doctor Who) con mi propia selección de historias.

  1. An Unearthly Child/ Una Chica de Otro Mundo (1963):

Porque la mejor forma de iniciarse en algo es desde el principio, el primer serial en la historia de Doctor Who es perfecta para entender el principio básico de la serie, un hombre que proviene de otro planeta junto con su nieta manipulan una máquina imposible capaz de viajar a otros planetas y otros tiempos, y en compañía de dos incrédulos profesores – en realidad son forzados a viajar con ellos- vivirán una aventura en una época donde los hombres apenas saben hacer fuego y se refugian en cuevas, y donde se verán forzados a sobrevivir para volver a la máquina del enigmático viajero – conocida con el nombre TARDIS- y viajar a una época menos hostil, pero eso será mucho pedir.

El hombre de la capa no tiene cara de muchos amigos, pero cuando lleguen a conocerlo mejor lo creerán casi parte de la familia.

  1. The Tomb of the Cybermen/La Tumba de los Cybermen (1967):

Pasamos de ese Doctor sibilino y casi que reacio al contacto humano y la simpatía que era William Hartnell al cómico y dinámico Doctor que era Patrick Troughton, que acompañado de un chico escocés y miembro de un clan de gaiteros del siglo XVII, y una joven huérfana hija de un inventor del siglo XIX, llegarán gracias a la TARDIS a Telos, el planeta donde se avistó por última vez a los temibles Cybermen, hombres alterados con tecnología que son por sobretodo muy lógicos, y bastante inhumanos. El Doctor y sus amigos evitarán que la expedición humana que encontró la tumba de los Cybermen los despierte, poniendo en peligro sus vidas, pero ni el Doctor podrá evitar que se desate el horror que traen consigo los insensibles hombres robots que buscan asimilar a todo humanoide para convertirlos en uno de los suyos.

Con el Segundo Doctor la diversión está garantizada.

  1. Terror of the Autons / El Terror de los Autons (1971):

Si el Segundo Doctor inspiraba poco o ningún respeto, con Jon Pertwee llevando el papel, se acaba. Alto y con una poderosa presencia en pantalla, su Doctor será un hombre de acción y hasta un diplomático e inventor, que aunque diga que es pacifista, nunca le temblará usar sus artes marciales contra los malvados. Este episodio es perfecto, que bien entregan una renovación del elenco original, presentándote nuevos secundarios – la Joven Jo Grant, que será algo así como la acompañante del Doctor, y el severo pero decidido capitán Mike Yates- y al villano que marcaría la primera mitad de la serie en los setentas, y un igual del Doctor, El Amo, quien se aliaría con la bizarra Conciencia de Nestene para dotar de vida a seres hechos de plástico – los Autons- e invadir la Tierra.

El Tercer Doctor resulta ser una amalgama de los dos anteriores y un aporte propio del actor que lo interpretó.

  1. Genesis of the Daleks/El Génesis de los Daleks (1975):

Tom Baker llegaría a la serie – luego de relevar a Jon Pertwee como el Doctor- para quedarse durante la friolera de siete años, siendo el actor que más tiempo ha permanecido en la serie hasta el momento. De su época hay momentos memorables, como ése donde conocerá de primera mano el origen – redefinido tras su primera aparición- de sus mortales y más antiguos enemigos, los Daleks. Junto a un doctor militar y a una joven reportera viajará al pasado distante de Skaro, en plena guerra civil entre las dos razas humanoides del planeta para presenciar la creación de los xenófobos y malignos Daleks, y su no menos despreciable creador, el demente Davros. Y así, el Doctor tendrá la alternativa de salvar al universo de los Daleks tomando la decisión de erradicarlos antes de que se vuelvan una amenaza. ¿Pero cuál será su decisión final?

El Cuarto Doctor es genial, pero el que muchos digan que es el mejor Doctor de la serie clásica puede llegar a ser hostigante.

  1. The Visitation/ La Visita (1982):

Peter Davison tendrá la difícil tarea de representar al Doctor luego de la partida de Tom Baker de la serie en la que ha estado durante 7 años. Esta primera historia es seleccionada por ocurrir en mitad de la temporada en la que Davison entra, y en la cual está más definida la versión de Davison del Doctor. En ella, el Doctor llega a la Inglaterra del siglo XVII acompañado de un joven genio matemático de otro universo, una azafata australiana y la hija de un cónsul extraterrestre para enfrentar la amenaza de los reptiles Terileptil, que aterrorizan a la población en pleno brote de peste, y que le darán problemas al Doctor, incluso eliminándole su herramienta/gadget favorita, el Destornillador sónico. Aquí pueden decir que lo han visto todo si notan que el Doctor está vestido como jugador de Cricket, pero eso pareció fascinarles a los de producción, que no optaron por fabricarle un traje propio, y no querrán ver como la iniciativa haría daños irreparables después.

Personalmente no le tengo mucho apego a este Doctor, ni aunque tenga buen “swing” al jugar cricket.

  1. Vengeance on Varos/Venganza sobre Varos (1985):

Colin Baker sería la siguiente faceta del Doctor, y aunque sería tibiamente recibido, los ánimos se enfriarían cuando obligarían al actor a vestir un traje de colorines que debía reflejar lo diferente y psicodélico que sería el nuevo Doctor. Junto a una chica americana que lo acompañaría – y le reñiría- en sus aventuras, el Doctor llega al planeta Zeiton-7 , donde se somete a los habitantes a un cruel juego de torturas y ejecuciones donde el público decide por votación televisiva quien vive y quien muere. Considerados infiltrados, el Doctor y su compañera entrarán en el juego, e intentarán desmantelar tan siniestra diversión de dicho planeta. Un Doctor como ninguno, y poco apreciado por muchos, pero que es un eslabón importante de la larga vida del Doctor.

Más allá del traje de colores chillones se haya la encarnación más inteligente -y menos modesta-  del Doctor.

  1. Dragon Fire /Fuego de Dragón (1987):

Sylvester McCoy, un actor con un pasado circense, se encargará de representar al Doctor luego de la partida de Colin Baker, y acompañado de una joven entusiasta y adorable, llegarán a una colonia helada en el lado oscuro de un planeta donde conocerán a una joven terrestre que terminó allí por una explosión química que rebasó el tiempo y el espacio, y participarán de la búsqueda de una gema que un terrible villano busca, y en el camino se toparán con un robot. Habrá despedidas, nuevos amigos, y riesgo y aventura, en una versión espacial de la búsqueda del tesoro. Importante destacar el acento que McCoy le pone a la “R”, y el paraguas que incita al misterio por su forma de interrogación.

Esperen a conocer a esta encarnación para cogerle completo cariño.

  1. Doctor Who la película / The Enemy Within/El Enemigo Interior (1996):

Posterior a la cancelación, Paul McGann participaría en un intento fallido por retornar a Doctor Who a la pantalla de mano de la Fox y Universal. Aquí un Doctor recién regenerado se enfrentará al Amo, quien busca la destrucción definitiva en la víspera de año viejo en 1999 accesando a un artefacto poderoso del Doctor para conseguirlo, mientras nuestro héroe se aclimata al cambio con ayuda y compañía de una Doctora. La película confundiría a muchos con la confesión de que el Doctor era medio humano por parte de madre, la cual hasta el sol de hoy sigue siendo negada, pero encantaría a otros con su porte de poeta byroniano. La única historia en toda la década de los noventas de este Doctor que debido al fracaso del episodio piloto en Estados Unidos sobrevivirá en diversos medios, desde novelas, audiodramas y cómics, que perpetuarán su leyenda.

Y hay quienes todavía esperan que la BBC le dedique una temporada de episodios al menos.

  1. Dalek (2005):

El Doctor regresa a las pantallas luego de casi 9 años de ausencia, con un nuevo rostro y una nueva actitud, por parte del escocés Christopher Eccleston, quien propone a una dependienta sobreviviente de la explosión del centro comercial donde trabajaba que lo acompañe en sus aventuras –como cambian los tiempos-. De viaje en viaje, ambos llegarán al lejano 2012 en un búnker propiedad de un millonario, que entre sus piezas de colección alienígenas guarda al que posiblemente sea el último de los Daleks, sobreviviente de la caótica Guerra del Tiempo en la que los mutantes combaten con la raza del Doctor, logrando su destrucción mutua. El Dalek será liberado por un acto de compasión, y la muerte de muchos de los que se encuentran en el búnker no se hará esperar. Es buen episodio para iniciar la serie, que tiene más que definida la dinámica entre Doctor y acompañante, y se hará familiar a los que sigan este visionado de episodios porque el Doctor vuelve a enfrentar a los Daleks.

Para mí el Noveno Doctor le copiaba cosas al Cuarto, pero como el Doctor con el que me inicié en la serie no le voy a cuestionar tanto.

  1. The Imposible Planet/The Satan Pit -El Planeta Imposible/La Fosa de Satán (2006):

Aunque un tanto escépticos por la partida de Eccleston, el público aceptará paulatinamente a David Tennant, quien en su primera temporada en la serie estará más concreto como Doctor que en las temporadas que le seguirán, dejando de lado en su mayor parte el drama existencial que conlleva el ser el último Señor del Tiempo. Esta historia de dos partes nos llevará a un enigmático planeta que flota al borde de un agujero negro, y donde un equipo explorador humano descubrirá las ruinas de una raza muy antigua que encerró en el planeta una versión bastante elaborada de la encarnación universal del mal. El Doctor y su acompañante, la misma que está desde el principio del relanzamiento de la serie, se verán en problemas al enfrentar a un grupo de aliens sirvientes poseídos por la entidad, y un hombre que la entidad usa como recipiente de su poder y de sus lenguaje para llevar a cabo su liberación luego de estar por incontables eras cautivo. Espero les pique la curiosidad para verlo.

Y el Décimo Doctor impondría una moda que difícilmente cuesta aceptar que sigue hasta el día de hoy, el traje de astronauta naranja.

  1. The Eleventh Hour/La Undécima Hora (2010):

Matt Smith se ganaría el corazón roto de los fans de la serie luego de la partida de Tennant con su repetitiva consideración de que los corbatines son geniales, e impondría una moda en Reino Unido que haría que propios y extraños vistieran la corbatita sin necesidad de ser profesores de ciencia o agentes secretos. Aquí el Doctor acaba de regenerarse, y tras un aparatoso aterrizaje con una muy dañada TARDIS, aterriza en el patio de una niña pequeña a la que le marcaría la vida para siempre luego de prometerle llevarla con él a sus viajes, pero sin querer fallará a su promesa. Varios años después, la niña, ya hecha una mujer, lo acompañará en la persecución del infame Prisionero Cero, que ha escapado de una grieta dimensional abierta en el cuarto de la niña de sus guardianes, unos seres como ojos gigantes en un copo de nieve gigante que amenazan con destruir la Tierra si el Prisionero Cero no se entrega. Una historia que inauguraba de forma espectacular al nuevo e hiperactivo Undécimo Doctor.

A mí hasta la coronilla me tuvo con eso de que todo le parecía cool.

  1. The Day of the Doctor/El Día del Doctor (2013):

El especial de aniversario, que recomiendo que vean, porque seguro que conociendo de lleno cada era de la serie con un serial/episodio a la vez, tienen una idea más redonda de lo que es el panorama de Doctor Who. Por eso, y porque además acá se nos presenta a una nueva encarnación del Doctor, el Doctor de Guerra, representado por Sir John Hurt, que estará ubicado entre el Octavo y Noveno Doctor como una encarnación intermedia – y negada- y que tendrá en sus manos la clave para el final de la Guerra del Tiempo que tanto atormentó al Doctor durante la serie moderna al culparlo de la muerte de su raza. Sólo aparecerán el Décimo y Undécimo Doctor, y se harán guiños a los Doctores anteriores y al que vendrá. Y sé que me juego el cuello sugiriéndoles que vean el especial sin haber visto antes todos los episodios anteriores de la serie moderna, pero les ayudará a comprender el Todo que comprende a la serie.

Un especial emitido simultáneamente en los cinemas de varias partes del mundo, que refleja la acogida extraordinaria que ha tenido la serie en el presente.

  1. Flatline/Línea Plana (2014):

Luego de tres Doctores de la era moderna que ocupaban las ensoñaciones de las jóvenes fanáticas por su porte y atractivo, vendría Peter Capaldi, un fan de años de Doctor Who, y que devolvería a la serie al personaje que aparenta el semblante de alguien de edad madura, pero al que le sobra el entusiasmo y en cierta forma la antipatía. Sin dejar de ser héroe, el nuevo Doctor se ganaría el respeto y admiración de los fans, clásicos y modernos con el paso de su primera temporada en la serie. El Doctor, y su compañera, a la cual no terminan de definir por el aura de misterio alrededor de ella, enfrentan la desquiciante amenaza de unos seres de la Segunda Dimensión que intentan pasar a la Tercera, primero examinando los cuerpos de las personas, y luego usándolos como “trajes de carne” para comenzar la invasión. El Doctor estaría fuera de combate por que los “Sin Hueso”, como los llamará después, absorberán la energía de la TARDIS para dejarlo confinado a ella, y dejando a Clara que se encargue de la situación, con su guía por supuesto, y la ayuda de un joven que cumple servicio social por hacer graffitis.

Personalmente, lo considero el mejor Doctor de la serie moderna.

Largo el post ¿Verdad? Pero cuando hablo de Doctor Who no puedo condicionarme a parar. Les dejo mis trece recomendados, y una vez más, disculparán si agrego el especial al visionado, pero es que es de no perderse. Veánlos, y ya tendrán oportunidad de explorar mejor las historias intermedias entre cada historia que figura en esta lista, que después de todo, es el abrebocas que les formulo para quedarse enganchados a la serie más longeva de la ciencia ficción, según los Guinness Records.

Un magnífico legado que perdurará hasta que inventen las máquinas del tiempo.
Un magnífico legado que perdurará hasta que inventen las máquinas del tiempo.
Anuncios

2 comentarios en “Mi selección de historias para engancharse a Doctor Who: Las 13 que recomiendo ver tanto a propios como a extraños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s