Berserk The Prototype: Cuando Guts parecía avergonzarse de mostrar su ojo tuerto

Blog #18(Y con éste restan 347 blogs para completar el bonito experimento de un blog por día. Y hoy me tomaré un receso de hablar de Amadeus Cho, al que veremos de vuelta por acá en unos días).

Porque todo relato legendario tuvo primero que pasar por el departamento de correcciones.
Porque todo relato legendario tuvo primero que pasar por el departamento de correcciones.

Sí que me quiero poner al día con los artículos que fui dejando en el tintero (y tranquilos que otro Booktuber subirá al paredón pronto por acá), así que les voy a hablar de Berserk, esa serie que se sigue publicando en manga desde 1988 que se desarrolla dentro de un género épico y fantástico en un trasfondo medieval y sin pistas de cuando se va a concluir –y hay quien se queja de que One Piece parece que nunca va a acabarse -, y voy a empezar a hacerlo desde el principio. Bueno, no al principio, sino mucho antes, y apuntando hacia una versión alternativa que hizo el mangaka responsable de esta obra, Kentaro Miura, antes de comenzar en forma con su obra cumbre. Como dije en el título esta historia es sólo un prototipo del Berserk que vendría, con elementos de la serie que se quedarían, como Puck por ejemplo, y otros que se irían. Pero vamos al grano mientras la noche es joven, ¿Les parece?

Un Guts con ballesta al hombro y que sí aparenta ser un joven de menos de veinte son cosas que no quedarían en la versión final de su obra.
Un Guts con ballesta al hombro y que sí aparenta ser un joven de menos de veinte son cosas que no quedarían en la versión final de su obra.

La historia empieza con Guts – quien pronto dejará evidente que lo de la prótesis de metal se había concebido desde un principio- avanzando en un camino cercado con esqueletos empalados en lanzas. Y luego de dar un comentario sarcástico sobre los mismos, llamándolos espantapájaros, le habla a su bolso, el cual parece estremecerse (el hada dentro de él es quien se estremece). Así Guts mira al horizonte, donde se encuentra con una escena que en la obra de Miura es de lo menos grave que te podrías encontrar. Unos bandidos que han asaltado una carreta que pasaba por ahí están a punto de violar a la joven pasajera que se encontraba a bordo.

La chica se llama Fricka, pero de haber leído la historia en su versión original, habría jurado que se llamaba Griffth.
La chica se llama Fricka, pero de haber leído la historia en su versión original, habría jurado que se llamaba Griffth.

Primero vemos unas viñetas donde uno de los bandidos amenaza a Fricka con matarla si intenta algo, y de la forma más repulsiva se le acerca. Pero desafortunadamente para él se encontraba en el camino de una saeta que le atraviesa la cabeza. Y sus amigos se le unirán después, que aunque tuerto, Guts demuestra que percibe bien la profundidad como si tuviera los dos ojos buenos. Un cuarto bandido intentaría acercársele por la espalda, pero gracias al aviso de Fricka, el Espadachín Negro le muestra el filo de la versión pre-Berserk de la espada Mata Dragones, y termina arrepintiéndose de ser bandido e idiota mientras vuela por los aires partido en dos mitades. Y seguro que los que leímos el manga nos sentimos familiarizados con esta secuencia, ya que Miura la rescató para la presentación de Guts al principio de la saga del Espadachín Negro.

“¿Con emboscadas a mí? ¡Bah!”
“¿Con emboscadas a mí? ¡Bah!”

Volviendo a la historia, Guts decide irse al no encontrar comida en el carruaje – cabe aclarar que aquí era más evidente que él solo pensaba en sí mismo más que en los demás- , y valiéndole un rábano lo que pueda pasar con Fricka, pero al verla, se conmueve, y se la lleva a lomo de caballo, sólo si al llevarla a su hogar se le ofrece comida. Aquí es donde nos mostrarán al compañero de Guts durante sus aventuras posteriores al Eclipse al final de  la Edad Dorada, el elfo Puck (yo le digo hada, que eso es lo que parece). Esta versión de Puck no se diferencia para nada del de la versión definitiva, siendo algo así como quien aporta la parte cómica a la historia, incluso alivianando los momentos más brutales de la misma. Y eso puede verse en el momento de comedia en el que Guts y Puck discuten.

Si sólo viste la serie y dejaste de lado el manga, seguro te seguirás preguntando quien es Puck. A mí también me causaba intriga el personaje luego que 12 años después de haber visto la serie descubrí el manga y lo conocí.
Si sólo viste la serie y dejaste de lado el manga, seguro te seguirás preguntando quien es Puck. A mí también me causaba intriga el personaje hasta que leí el manga y lo conocí.

Llegan a la aldea de Fricka, y su familia y los aldeanos no parecen contentos de verla, pues más bien demuestran sorpresa, como si esperaban que no volviera. Eso a Guts puede importarle menos, ya que está ahí por la comida, pero mientras se llena de carne la barriga, el padre de Fricka le habla de Vlad el Empalador. Aquí es evidente como Miura tomó puntual referencia para el villano de la historia del legendario regente de Valaquia, pues al tiempo el padre confirma que Vlad empaló a los prisioneros de guerra durante el conflicto con un reino vecino para demostrar cuán temible era. Pero luego de la guerra siguió haciéndolo, tomando a chicas de su reino para empalarlas. Y que Fricka habría sido la quinta chica en haber recibido tan brutal destino. ¿Y qué opina Guts de esto? Simplemente no le importa.

La actitud “gamberra” de Guts ante el dolor humano fue algo que se fue, quedándose en su lugar una actitud fría con la que demuestra que no se involucra en asuntos ajenos para evitar complicarse la existencia.
La actitud “gamberra” de Guts ante el dolor humano fue algo que se fue, quedándose en su lugar una actitud fría con la que demuestra que no se involucra en asuntos ajenos para evitar complicarse la existencia.

Llegan los otros miembros de la aldea a la casa de la familia de Fricka e intentan convencer a Guts de que les ayude a vencer al Duque Vlad, pero así como le dio igual la historia del papá de la chica, le vale que vengan a pedirle ayuda para eliminar al cruel empalador. Y la verdad ya comienzo a odiar a este tipo.

Aparte que les dice que no, lo remata con una mueca. Pero no desesperen, que ya sabrán acerca del porqué Guts es tan cabrón.
Aparte que les dice que no, lo remata con una mueca. Pero no desesperen, que ya sabrán acerca del porqué Guts es tan cabrón.

Guts no se conmueve, y lanza como argumento que podría ganarse de enemigos a toda la corte si ataca a Vlad. Y rechazando la promesa de un pago por parte de la aldea, e incluso las súplicas de la abuela de la última chica desaparecida, Guts sólo contesta que no está interesado, y decide irse a emprender de nuevo su camino. En el camino Puck le riñe y le dice que él debía comprender los sentimientos de la anciana por la pérdida de su nieta, insinuando que él también sabe lo que es perder a un familiar. Fricka sale tras él y le confiesa que ella les contó a todos que él era un caballero muy fuerte, lo que los motivó a pedirle ayuda. Y luego de un momento de silencio incómodo, la chica, sonrojada hasta el extremo le pide que le deje algo para recordarlo, que después de todo es noble y aprecia que le salvara la vida la primera vez, dejando de lado que podría salvarla todavía de su destino no solo a ella, sino a todas las demás chicas si acepta enfrentar a Vlad. Aquí es cuando queda redefinido otro aspecto del Guts post Edad Dorada, que queda al descubierto su condición de tuerto del ojo derecho.

Poniéndolo así, Guts le pudo responder a Fricka regalándole su cerebro.
Poniéndolo así, Guts le pudo responder a Fricka regalándole su cerebro.

Dejando a Fricka con el parche que lo hacía ver como un Nick Fury de la edad media, Guts retoma su camino, mientras Puck le riñe. Guts no puede más y relata la motivación que lo empuja a seguir adelante, vengarse de unos demonios que mataron a su madre y la cortaron en pedazos para comérsela frente a sus ojos cuando era niño, con lo que sólo vive para hacerlos pagar y no para arriesgar su vida por la de otros. Al cabo de un rato, Guts y Puck se dan cuenta que se vuelven a llevar a Fricka en un carruaje que tiene una marca que recuerda mucho a la Marca de Sacrificio que le sangraba a Guts en la versión definitiva de Berserk cuando percibía a los demonios, y que aquí parece no tenerla a la vista.

La Marca es otro detalle que Kentaro Miura iría replantearía de este “one-shot”.
La Marca es otro detalle que Kentaro Miura se replantearía luego del “one-shot”.

El detalle de la marca llamaría la atención de Guts mientras el carruaje llega al fin a su destino, el castillo del temible Vlad, que aunque se parece más al Kingpin que a los retratos hechos al príncipe de Valaquia, demostraría ser un viejo verde en toda regla al manosear la cara de Fricka y demostrar lo complacido que está de tenerla en su castillo. Pero a alguien se le antojaría que Vlad no gozara de la vista de sus dos ojos, y ese es a nada más ni nada menos que Guts, quien de alguna manera ha logrado entrar al castillo para hacer una buena entrada con su ballesta.

La ballesta con pinta de rifle recortado sería también rediseñada por Miura para hacerla más práctica.
La ballesta con pinta de rifle recortado sería también rediseñada por Miura para hacerla más práctica.

Vlad demuestra su naturaleza sobrenatural al sacarse la saeta del ojo ¡Con todo y ojo! Ante la mirada aterrada de Fricka como quien se saca una astilla de ahí, Guts le arroja otra saeta a la boca. Vlad parece reconocerlo por la fama que lo precede y lo ataca con lanzas -¿Recuerdan que como buen Vlad que es, gusta de empalar a otros?- , que Guts apenas sí evita, viéndose atravesado por una en el abdomen. Como si nada, se saca la lanza y la emprende contra Vlad desenvainando la Mata Dragones mientras lo llama “perro de Vana”, lo que a la larga será una referencia a quien Vlad sirve, el verdadero nombre de Dios, una deidad ominisciente y demoniaca que le concedió poderes para convertirse en un apóstol.

¿Extra rechazado de Monsters Inc.? Pero nótese que Miura tenía pensada una forma distinta de ver a Vlad como un monstruo, más allá de la versión del vampiro que todos conocemos.
¿Extra rechazado de Monsters Inc.? Pero nótese que Miura tenía pensada una forma distinta de ver a Vlad como un monstruo, más allá de la versión del vampiro que todos conocemos.

Otro planteamiento que el autor ya tenía definido en su versión de borrador de Berserk era el que el Dios de este mundo en realidad era una deidad infernal con miles de sirvientes demoniacos a su servicio, y eso es algo que en la obra definitiva tardaría un poco más en aparecer, hasta la víspera de la saga del Guerrero Negro. Volviendo al combate, Vlad levantaría con sus poderes las piedras del suelo para intentar lapidar a Guts, pero él llegaría hacia su enemigo abriéndose camino con el filo de su descomunal espada.

“Que se note que parto piedras como queso”.
“Que se note que parto piedras como queso”.

Guts logra llegar a Vlad, pero el monstruo lo sujeta con una mano, impidiéndole que pruebe su espada con sus carnes, pero aquí llega lo que hace grande a este cazador de demonios, y el momento que hizo que todos los que vimos el final del primer episodio de Berserk sintiéramos elevada nuestra testosterona como si viéramos por primera vez Rambo II: Guts activa el cañón de su prótesis mecánica.

“¡Zaz! ¡En toda la boca!”
“¡Zaz! ¡En toda la boca!”

Y remata con la Mata Dragones.

“¡Y aquí te devuelvo el cambio!”
“¡Y aquí te devuelvo el cambio!”

En sus estertores de muerte, Vlad nota que cuando Guts se liberó de su agarre al dispararle con su cañón se despojó de su coraza, dejando ver que la marca de sacrificio la tenía impresa en el pectoral derecho, que como sabrán, en la versión mejorada, sería rediseñado, y cambiaría de sitio hasta posicionarse en el cuello de Guts.

¡Y en el original Guts daba tanto miedo como el villano!
¡Y en el original Guts daba tanto miedo como el villano!

El castillo se derrumba, pero antes Guts, Puck y Fricka logran escapar. La chica vuelve con sus padres, y el Espadachín Negro se alegra de haber acabado con un apóstol por matar al aristócrata que aterrorizaba a las personas del pueblo, y se aleja, con Puck pensativo al recordar lo aterrador que se veía Guts al final de la batalla, y preguntándole al héroe si tomará un tratamiento para sus heridas. Pero Guts tiene una respuesta muy ingeniosa para él:

¿Y vas a matarlos mientras te comen? ¿Cómo se supone que sea eso?
¿Y vas a matarlos mientras te comen? ¿Cómo se supone que sea eso?

Y eso fue Berserk The Prototype. Hace falta verlo para ver qué tanto modificó Kentaro Miura para trabajar su versión final, Y aunque hace gracia ver a Guts haciendo caras cual niño mimado, era necesario para que el mangaka supiera qué gestos debía dejarle a su protagonista, y cuales descartar, que se suponía debía verse como alguien que ha sufrido pero que esconde ese dolor. Pero ya ven que no había ni beherits, ni Mano de Dios. Y mientras, esperar a que Miura sí termine Berserk, que cada año nos mantiene en pausa con dos o tres capítulos anuales. Aunque de seguro no le hace falta, que su obra cumbre debe darle para vivir bien con tanto merchandising, videojuegos y ovas derivados de su trabajo.

Con todo respeto a los fans de Games of Thrones, pero Berserk es mil veces más épico.
Con todo respeto a los fans de Games of Thrones, pero Berserk es mil veces más épico.
Anuncios

4 comentarios en “Berserk The Prototype: Cuando Guts parecía avergonzarse de mostrar su ojo tuerto

  1. Cuando leí Berserk “The Prototype”, lo sentía tan familiar, pero muy diferente al mismo tiempo, supongo que realizo los cambios porque podría pasar por cualquier otra obra del manga/anime, ya que las razones por las que busca venganza no fueron lo suficientemente trágicas para caracterizarlo, porque después de todo el pasado de Guts es la razón para Berserk y este Guts no parece sufrir lo necesario para Miura xD.
    Genial última frase xD, no vi GoT (no me atrae :v), pero no creo que se pueda negar que tienes razón.

    Le gusta a 1 persona

    1. Por supuesto, que en Berserk sí pasa algo. Aunque eso sí, dependiendo de cuánto le mueva la mano Miura con los capítulos. Para redefinir a Guts en el desarrollo, Miura se tomó casi una decada y diez tomos, y sí que le hizo bien tomarse su tiempo para plantear la historia personal de Guts.

      Me gusta

  2. Humanizar a un personaje de las características de Guts puede llevar de 5 a prácticamente más de una década. Prácticamente, Miura se las ingenió para sentar las bases en el arco de la Edad de Oro, el cual prácticamente viene a ser la piedra angular de toda la premisa.

    Por otro lado, me sorprende que Mira sea uno de los pocos mangakas que recurran a la narrativa que Lope de Vega instauró en “Fuente Ovejuna”, cosa que se ignora o desconoce a la hora de leer Berserk.

    Por otro lado, lo que está haciendo Miura es establecer el universo de Berserk como un universo abierto y libre de puntos muertos, ya que debido a la complejidad de éste, sería contraproducente que la historia tuviese un final cerrado con una plétora de interrogantes arrastrando (tal y como sucedió con Bleach).

    Le gusta a 1 persona

    1. Berserk, pese a su aparente simpleza – Guts es un cazador de demonios errante sediento de venganza- tiene un universo bien estructurado, y Kentaro Miura se tomó su tiempo para construir el pasado de Guts poco después en el segundo arco, lo que le agradecemos. Sí, Berserk es una obra que ha tomado años en realizarse, y esperamos poder ver en forma su resolución. Gracias por pasarse por el blog.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s